Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Foro abierto a simpatizantes y militantes de IU para debatir y opinar sobre la actualidad política y los temas que nos interesan.
Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 10 Sep 2008, 20:17

Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart Santamaría (1962-2008)
Alan Woods
08 de septiembre de 2008

Nos acabamos de enterar de la trágica noticia de la muerte en accidente de tráfico de Celia Hart Santamaría, 45 años de edad, y Abel Hart Santamaría, 48 años, hijos de Armando Hart Dávalos y Haydée Santamaría.

El accidente ocurrió la tarde del domingo 7 de septiembre en el distrito Miramar de La Habana. No conocemos los detalles pero parece que el coche chocó contra un árbol. Puede que las malas condiciones provocadas por el reciente huracán tuviesen algo que ver.

Los cuerpos de Celia y Abel fueron llevados al Funeral Rivero, Calzada y K, desde donde salió un desfile funerario hacia el cementerio Colón, donde fueron enterrados hoy a las 10 de la mañana hora local.

Celia Hart procede de una familia de veteranos revolucionarios cubanos que lucharon contra el dictador Batista junto con Fidel Castro. Celia Hart ha sido una sincera defensora de la herencia política y revolucionaria de León Trotsky. Sus artículos sobre este tema, que se han publicado en la página web marxista española El Militante y también en Marxist.com, provocaron un intenso debate sobre la cuestión de Trotsky tanto en Cuba como internacionalmente.

Celia Hart nació en enero de 1962, justo unos meses después de la crisis de los misiles cubanos. Su madre, Haydée Santamaría ("la persona más extraordinaria que he conocido nunca") fue una revolucionaria desde sus primeros días y participó junto a Fidel Castro en el famoso asalto al cuartel de la Moncada, donde perdió a su hermano y a su novio.

Armando Hart, su padre, comenzó sus actividades políticas por un camino diferente: en los oscuros días de la dictadura de Batista, cuando, como joven abogado, comenzó su agitación política y se convirtió en un dirigente estudiantil en la universidad. Era miembro del Movimiento Nacional Revolucionario dirigido por García Barcena, un profesor universitario que se oponía a Batista y que fue encarcelado justo antes del asalto al cuartel de la Moncada.

Armando Hart y Haydée Santamaría se dedicaron a la causa revolucionaria y lucharon junto con Fidel Castro y el Che Guevara. Cuando Batista finalmente fue derrocado, Armando se convirtió en el primer Ministro de Educación de la Revolución y Haydée Santamaría fue nombrada Presidenta de la Casa de las Américas, en realidad fundada por ella.

Haydée siempre se opuso a la "sovietización", es decir, al intento de imponer en Cuba una rígida burocracia estalinista y, al pensamiento y metodología dogmáticos. En la Casa de las Américas no había espacio para el dogmatismo ni para el presunto realismo socialista. Ella estuvo junto a una verdadera galaxia de talento: Benedetti, Mariano Rodríguez y otros. Trágicamente, se suicidó en 1980. Por su parte, Armando Hart tuvo una brillante carrera intelectual y, en la actualidad, después de más de veinte años de Ministro de Cultura cubano, está a cargo de la Oficina del Programa Martiano.

En las propias palabras de Celia: "Crecí en el ojo del huracán, entre la tremenda pasión de mi madre y la inteligencia y devoción por el estudio de mi padre, los dos firmemente insertados en la vida política de Cuba". En 1980, un mes antes del suicidio de su madre, Celia decidió estudiar física en la Universidad de La Habana. Dos años después fue enviada a terminar sus estudios a la Universidad de Dresden en la República Democrática Alemana.

Celia continuó sus estudios hasta graduarse en 1987, la primera mujer extranjera que se graduó en esta facultad. Después regresó a La Habana donde trabajó hasta hace un año en la universidad, publicando aproximadamente 15 obras especializadas en magnetismo superconductividad. También participó en aproximadamente media docena de congresos en Italia, Brasil y Argentina.

Hablando sobre este período de su vida Celia me dijo:

"En 2004 se suponía que debía terminar mi doctorado en física, pero yo estaba poniendo el toque final a una obra sobre filosofía, como parte de mi doctorado me di cuenta de que mi gran amor por la física no era un fin en sí mismo, sino sólo un medio para un fin".

Y continuaba:

"Durante mi estancia en la República Democrática Alemana, me di cuenta de que había una contradicción entre la inevitabilidad del socialismo para luchar por un mundo mejor y la burocracia, la asfixia de toda iniciativa y la apatía que encontré en ese país, a pesar de las buenas condiciones de vida. Me repelían las excesivas imágenes de Honecker que encontraba en cada ventana".

De esta manera, lenta pero segura, se preparó el terreno para la transición de Celia al trotskismo, que describía con las siguientes palabras:

"En 1985 regresé a Cuba de vacaciones y confesé a mi padre mis sentimientos de absoluta desesperación. En respuesta, mi padre abrió un armario y sacó cuatro libros: los tres volúmenes de la biografía de Trotsky escrita por Isaac Deutscher y La revolución traicionada de Trotsky. Devoré los tres libros, pero hasta unos pocos meses después no tuve oportunidad de leer el resto de las obras de Trotsky".

"Desde ese momento", continúa Celia, "todo comenzó a ocupar su lugar como las piezas de un rompecabezas. Comprendí cómo la revolución rusa, y no sólo la revolución rusa, había sido traicionada y millones de compañeros habían sido engañados".

Sin embargo, ninguna de las obras de Celia fue publicada en Cuba, excepto un prólogo a un libro escrito por su madre titulado: Haydée habla del Moncada. Sus escritos fueron publicados por primera vez en la página web de El Militante y en Marxist.com (ver La bandera sobre Coyoacán) y también en la revista española Marxismo Hoy. Más tarde publicamos un libro con sus escritos en castellano titulado: Apuntes revolucionarios, que fue introducido al público en España y Cuba por la Fundación Federico Engels.

Los compañeros de la CMI fueron los primeros que contactaron con Celia Hart y le dieron la oportunidad de entrar en contacto con el trotskismo internacional. Asistió a nuestro congreso mundial de 2004 y tuvo intensas discusiones con los compañeros. Poco después ella escribía:

"Acabo de regresar después de asistir al congreso internacional de la corriente marxista. Fue para mí una experiencia muy importante. Encontré a algunos compañeros maravillosos de Pakistán, Israel, España, EEUU... Y vi que no estoy sola, que las mismas ideas que yo defiendo están por todo el mundo. Estas son las ideas del futuro. Agradezco a todos los compañeros por el verano más feliz de mi vida."

"Se abre para mí un nuevo y excitante capítulo. Es un sentimiento muy extraño. Hace menos de un año era investigadora en física en la Universidad de La Habana. Ahora no sé cuál es el futuro. Pero he comprendido que la ciencia y el método científico, es el mejor método con el que se puede poner en práctica esta apasionada lucha revolucionaria".

