Marcelino Camacho

El título lo dice todo.
Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Patrick Florent » 31 Oct 2010, 17:23

Bueno, yo vi el acto en el canal 24h de TVE con lo que no tuve que tragarme los comentarios de CNN+, de hecho en TVE se limitaron a presentar a los que tomaban la palabra y a remarcar después partes de los discursos.

Dicho sea de paso, creo que es una suerte para el sector oficialista de CCOO de haber podido contar con Toxo en la secretaría general del sindicato, para pronunciar el discurso, porque de haber seguido Fidalgo, es probable que los silbidos hubieran sido mucho más...

Es comprensible que a los comunistas, nos repateen imágenes como la visita de Felipe de Borbón y Grecia – o el mismo Zapatero – a la capilla ardiente, pero esto forma parte del “protocolo”, esto es del circo que la clase dominante organizará entorno a la figura del enemigo fallecido. No hay nada nuevo en estos procedimientos, Lenin ya escribía en El Estado y la Revolución:

"Ocurre hoy con la doctrina de Marx lo que ha solido ocurrir en la historia repetidas veces con las doctrinas de los pensadores revolucionarios y de los jefes de las clases oprimidas en su lucha por la liberación. En vida de los grandes revolucionarios, las clases opresoras les someten a constantes persecuciones, acogen sus doctrinas con la rabia más salvaje, con el odio más furioso, con la campaña más desenfrenada de mentiras y calumnias. Después de su muerte, se intenta convertirlos en iconos inofensivos, canonizarlos, por decirlo así, rodear sus nombres de una cierta aureola de gloria para ‘consolar' y engañar a las clases oprimidas, castrando el contenido de su doctrina revolucionaria, mellando su filo revolucionario, envileciéndola". (VI Lenin, El Estado y la Revolución, 1917)

Sin duda, le ha llegado ahora el turno a Marcelino Camacho.

Creo también interesante recuperar aquí una entrevista que el camarada Marcelino le concedió en 2001, con motivo de los 25 años de CCOO, al periódico El Militante.
De esta entrevista, y frente a los no saben hacer otra cosa que descalificar a CCOO (y UGT) en su conjunto por el giro derechista de su dirección, remarcar el pasaje siguiente:

“...hay que recuperar el sindicalismo de masas y de clase que inspiró la creación de CCOO.
No tenemos ni que irnos ni crear otro sindicato: si hemos combinado la lucha legal con la ilegal bajo el franquismo en condiciones realmente difíciles, ahora tenemos que luchar dentro de CCOO para que recupere sus principios y reoriente su acción hacia una huelga general que sirva para combatir los ataques del PP.
El cambio de dirección de CCOO no se puede atribuir a una persona, a Antonio Gutiérrez, o ahora a Fidalgo. Hay que situar los acontecimientos en un contexto de crisis del bloque del Este, de crisis del estalinismo y de la ofensiva ideológica del capital y esto influyó en mucha gente que aunque jugó un papel importante en otro momento, no era gente sólida ideológicamente, vacilaba y al final las presiones ideológicas pudieron más. Los principios políticos son fundamentales, especialmente para mantener la coherencia y la honestidad de los dirigentes obreros y hacer frente a la corrupción que reina en la sociedad capitalista.”
(Marcelino Camacho, julio de 2001)

Reproduzco aquí le entrevista completa:

El Militante.- ¿Cómo se empiezan a organizar las primeras CCOO?

Marcelino Camacho.- La forma de organización de CCOO fue completamente original, partiendo de una visión del sindicalismo revolucionario e inspirándonos en experiencias históricas como la de los consejos obreros.
Como tal, CCOO parte de los acontecimientos de la Camocha en los años 50 en Asturias y después se generaliza y extiende, impulsada por el Partido Comunista al resto del país. En un primer momento las Comisiones Obreras, que surgen del propio movimiento obrero en lucha por demandas puntuales y frente al aparato fascista del sindicato vertical, nacen y mueren con los conflictos. Analizando esta experiencia de lucha obrera contra la dictadura, los militantes del PCE más destacados del ámbito sindical tenemos reuniones en Madrid. Anteriormente el PCE había creado la Oposición Sindical Obrera (OSO) para desarrollar la actividad sindical del partido, pero eso fue una traslación mecánica de otras experiencias que el partido vivió en los años treinta cuando los sindicatos dirigidos por los comunistas son expulsados de la UGT y eso da lugar a la organización de la Confederación General de Trabajadores Unitaria (CGTU).

Nosotros siempre defendimos que la fuerza de la clase obrera asalariada es consecuencia de ser la más numerosa y de su papel en el proceso productivo. Esta fuerza, evidentemente, tiene que transformarse en fuerza organizada si quiere aspirar a cambiar la sociedad y eso también exige presentar alternativas. Los comunistas, en aquel momento como el de los años sesenta defendimos una central sindical única de masas y de clase.
Después de que saliera de los campos de concentración franquistas al final de la guerra y de mi exilio en Argel -también pasé por las cárceles argelinas- me incorporo a las actividades del partido en el interior, organizando el trabajo sindical clandestinamente. En aquella época empiezo a trabajar en la Perkins y trabar los contactos necesarios. La lucha de masas para nosotros, como militantes comunistas en las condiciones de la dictadura franquista, no era posible sin combinar la lucha legal y la ilegal. Los comunistas teníamos claro que teníamos que estar allí donde estaban los trabajadores, nosotros no elegíamos las condiciones del juego, estas las imponía la dictadura de Franco y el sindicato vertical.