Desde entonces Celia ha estado en contacto regular con la CMI y hablado en nuestras reuniones en distintos países. En febrero de este año habló en la primera presentación en Cuba de La revolución Traicionada de Trotsky, en la Feria del Libro de La Habana y organizada por la Fundación Federico Engels con más de 100 personas en la sala.

Celia Hart siempre fue muy apasionada en sus ideas y en la lucha por el socialismo. Tuvimos muchas discusiones con ella, a veces llegando a un acuerdo, otras veces no, pero en todos nuestros encuentros siempre reinó un sentimiento de camaradería y amistad, siempre hablaba muy cariñosamente sobre El Militante y la CMI.

Más recientemente habló en un acto muy exitoso con 200 personas en Montreal, el 28 de mayo de este año, que organizamos conjuntamente. Al día siguiente hubo una reunión sobre la revolución permanente organizada por la CMI donde ella también habló. Por lo que ese fue su último acto público, aunque habíamos planeado invitarla para que hablara en la presentación de mi nuevo libro Reformismo o Revolución en la Feria del Libro de La Habana en febrero del próximo año.

Desgraciadamente no va a poder ser. Un cruel accidente nos ha arrebatado a una amiga y compañera muy valiosa y querida. Pero su memoria vive en los corazones y en las mentes de todos aquellos que la conocimos. Y sobre todo, las ideas que defendimos juntos viven y serán más fuertes cada día. Este es el mejor monumento conmemorativo que habría deseado Celia Hart.

¡Adiós compañera Celia! ¡Continuaremos la lucha!

¡Hasta la victoria siempre!

Alan Woods, Londres, 8 de septiembre de 2008
Última edición por Patrick Florent el 11 Sep 2008, 04:13, editado 2 veces en total.
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 10 Sep 2008, 20:32

“La defensa de Cuba pasa por la revolución socialista en Latinoamérica y en el mundo"

Entrevista a Celia Hart en El Militante, 17 de septiembre de 2004

Miembro del Partido Comunista de Cuba e hija de dos dirigentes históricos de la Revolución Cubana, Armando Hart y Haydé Santamaría, hemos conversado con Celia sobre la actualidad de la revolución latinoamericana, la situación de Cuba tras el colapso. Celia Hart, comunista cubana, internacionalista y defensora de la revolución bolivariana en Venezuela ha participado en nuestro país en diferentes reuniones organizadas por la Fundación Federico Engels y El Militante. En los últimos meses Celia ha publicado diferentes trabajos en la web de El Militante como “La bandera de Coayacan”, “La revolución cubana y el socialismo en un solo país” o recientemente “El 15 de agosto tomamos el palacio de invierno”, trabajos que han tenido un fuerte impacto internacional.

EM. ¿Qué balance haces de los acontecimientos políticos que han sacudido el continente latinoamericano en los últimos años?

CH. Vivimos una situación revolucionaria a escala internacional, debido a la globalización capitalista y a la actitud del imperialismo. En el continente latinoamericano esta situación revolucionaria recorre todo el territorio, en la Venezuela bolivariana, en Bolivia, Perú...incluso en países como México donde hasta hace poco tiempo parecía que el imperialismo tenía bajo control el país se observa el ascenso revolucionario. Estamos en un momento óptimo para intervenir, organizar y conducir al continente a donde queramos.

EM. Tu implicación con la revolución en Venezuela es muy grande. Has escrito artículos, estas organizando actividades de solidaridad en Cuba, ¿Qué mensaje llevarías como revolucionaria que vive en una Isla donde la revolución triunfó, a los trabajadores a los campesinos, a los oprimidos de Venezuela y a todos aquellos que en el mundo se movilizan en defensa de esta revolución?

CH. Lo primero es volcarse completamente en defensa y por el triunfo del proceso revolucionario en Venezuela. Eso no quiere decir, alguna gente me ha podido malinterpretar, que hay que hacer todo lo que diga el comandante Chavez. Creo que todos los trabajadores de Venezuela tienen un deber que les trasciende como nación y es que por primera vez en mucho tiempo, quizás el antecedente pudiera ser la II República española y la frustrada revolución española, Chavez haya o no leído de marxismo, ha identificado con claridad al imperialismo y a la oligarquía como el enemigo de clase. Esto significa que la única manera de conseguir la liberación de Venezuela como nación de la opresión del imperialismo es de la mano de la revolución social. Aunque Chavez diga que esto no es una revolución socialista, los hechos hay que interpretarlos no por lo que dice la gente sino por lo que son. Allí esta el enemigo de clase, y es inevitable que la revolución social se de vinculada a todas las reivindicaciones del pueblo oprimido. Internacionalmente todos los que nos luchamos por la causa de los trabajadores y creemos que la solución de los problemas de este planeta está en la revolución socialista tenemos que comprometernos con esta revolución hasta los tuetanos.

EM. En uno de tus articulos La revolución cubana y el socialismo en un solo país que ha generado una polémica pública muy positiva, se defiende la revolución cubana desde una perspectiva internacionalista y su continuidad en la revolución latinoamericana y mundial. Además haces un balance muy crítico sobre “el socialismo en un solo país”, cuestionando de manera demoledora esa idea antimarxista de que es posible edificar el socialismo dentro de las fronteras nacionales en un país aislado, algo que ha quedado de manifiesto después del colapso de la URSS. ¿Qué balance haces de este debate y su relación con Cuba?

CH. Para mi siempre ha sido muy importante el pensamiento de Trotsky, igual que Marx, Engels o Lenin. Después de escribir La Bandera de Coayacan defendiendo la necesidad de Trotsky, tenía que dar un paso más en mi propia reflexión. Yo soy marxista y creo en la lucha de clases, soy una amante de mi revolución, creo que Fidel Castro y Che Guevara son unos internacionalistas tremendos muy martianos y este último, José Martí, es un personaje que hay que estudiar mucho más, pues él odiaba las fronteras y el único sentido que le daba a la independencia nacional en el siglo XIX era con el objetivo de que el imperialismo yanki no tomara el control de América Latina y del mundo; él tenía un fuerte instinto internacionalista. Por tanto para mi era esencial tomar las ideas de Trostky y su internacionalismo frente a mi revolución y la defensa de ella. Seguro que hay un enlace, soy física y estoy convencida de que esto es así. Quería además que quedara claro para mis camaradas en Cuba por que estaba tomando a Trotsky en estos momentos: precisamente por la revolución cubana y por que su sentido es la revolución en America Latina y la revolución mundial. Si lees textos de Fidel o del Che te das cuenta de que el único sentido que puede tener la revolución cubana es la revolución en el mundo. La solución a la revolución cubana, a su defensa y su continuidad depende del mundo, de la revolución internacional. Ahí están las lecciones de la historia, por eso creo que Trotsky, que ha sido tan relegado y calumniado algo que nadie me ha explicado, en este momento es aún más necesario. Yo he preguntado en numerosas ocasiones ¿por qué leemos a Gramsci, por que hay que leer a Mariategui, a Rosa Luxemburgo y por que no a Trotsky?. El enlace entre mi revolución y Trotsky es evidente.

EM. Acabas de decir que tenemos que basarnos en los hechos y no sólo en las definiciones. El Che es un símbolo de la revolución cubana pero también de la revolución internacional. Fue además Carlos Marx quien explicó la necesidad de la revolución mundial, del internacionalismo, y quien acuño además el termino de Revolución Permanente en sus escritos sobre la revolución alemana de 1848. Lenin, que no hizo más que aplicar en la práctica el programa marxista, siempre tuvo como su primera prioridad la organización internacional de los trabajadores, la III Internacional y la revolución mundial, a la que consideraba más importante que la propia revolución rusa. En este sentido ¿Enlaza la figura del Che con esto que estamos diciendo?

CH. Absolutamente. Además a medida que transcurre el tiempo las cosas se van haciendo más claras, los hechos se van clarificando. Yo digo que el Che inició la era de la revolución permanente en América Latina pero no solamente eso. Creo que fue el continuador de esas ideas hasta convertirse en el símbolo de la juventud mundial. A mi no me importa, sinceramente, que el Che leyera o no a Trotsky, pero el fue un internacionalista que participó incondicionalmente en la revolución cubana. Era un revolucionario del mundo, librando la batalla allí donde hubiera oprtunidades revolucionarias. Para mi la afirmación del Che de hacer de América muchos Vietnams lo convierten en el mejor discípulo de Trotsky. Él renunció a responsabilidades muy importantes en Cuba con la convicción de que era necesario para el triunfo de la revolución internacional. Le fallaron cosas seguramente, los comunistas de Bolivia le traicionaron, pero el dio el paso, se comprometió, por eso el Che tiene que ser nuestro símbolo.

EM. En estos momentos, todos los trabajadores conscientes, todos los comunistas tenemos la obligación de comprometernos firmemente con la defensa de las conquistas de la revolución cubana y contra el bloqueo criminal de EEUU, que pretende acabar con la economía planificada y la revolución y reestablecer el capitalismo en Cuba. Pero los marxistas entendemos que el futuro de la revolución cubana se resolverá no sólo por las propias fuerzas revolucionarias que hay en Cuba, sino en la arena de la lucha de clases internacional. Sin la extensión y el triunfo de la revolución socialista en América Latina la amenaza de restauración capitalista en Cuba se hará cada día más real. ¿Cuál es tu opinión al respecto?

CH. La revolución cubana se ha convertido sin duda en un símbolo y si yo la defiendo no es por ser cubana o haber nacido en la Isla, sino por las mismas razones por las que también defiendo la revolución de octubre en Rusia. Para mi tienen el mismo valor. Algunos compatriotas pueden pensar ¿Cómo que una martiana puede defender estos planteamientos? Yo les respondo con lo que siempre defendió Martí, la independencia de Cuba era un medio para lograr resolver los problemas del mundo y acabar con la dominación imperialista. Algunos colocan a José Martí en un plano patriotero vulgar.

Mi revolución surgió en la década de los sesenta con un claro compromiso de clase y la única manera de triunfar era como revolución socialista. El propio Castro en una carta que envió a la revolucionaria Celia Sánchez, me llamo así por ella, afirmaba: “cuando esta guerra termine empezara para mi una guerra que no acabará jamás”. Se puede leer entre líneas lo que Fidel quería decir. También es cierto que las revoluciones cuando triunfan tienden a estabilizarse, necesitan asegurar la vida cotidiana de la gente y se consolida un aparato administrativo. Me recuerdo que mi abuela paterna les decía a mis padres al cabo de los tres o cuatro años de la revolución “pero oye Armando ya ganamos, ahora vamos a vivir ¿no?” y mi mama decía ¿cuándo ganamos? Demostrando el instinto revolucionario de no pararse, de no acomodarse.

Lo cierto es que el problema que ha supuesto el desarrollo del estalinismo impregno los procesos revolucionarios en todo el mundo. La victoria de Stalin sobre la internacional sobre las ideas comunistas, fue la traición más grande de la historia contra las ideas revolucionarias. Se trato de arrebatar el internacionalismo a las ideas y el programa del comunismo y ahora estamos vivos para recuperar el auténtico contenido del internacionalismo para los comunistas. Incluso en Cuba teníamos antes de la revolución al viejo Partido Comunista (El Partido Socialista Popular) integrado por buenos militantes pero con un corte político estalinista tremendo. Es una autocrítica que tenemos que hacer los comunistas, pues hemos llevado durante mucho tiempo el peso muerto del estalinismo a nuestras espaldas, o no lo combatimos lo suficiente o no hicimos lo que teníamos que hacer y por tanto ganó.

En esa situación la revolución cubana hizo frente al imperialismo norteamericano y triunfó. Muchos dicen que sin la URSS eso no hubiera sido posible; yo cuando menos no veo nada claro ese razonamiento, no es nada evidente que fuera así. Creo que a Fidel no lo paraba nadie y a lo mejor es posible que todavía estuviéramos luchando. Lo cierto es que en un momento determinado la URSS nos suministró petróleo, armas, un flujo muy importante de recursos materiales que nos permitió hacer obras maravillosas en muchos terrenos, pero ese no fue el único papel que jugo en mi país. Pienso que analizándolo críticamente pudimos haber prescindido de eso. La URSS nos traicionó durante la crisis de los misiles. El pueblo cubano estaba dispuesto a todo en aquel momento, y cuando finalmente se llego al acuerdo entre la URSS y EEUU ningún cubano participó de la celebración. El Estalinismo y la burocracia es un mal que persiste en toda revolución triunfante y la única manera de combatirla es la revolución mundial.

La historia en Cuba no siempre se ha explicado bien. Yo tuve que leer a Trotsky de casualidad y cuando las conocí eran mis ideas. La burocracia en mi país también caló en núcleos del Partido Comunista con sus tendencias conservadoras, buscando la tranquilidad, el “status quo”. Ahora, dado el momento en el que se encuentra la revolución cubana, es más necesario continuar la lucha, y para mi la defensa de Cuba y sus conquistas revolucionarias pasa por la revolución mundial y en primer lugar por el triunfo de la revolución socialista en Latinoamérica.
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Avatar de Usuario
enemicus
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6358
Registrado: 10 Mar 2005, 01:47
Ubicación: Aúpa

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor enemicus » 10 Sep 2008, 22:08

Una pena, descanse en paz :cry:

Saludos.
Tercera Información
¿Dónde milito? ¡¡ En el MFLA ¡¡

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 11 Sep 2008, 04:29

Aunque fui yo el que colgó esta trágica noticia aquí, solo reproduje el artículo de nuestro camarada Alan Woods al respecto, sin hacer ningún comentario propio.
Simplemente estaba yo echando un vistazo a internet, a la página de El Militante, Rebelión y demás, lo normal, cuando me topé con esta noticia inesperada.
Durante unos instantes miré la pantalla del ordenador con incredulidad.
¿Ha muerto Celia Hart? Si Celia apenas tiene unos años más que yo, ¿de qué?
Un maldito accidente de tráfico, que podría estar relacionado con el último huracán.
En el último artículo de Celia en Rebelión, ella hablaba precisamente de cómo en Cuba recibían a los huracanes de forma revolucionaria.
No pensaba entonces que me estaba leyendo el último artículo que llegase a escribir.
Dicho artículo es el que reproduzco a continuación.
Solía no perderme ni un solo artículo de Celia, ni los que se publicaban en El Militante, Marxismo Hoy o Rebelión, página de la cual ella era una colaboradora habitual.
Aunque más de una vez pensé que su lenguaje era más florido y sentimental que marxista, también me sabía a bocanada de aire fresco, en contraste con la forma tan seria e incluso aséptica que solemos usar los marxistas para expresarnos.
Quizás su fe en Fidel era mucho más fuerte que la mía (aunque no en el Che, que era la misma) pero era sin duda alguna una defensora consecuente, genuinamente comunista, de la revolución cubana y de la revolución mundial.
No tuve la suerte (casi tengo ganas de decir el privilegio) de conocerla personalmente, solo de ser uno de sus asiduos lectores, aunque también confiaba en que, tarde o temprano, coincidiríamos en algún sitio.
Ya no podrá ser y este es uno de estos pesares con los que uno carga, sabiendo que ya no tendrá remedio nunca más.
Allí también se quedan este par de besos que pensaba estamparte en cada mejilla.
Hoy, camarada, brindé por ti.
Si los comunistas vamos al paraíso (o al infierno, lo mismo da), seguro que allí nos encontraremos.
Si no, si esta vida terrenal que tenemos es realmente la única, tal y como nosotros creemos, nunca oirás estas últimas palabras que te dedicamos:
¡Por la revolución socialista mundial!
¡Nosotros continuaremos!
¡Hasta la victoria siempre!

PV


Una batalla revolucionaria contra el demonio

Celia Hart
Rebelión, 4 de septiembre 2008

Acostumbrados deberíamos estar… A terminar los calurosos veranos del Caribe con la presencia de enemigos que nos atacan por vía aérea y marítima. Tal parecería que quieren entrenarnos para otras contingencias.

Los huracanes son consustanciales con el Caribe, pero su creciente magnitud y ocurrencia no lo son: son consecuencias de la prepotencia humana contra el equilibrio de la naturaleza.

El lujo desenfrenado de los ricos del mundo; su enfermedad mortal de obtener en los bolsillos algo de lo que sus pobres almas son incapaces de percibir, nos condena a lidiar con estos nuevos enemigos que aparecen por el verano amenazando - para variar - a las frágiles islas del Caribe con todos sus desamparados.

Esto sucedió hace dos días con el huracán Gustav.

Fidel dijo en una de sus últimas reflexiones “menos mal que tenemos una revolución” Y es cierto. En estos instantes ojala que hasta New Orleáns tuviera una revolución, para que no tengan que padecer lo de hace tres años.

Más de 70 muertos en categoría de Tormenta Tropical tuvieron La Española y Jamaica. Ni un muerto en la isla de Cuba, tan sólo porque hasta los ciclones se les combate con una revolución. Y con una revolución masiva y coordinada levantaremos los puentes, las torres y las casas destruidas por la impiedad de los ricos

Antecedentes de la llegada

Con la simpleza de vida que tenemos en Cuba, somos en verdad millonarios en felicidad. Cierto es que nos retorcemos la mente y el poco dinero de “las vacaciones” al pensar que estas pequeñas bestias parlantes que trajimos a este mundo “almorzarán y cenarán en casa”. Esto nos obliga a exprimir el refrigerador y bolsillos e inventar diariamente lo que en Cuba se vuelve hazaña diaria :dar de comer. Pero lo logramos siempre con la alegría de saberlos cerca, envolviendo toda la casa de esa risa contagiosa que tan sólo creo reconocer en los niños de Cuba (chauvinismo aparte), y verles desandar por las calles con un balón de fútbol desinflado mezclándose unos con otros como si hubiesen nacido juntos. Los niños en Cuba, siempre que no se interponga el egoísmo raquítico de algunos padres, carecen de raza, de edad, y nombres. Forman una cofradía comunista y logran divertirse desde el primer rallito de sol hasta entrada la noche, militando con decisión y democracia en sus secretas organizaciones.

En otras partes los niños, si es que andan en las calles, es porque no tienen casa, ni refrigerador, ni padres que se enorgullezcan de sus buenas notas o sufran por las malas en la escuela….total ni escuela tienen.

El resto tampoco es feliz, sometidos a encierros, debido a los posibles secuestros, violaciones, y demás males…Corren la misma suerte de los primeros.

En Cuba los niños no son una estadística más. Son varios millones de dueños que tienen a sus pies a todo el andamiaje institucional y por supuesto, a sus esclavos que son sus padres. Será como dijo José Martí, que son los únicos “que saben querer” y por tanto son los más sensatos de toda la humanidad.

Y en los veranos cubanos todo se llena de niños; yo diría que hasta la exageración, la tele, los teatros… ¡y la mesa! ¡Qué devoran en un segundo aquello que compramos con tanto cuidado!, reconfortándonos, sin embargo al ver su salud y su alegría. Si viviera usted como yo cerca del mar, como viven (por fortuna) gran parte de los cubanos al ser tan delgada y alta nuestra isla…entonces, les verá jugando con las olas, las rocas y la arena y compondría usted sus mayores sufrimientos a fuerza de tanta risa.

Este verano tuvimos también las Olimpiadas con sus más y sus menos…Pero de eso ya habló Fidel, bien clarito como el agua de mi litoral en verano, y yo aprovecho para mandarle un abrazo a nuestro jugador de taekwondo Ángel Valodia Matos, que “sutilmente” le explicó a un árbitro corrupto, que lo único que nos va quedando es la dignidad y ésa no está en juego. No podrá participar en competiciones internacionales, pero será recordado mejor por muchos de nosotros.

Se acababa el verano y todos en función de la escuela…. “Estos zapatos no son más para jugar”, mochila….despertadores y baterías…Todos esos detalles que aunque pequeños e intrascendentes nos hacen recordar que comienza otra etapa en nuestros hijos….y con ella otra etapa de esta revolución.

La anunciación de Gustav

Pero desde hace unos años al final del verano el enemigo nos vuelve a amenazar. Ese enemigo insensible y perverso que pretende acabar con todo: con el verano, con las olas y con los niños. El capitalismo en su peor versión.

Y así pasó con el huracán Gustav. Luego de despedazar a La Española y Jamaica como Tormenta Tropical nos asechó por varios días al sur de las provincias orientales. Por cierto no sé todavía que se propone Dios con Haití: hambre, intervención, incluso de sus países hermanos, y además… ciclones. No sé los humores de Dios, pero deberíamos los hombres, sobre todo los hombres americanos hacer algo al respecto. A veces me horrorizo al pensar que fue Haití el primer país revolucionario del continente y ahora es sólo la peor de sus estadísticas.

Pues Gustav azotó el sur de las provincias orientales de Cuba con furor creciente, internándose en la pequeña isla de Jamaica. Ella trató de combatir con sus elevaciones el furor del sistema meteorológico, pero sola, sin el auxilio coordinado de sus habitantes no es suficiente. Y le propició más de 11 muertos en unas escasas horas, tal cual sucedió en Haití.

Salió como Tormenta Tropical (algo más de 100 km por hora) y fortaleciéndose con el calor de las aguas del Caribe comenzó a organizar su ojo, acechando nuestra silueta con lascivo propósito.

Pero la hermosa caimana verde… verdecita, es mucho más que una pobre isla del Caribe.

Es la más rica y comprometida de las hijas de América.

Aún así Gustav se atrevió a dañar a la irreverente isla de Cuba.

20 de 54 Municipios fueron evacuados en las provincias orientales, fundamentalmente por las lluvias.

La cultura de mi pueblo incluye (lo crea Usted o no, la cultura científica).Las pérdidas económicas por las lluvias, la operación sobre las presas y todo el sistema de prevención se puso en función de este maldito fantasma del verano.

Y el huracán ganando fuerzas se preparaba para atravesar la isla. Eso sí: tuvo serios enemigos…entre ellos la ciencia revolucionaria

La ciencia comprometida y José Rubiera

Una vez Fidel dijo que el Socialismo debería ser “de hombres de ciencia”. Pero temo que eso se mal interpretó en muchas partes. El socialismo será una sociedad de hombres de ciencia, pero de la ciencia comprometida y revolucionaria, y nunca la fatua carrera de papelitos archivados en que se ha convertido la carrera científica en muchas partes. No me detengo en eso ¡por ahora! Pero es una de las mayores aberraciones de la ciencia: la lucha sin cuartel por saber quien publica mejor cualquier estupidez.

El Dr. José Rubiera es para mí el mejor ejemplo público del papel que en la sociedad puede jugar un verdadero científico…y un físico en particular. Asume su papel de comunicador sin dejar de investigar y es de esos que tira toda la carne al asador como dicen los argentinos; corriendo el riesgo de errar.

Cuando los jóvenes me comentan que la física es ininteligible o densa, sólo les digo “¿Entiendes el parte meteorológico? entonces entiendes la física” Pues estos compañeros hacen de esta disciplina un hábito para el venturoso pueblo de Cuba.

En época ciclónica El Dr. Rubiera se convierte en la voz más solicitada del país, y en todas partes se apunta: “lo dice Rubiera” y todos quedamos tranquilos. En medio de la desgracia de estos días muchos nos preguntábamos “¿cuándo es que duerme?” Pues era una aparición a cada instante. Y con voz sosegada nos anunciaba del nacimiento y crecimiento de la bestia, amprándose de una clase magistral de física: Cómo giran los ciclones, y por qué la dependencia de la presión y la velocidad de los vientos y del calor de las aguas. Nadie se da cuenta de que asistimos a clases de Termodinámica o Dinámica de los fluidos en la paz comprometida y modesta de este colega, pero sobre todo: de este camarada.

Otra pregunta, ahora que se pone de moda el asunto de los salarios, o el no salario, el plus valor, las utilidades o como mejor convenga ¿Cuánto recibirá Rubiera? ¿A qué clase social pertenece? Es un intelectual claro está, pero ¿qué relaciones guarda frente a los medios de producción? Si nos atenemos tan sólo al aquello “a cada cual según su trabajo”… ¿Cuánto seríamos capaces los ciudadanos de pagar al brillante especialista por sus comentarios? De seguro fuera multimillonario Pues en esas angustiosas horas nadie quiere escuchar a otro que no sea él. Por eso es comunista. Lo que José Rubiera recibe como pago extra a sus honorarios de seguro modestísimos en relación a su trabajo, no se compra con nada y el Dr. Rubiera lo sabe; lo sabe porque yo se lo vi en sus ojos.

Tuve el honor de conocerle en un aeropuerto del mundo y como haría cualquier cubano me abalancé a saludarlo como si se tratase de un familiar. Por supuesto que él no sabía nada de la persona que le acechaba, pero para mí era un gran conocido. Me asombró su desmedida sencillez, andaba con un portafolio de hule y vestido como cualquier hijo de vecino. Faltó poco para que empezara a gritar en mi mal inglés en Toronto: “éste es Rubiera, el de los ciclones”. Por fortuna en la sala de espera de los aeropuertos no hay mucho que hacer y en esa hora capitalicé su atención con el pretexto de que éramos colegas, pues antes de meteorología estudió física. Allí fue cuando me confesó que su interés por la ciencia es ponerla no sólo al servicio de las personas, sino en el conocimiento de las personas. Qué un mal hábito de los científicos es quedarse dando círculos concéntricos, súper especializados e infranqueables para las personas que no han estudiado ciencias naturales. Y es todo un gran engaño prepotente. La naturaleza no es tan complicada como la queremos hacer pintar. Einstein fue uno de los mayores humanistas del mundo y lograba explicar sus teorías para que la entendieran los niños. José Martí, por su parte dijo que donde encontraba poesía mayor era en los libros de ciencia. Y es esa poesía de la ciencia la que José Rubiera nos hace entender todos los días.

Claro está; el 31 de Agosto del 2008 fue más bien una poesía dramática porque el sufrimiento que padecíamos al saber impactadas la Isla de la Juventud y Pinar del Río por Gustav….fue desgarrador. Frente a ese terror Rubiera también supo hacernos partícipes científicos del acontecimiento.

Y el ojo asesino impactó tierra cubana…pero se encontró a una revolución

Ya se han dado noticias parciales del desastre. Tanto en la Isla de la Juventud como en Pinar del Río, a saber: casi cien mil viviendas desechas, el tendido eléctrico con todo y sus poderosas torres de acero dobladas por la mitad como mantequilla, enormes parcelas de siembras perdidas, el sistema telefónico inhabilitado. El rosario de calamidades es impresionante.

Cuentan que hasta un barco penetró tierra adentro y se instaló en el centro de Nueva Gerona, capital del Municipio especial de la Isla de la Juventud.

Cuando nos llegó la electricidad a los habaneros y pudimos ver las imágenes de los humildes pobladores, no había otro remedio que juntar las manos y lagrimear.

En la tarde y noche con el auxilio de la radio, conocimos en “vivo” lo que sucedía a nuestros compatriotas de occidente. Curiosamente quien nos mantenía en vivo en medio de las ráfagas y la angustia era Radio Rebelde…. En medio de uno de sus pases lanzan al aire la misma frase…allá cuando los ciclones humanos despedazaban la patria y los barbudos y los clandestinos libraban las batallas “Aquí Radio Rebelde en el territorio libre de Cuba” Y repetían la comunicación del Che “Atención, atención Columna Dos, columna Dos…Camilo aquí está el Che” . Se escucha todos los días, pero en momentos como esos escuchar eso de “aquí esté el Che” nos llenaba de esperanzas. Radio Rebelde se comunicaba con las presidentas del Consejo de Defensa Municipal y Provincial en Isla de la Juventud y Pinar del Río las compañeras Olga Lidia Tapia y Ana Isa Delgado. No se me olvidan sus nombres…ni su valor. Ambas primeras secretarias del partido en sus regiones respectivamente. Las compañeras estaban en pie de guerra… ¿Y donde estaban sus hijos? con el padre de seguro Algo sí que ha cambiado acá, la confianza creciente en la mujer sí que es uno de nuestras victorias. Nos damos cuenta de nuestra revolución en instantes decisivos.

Ya dijo José Martí una vez una vez “¡Sí es la verdad! Los choque súbitos revelan las entrañas de las cosas” Y con este golpe súbito de Gustav pudiéramos, ahora que todo ha pasado ver reveladas muchas cosas en Cuba.

Según los reportes Gustav ha sido el fenómeno meteorológico más grave en cincuenta años. En las islas vecinas por donde pasó con menos intensidad, hay cerca de 80 muertos ¿Cómo se explica la vitalidad en Cuba si pasó con categoría mucho más elevada?

Precisamente porque hace cincuenta años que Cuba vive en revolución. Cierto es que perdimos demasiado. Mis compatriotas de Pinar y la Isla se han quedado sin nada…excepto con la vida y la confianza de que no sólo la dirección del país, sino todos nosotros, estaremos a la orden para apoyarlos.

Todo el empeño del país fue para que no hubiera un solo desaparecido o abandonado. Sólo una revolución como la nuestra puede poner todo, absolutamente todo en función de un solo acontecimiento. La televisión, la radio, las panaderías, los hospitales y las escuelas…todo con el único propósito de no perder una sola alma. Había que escuchar por la radio, precisamente cuando el ojo fatal de 60 Km. de Gustav estaba en la Isla de la Juventud, como la compañera secretaria del partido sin voz casi, alentaba a todos sus paisanos a no salir por la aparente calma. El Dr. Rubiera había esclarecido que a ese instante de calma sucedería la parte posterior del susodicho ojo y la violencia de los vientos sería mayor. Los vientos de cerca de 200 Km. por hora con rachas de más de 300 nos aterrorizaban a todos, mas la dirección del país, esta vez encabezada por estas dos mujeres no parecían asustarse.

La resonancia que logra un proceso revolucionario no lo logra sistema alguno….Y bendita entonces además, la centralización. Gracias a ella desde el mismísimo sábado líneas de trabajadores de electricidad salían del oriente del país para auxiliar a las provincias dañadas.

Fueron evacuados casi 450 000 personas en menos de un día, ningún hospital quedó inhabilitado…Es más en medio de la peor de las ráfagas una compañera tuvo a bien traer un hijo al mundo, al que llamó Gustavo….

En menos de dos días ya en Pinar del Río el 40% de la población contaba con electricidad, en virtud de aquella otra revolución energética, que algunos le criticaron a Fidel.

Cuando el domingo salíamos a las calles a ver el panorama de la ciudad, el comentario al unísono era “pobre la gente de Pinar y la Isla; siempre les toca los ciclones.” Era un sentimiento unánime de solidaridad, posible de funcionar tan sólo con socialismo..

Grandes pérdidas tendremos en la economía…por ahí hablan de mil millones de pesos….pero no perdimos ni uno solo de nuestros compatriotas ¡es más el milagro revolucionario hizo que ahora seamos más habitantes gracias a la pinareña que nos trajo al pequeño Gustavo! En Cuba en lugar de perder gente…la incrementamos.

Comparando por sólo una vez…En New Orleáns más de un millón de personas salieron de la ciudad. El recuerdo fatal del Katrina de hace tres años fue demoledor, aun así muchos tienen pánico que en lugar de evacuarlo los expulsen por ser inmigrantes. Allí con toda la riqueza se salvan los que pueden a los demás, como ocurrió con el Katrina, los manda su presidente únicamente rezar.

Es por eso que en estos instantes se valora mucho más la revolución….Tuvimos incluso a ciertos payasos, que ni de eso nos libramos en ciclón con todo el obsceno y ridículo circo mediocre que se formó en virtud de un cantante de rock que querían convertir los gusanejos del patio en presos de conciencia. ¡Válgame Dios! Juntos estaban en un juicio común un rockero que violaba las reglas de convivencia y fue multado por grosero y escandaloso. La prensa acreditada que en lugar de filmar acontecimientos naturales y humanos únicos, se puso hacer crecer la fatuidad casi risible en medio de Gustav. Pero ellos son así y no van a cambiar y que sigan gastando papel y dinero en las tonterías más incomprensibles e inoperantes para dañar a la revolución, que ella sola se encarga de defenderse.

Pensamientos a la orilla del mar

El domingo en la mañana no había fluido eléctrico y como todos mis vecinos me fui a la orilla del mar. Las olas eran enormes, pero sin desbordase y el aire despedía ese olor a algas y salitre que emana de la paz después de la tempestad. Logré encontrar una roca vacía y traté de meditar que era realmente lo que me llenaba de una melancolía indescriptible….

Mi primer pensamiento fue para las islas del Caribe. Estamos condenadas de cierta forma a sufrir el embate de los huracanes tropicales. Digamos que es el precio por vivir en una zona tan linda e iluminada del planeta. Pero no estamos condenadas a sufrir año por año la malicia de estos monstruos fortalecidos por el irracional sistema capitalista. Las emanaciones de contaminantes a la Troposfera provocan el calentamiento casi ilimitado de las aguas. Por eso los ciclones se llenan de esta fortaleza descomunal., por la misma causa que se deshielan los hermosos glaciares y las lindas osas polares no pueden darle de comer a sus crías, por eso se nos enferma la piel, y por eso se destruyen las flores, y todo por producir más zapatos, y autos, y perfumes que tan sólo usaran un 10% de la humanidad. Recientemente, como si fuera un error de cálculo el Banco Mundial “descubrió” que hay de 400 millones de pobres más de los calculados. El mundo se convierte en estadística y la naturaleza no va a perdonarnos.

Al menos para empezar Cuba y las islas del Caribe deberían hacer una demanda millonaria a los centros de poder exigiendo indemnización por estas pérdidas.

Ya levantaremos las casas, las escuelas, las iglesias y las torres de electricidad de nuestros compatriotas, pero ¿en el próximo agosto? Ellos asesinan la naturaleza y nosotros, además de respirar peor y morirnos de hambre, debemos padecer los estragos de su derroche.

El mundo no está funcionando y frente a eso sólo la sociedad socialista tiene alternativas.

Luego mis pensamientos se llenaron de orgullo al formar parte de una revolución que con sus más y con sus muchos menos lograba coordinarse y sincronizar fuerzas y cariño para combatir esos desmanes. Me enorgullecí de saber que existe al Dr. Rubiera y su manera ejemplar de enfocar la física; de las compañeras Olga Lidia y Ana Isa, secretarias del PCC en las provincias que demostraron su capacidad y liderazgo en momentos tan difíciles. Miré después a mi hijo correr feliz con sus amigos esperando el comienzo del curso lectivo y sorteando las rocas de la costa.

………………………………………………………………………………

Pero la melancolía me perseguió. Descubrí entonces al ver las hojas verdes de los cocoteros lanzadas al mar, que definitivamente en esta epopeya me había faltado una voz, una imagen verde y larguísima, una gorra y un andar sigiloso y emprendedor. Es la primera vez que Fidel no está al frente de esta batalla y por más que quiera evitarlo siento esa ausencia con un vacío inexplicablemente profundo y doloroso. Sus reflexiones sobre el huracán saldaron un poco aquella rara tristeza

Pero más la saldó al comprender como un flechazo de luz, que él estaba en la pericia de Rubiera, en el verde olivo de los trajes de las compañeras presidentes del Consejo de Defensa de Pinar del Río y la Isla de la Juventud…y estaba en las inexplicables voces de optimismo de mis compatriotas que habían perdido todo lo material que tenían por las inclemencias del tiempo y el lujo de los ricos y gritaban: “Viva Fidel” en medio de calles destruidas y casas desechas Ellos sabían que lo más importante que tenemos, es esta fuerza de vida y compromiso que nos ayudara Fidel a levantar y que es imposible de vencer ni con prepotencia, ni maldad, ni enemigos…

Y es ésa, a la que nuestros enemigos múltiples, incluyendo los hambrientos ciclones, y bombas nucleares tendrán que aprender a respetar. Y ahí esta entonces la fuerza verde de Fidel.

Revolución o Muerte
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Avatar de Usuario
Chernov
Pureta responsable
Mensajes: 1427
Registrado: 14 Jun 2007, 11:58

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Chernov » 11 Sep 2008, 10:30

Noticia anormalmente poco publicitada en los medios alternativos, yo me enteré de casualidad.
Una pena, :(
"Cuando la verdad sea demasiado débil para defenderse tendrá que pasar al ataque."

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 11 Sep 2008, 17:02

[Video] Celia Hart: Vive en América Latina

El 20 de Agosto del 2007, la comunista cubana Celia Hart participó en un evento oficial en Caracas para conmemorar el aniversario del asesinato de León Trotsky. El mismo día fue entrevistada en el programa de Vladimir Villegas "En Confianza". Ahora ViveTV ha producido un pequeño clip con imagenes de esa entrevista como homenaje a Celia.

http://www.marxist.com/video-celia-hart ... latina.htm
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 28 Feb 2009, 05:41

Chile sin ti, Celia Hart

Ida Garberi
Rebelión

"Quisiera tener un hijo, brillante como un clavel, ligero como los vientos, para llamarlo Manuel, y apellidarlo Rodríguez, el más preciado laurel". Violeta Parra

Este año, la 18° Feria Internacional del Libro de La Habana tiene como país invitado a Chile, un estado hermano latinoamericano que está tratando de recomenzar su camino después de los terribles años de la dictadura de Pinochet. Yo, como italiana, recuerdo el duro destierro de muchos compañeros chilenos que han tenido que abandonar su patria para buscar refugio en mi península, no esta de hoy, pero aquella de los años setenta, (cuando todavía existía y sabía imponerse nuestro glorioso PCI), sin nunca olvidar su tierra de origen, continúan soñando con una patria liberada y luchando en una batalla muy dura. Desafortunatamente la historia no ha sido muy justa con ellos, aquel 11 de septiembre de 1973, cuando Salvador Allende le fue arrebatado a los chilenos, su presidente democráticamente electo, y después tuvieron que padecer las torturas más brutales, la casi total desaparición de una generación entera que tuvo la altanería de no bajar la cabeza al sucio fascismo de "el innominado" (como llamaron Pinochet): pero creo que el hecho más triste ha sido veer morir el dictador sin que alguien lo haya condenado nunca por los 3000 muertos o los muchos millares de desaparecidos torturados, hechos reales de lo cual es acusado.

Esta impunidad vergonzosa me hace hervir la sangre, como la italiana atípica que soy, que no acepta que su patria, esta de hoy, con Berlusconi al mando, sea el refugio para criminales brutales de la Operación Cóndor en América Latina, como, para citar uno solo de ellos, Alfonso Podlech, ex procurador de Pinochet, que no ha recibido todavía un proceso, en Roma. ¿Pero qué podemos esperar, si sólo hace pocos días mi "querido" presidente del consejo, Berlusconi ironizó afirmando "Fueron bonitos días, los hicieron bajar del avión" refiriéndose a los famosos "vuelos de la muerte" forma en que mataron a los desaparecidos argentinos????? Para mí, este año, caminar por las calles de la Fortaleza de la Cabaña y trabajar voluntariamente en el Comité Internacional por la libertad de los Cinco cubanos es algo triste, se abre otra vez la herida que no podrá cerrarse nunca: Celia Hart no está a mi lado para exigir la libertad de Ramón, Antonio, Gerardo, René y Fernando.

Se fue de repente y así de improviso, en el momento cuando era más necesaria, y dejó también inconclusa una visita a Chile, donde había sido invitada por los compañeros del Frente Patriótico Manuel Rodriguez. Celia estaba entusiasmada con este viaje, a menudo hablaba de la situación de Chile y estaba curiosa por conocer de cerca la realidad chilena. En respuesta a la invitación, les escribió a los compañeros chilenos: "Es un honor inmerecido esta invitación. Pero la acepto como el mayor regalo que pueda recibir por el 50° cumpleaños de mi revolución (si es que merezco algún regalo). Visitar Chile ha sido...es uno de mis sueños y si son ustedes los del Frente quien es me invitan, pues mejor".

Su ausencia en la Feria del libro ha sido de veras palpitante, justo el lunes 16 de febrero de 2009, cuando volví a entrar en la sala de presentación Calos J.Finlay, al lado de la sala Fernando Ortiz, (donde el año pasado asistí a la presentación del libro de León Trotsky "La Revolución traicionada", hecha por Celia y Jordi Martorell de la editorial Fundación Federico Engels) para escuchar a Alan Woods que presentó su nuevo libro "Reformismo o Revolución. El marxismo y el socialismo del siglo XXI. Una respuesta a Heinz Dieterich", siempre de la misma editorial. Jordi Martorell inició la presentación dando las gracias a Celia Hart Santamaría por haber logrado llevar la editorial a la Feria del Libro de La Habana hace cinco años, afirmando que "el deseo apasionado de Celia era llevar las ideas de León Trotsky a la Revolución cubana".

Este año Celia no ha podido participar físicamente en el acto, pero estuvo presente en nuestros corazones, mientras los asistentes tristes, de pie y algunos con los ojos húmedos estuvimos en silencio durante un minuto, recordándola. "Pero este homenaje es insignificante", afirmó Jordi, "si luego no continuamos en la lucha por la defensa de la Revolución cubana, por el socialismo mundial y para duplicar el esfuerzo por la liberación de los Cinco cubanos prisioneros políticos del imperio". Posteriormente, Alan Woods empezó la presentación del libro atacando las ideas de Dieterich, que quiere inventar el socialismo de nuevo, con ideas modernas y más "ligeras" que las del marxismo. "Compañeros, no se necesita un pensamiento nuevo, ya en el socialismo científico tenemos todo lo que necesitamos, porque sigue manteniendo su validez y su relevancia".

Cuando Alan Woods terminó, fui a abrazar a los compañeros de la editorial para saber, si aquella tristeza que yo estaba sintiendo los golpeaba a ellos también, casi una sensación de vacío infinito, mientras que en mis orejas todavía repicaba el júbilo de Celia en la presentación del libro de Trotsky por el éxito conseguido el año anterior. También este año la sala estuvo llena de un auditorio muy atento, que con sus interesantes preguntas prolongaron el tiempo destinado para la actividad.

Pero..siempre este vuelo invisible de la mariposa de la cultura cubana hace que mi cerebro no descanse, se interroga e inexplicablemente, hace que, casi al mismo tiempo, Jordi Martorell y yo, decidamos que al sábado siguiente, y siempre en el Feria del Libro, ibamos a dar un homenaje a Celia Hart, en el stand de la Fundación Federico Engels. Y así fué: la plazoleta ante de el stand D-13 de la Fortaleza del Cabaña se llenó de amigos y familiares de Celia, (algunos quedaron fuera por falta de espacio) que vinieron para darle un saludo y recordarla. Entre los presentes estaban Norma y Niurka, primas de Celia y estirpe orgullosa de estos Santamarías heroicos, Graciela Rodríguez Pérez, "Chela", secretaria de Armando Hart, padre de Celia y una segunda madre para ella, Yolanda Portuondo, escritora cubana, autora de una biografía de Haydée Santamaria, Helena Iono, periodista japonés, que trabaja en Brasil, James Crockford, luchador norteamericano del Free the Five que vive en Canadá, Graciela Ramirez Cruz, coordinadora del Comité Internacional por la libertad de los Cinco cubanos, Alejandro Gumà, presidente de la FEU de la facultad de Historia, Sociología y Filosofía y en representación de los familiares de los Cinco cubanos, las hijas de Ramón y René.

Creo que el hecho más bonito fue que la edad media de los participantes fue muy baja, muchos estudiantes y no solo cubanos han querido acompañarnos en este pequeño regalo a Celia, donde, después de las palabras de Jordi Martorell, Ana Muñoz de la fundación leyó el artículo de Celia "Tú sigues siendo mi Comandante en jefe, Fidel", escrito por la Hart al día siguiente a la presentación del libro de Trotsky en la Feria de La Habana del 2008 y el mismo día de la decisión de Fidel Castro de no aceptar la candidatura como presidente del Consejo de Estado y de los Ministros.

Después, yo leí una carta que Luis Giménez y Delvy Betancourt enviaron, de la dirección nacional del partido comunista de los trabajadores de Argentina, donde afirmaron: "Tuvimos el honor y la suerte de ser sus amigos y creemos que cualquier tributo que se le rinda es insuficiente En la mentalidad capitalista todo puede ser comprado, todo puede ser vendido. Los revolucionarios como el Che, como la Hart y como nuestros 30 mil desaparecidos demuestran la falsedad de tal pensamiento burgués. Mientras la injusticia reine, mientras un niño pase hambre, millones se alzarán por dar vuelta el rumbo de la historia.

Proponemos desde aquí, no un minuto de silencio, sino un minuto de aplausos en memoria de Abel, de Celia y de todos los compañeros caídos en la lucha por un mundo mejor". Alan Woods concluyó el acto recordando el trabajo político de Celia e invitando a los presentes a cantar la "Internacional".

Así se acabó el acto dedicado a Celia, al día siguiente se acabó la Feria del Libro en el circuito de La Habana y a nosotros nos queda la tarea de continuar la lucha, de seguir difundiendo la Revolución, porque sabemos que el capitalismo ya perdió y que sólo el socialismo puede salvar al género humano. Quiero terminar con las palabras de Violeta Parra, cantante chilena revolucionaria, que denotan un conjunto de tristeza y optimismo (que tengo en mi alma), pero siempre con una fe infinita en la Revolución cubana: "Gracias a la vida que me ha dado tanto. Me ha dado la risa y me ha dado el llanto. Así yo distingo dicha de quebranto, los dos materiales que forman mi canto, y el canto de ustedes que es el mismo canto y el canto de todos, que es mi propio canto. Gracias a la vida que me ha dado tanto".

*la autora es la responsable de la página en italiano de Prensa Latina
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Ha muerto la revolucionaria cubana Celia Hart

Mensajepor Patrick Florent » 28 Feb 2009, 05:45

Adhesión desde la tierra del Che

Delvy Betancourt y Luis Giménez
27 de febrero de 2009

Queridos amigos de la Fundación Federico Engels de España, que tanto hacen por la difusión de la ideología del proletariado.

Querida Ida Garberi, que tanto haces por la memoria de nuestra Celia.

Queridos hermanos de la Isla de la Libertad

Desde la Buenos Aires plebeya les enviamos una adhesión, humilde y sincera, al homenaje que hoy tributan a esa digna hija de la Revolución Cubana que fue la compañera Celia Hart.

Tuvimos el honor y la suerte de ser sus amigos y creemos que cualquier tributo que se le rinda es insuficiente

En la mentalidad capitalista todo puede ser comprado, todo puede ser vendido. Los revolucionarios como el Che, como la Hart y como nuestros 30 mil desaparecidos demuestran la falsedad de tal pensamiento burgués. Mientras la injusticia reine, mientras un niño pase hambre, millones se alzarán por dar vuelta el rumbo de la historia.

Nuestro deber para con su memoria como revolucionarios, es hacer la revolución y lograr que nuestra América sea una bella y digna federación de repúblicas socialistas, donde los trabajadores seamos los únicos dueños de nuestros destinos-

Proponemos desde aquí, no un minuto de silencio, sino un minuto de aplausos en memoria de Abel, de Celia y de todos los compañeros caídos en la lucha por un mundo mejor-

¡Socialismo o barbarie!

Delvy Betancourt - Luis Giménez

Partido Comunista de los Trabajadores de Argentina-Dirección Nacional
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”


Volver a “Foro General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 12 invitados

cron