Después de esas reflexiones decidimos integrar la OSO en las Comisiones Obreras que surgen de la lucha obrera desde la base del movimiento y participar allí donde las estructuras sindicales nos permiten defender los intereses de los trabajadores.
Muchos cuadros y activistas de comisiones nos convertimos en enlaces y jurados ganando la confianza de los trabajadores.
En Madrid CCOO adquiere fuerza y cohesión a mediados de los años sesenta en el sector del metal. Utilizábamos la escuela de La Paloma para celebrar reuniones y fortalecer nuestra organización. En aquella época incluso realizamos varias concentraciones públicas en demanda de mejoras salariales y laborales que acaban con detenciones y represión. Lo cierto es que en aquellos años conseguimos arrancar aumentos salariales a la patronal pero el gobierno se opuso. Nuestra reacción fue crear la primera comisión provincial de enlaces y jurados del metal que después cambiamos por el nombre de Comisión Obrera Provincial.

A partir de allí extendimos las comisiones a otros sectores y ramas, como la construcción. A partir de 1964 se generaliza la actividad en grandes empresas: CASA, Marconi, Standard, Pegaso.
Incluso el ministro de Trabajo franquista, Solís, nos llegó a recibir para conocer quién dirigía el movimiento y cuáles eran nuestras demandas, aunque su reacción fue de temor por el avance que ya se observaba de CCOO.
El papel de CCOO fue esencial en la conquista de las libertades democráticas y en el auge de las luchas obreras de los años setenta

EM.- Muchas cosas han cambiado desde aquella época. ¿Cuál es tu opinión de la política que defienden los actuales dirigentes de CCOO? ¿En qué ha cambiado el sindicato?


MC.- Al conmemorar el 25 aniversario de CCOO hay que recuperar el sindicalismo de masas y de clase que inspiró la creación de CCOO.
No tenemos ni que irnos ni crear otro sindicato: si hemos combinado la lucha legal con la ilegal bajo el franquismo en condiciones realmente difíciles, ahora tenemos que luchar dentro de CCOO para que recupere sus principios y reoriente su acción hacia una huelga general que sirva para combatir los ataques del PP.
El cambio de dirección de CCOO no se puede atribuir a una persona, a Antonio Gutiérrez, o ahora a Fidalgo. Hay que situar los acontecimientos en un contexto de crisis del bloque del Este, de crisis del estalinismo y de la ofensiva ideológica del capital y esto influyó en mucha gente que aunque jugó un papel importante en otro momento, no era gente sólida ideológicamente, vacilaba y al final las presiones ideológicas pudieron más. Los principios políticos son fundamentales, especialmente para mantener la coherencia y la honestidad de los dirigentes obreros y hacer frente a la corrupción que reina en la sociedad capitalista.

EM.- El pasado 15 de junio los trabajadores gallegos han participado masivamente en la huelga general convocada por UGT, CIG y apoyada por el sector crítico de CCOO ¿Qué te parece la oposición beligerante de Fidalgo y la cúpula de CCOO contra la huelga?


MC.- La actitud de CCOO en Galicia el 15 de junio ha sido un auténtico desastre. No tiene precedente que nuestro sindicato se haya opuesto a una huelga general justa y además fomente la división sindical. Yo participé en la manifestación del pasado 22 de junio en solidaridad con los trabajadores de Síntel y manifesté que solamente por la lucha de los trabajadores de Síntel CCOO tenía que haber convocado una huelga general. Los compañeros de Síntel han realizado una batalla de masas ejemplar, pero no es suficiente con sus fuerzas, el sindicato tenía que haber convocado ya una huelga. Por otra parte el gobierno que tenemos es el representante directo del gran capital, la gran banca y los sectores más reaccionarios del país aunque se intenten camuflar con una apariencia centrista. En nuestro país sufrimos un paro que supera los dos millones, precariedad y según organizaciones nada sospechosas como Cáritas hay ocho millones de personas por debajo del umbral de la pobreza.
Cuando salí de la secretaría general de CCOO y fue elegido presidente del sindicato dejé muy claro que hablaría con entera libertad y defendí los principios que consideraba correctos. Ahora, como ayer, lo digo claramente. No puedo estar de acuerdo con Fidalgo cuando afirma que Aznar no se merece una huelga general. Se han abandonado por parte de la actual dirección del sindicato principios fundamentales y eso está detrás de los últimos acontecimientos.

Si consideramos desde un punto de vista general hemos transitado del dominio del gran capital bajo la forma de una dictadura fascista, al dominio del gran capital bajo apariencias democráticas. Obviamente valoramos las libertades que hemos conseguido pero las consideramos a todas luces insuficientes. Necesitamos otro orden social, ganando en la libertad, la auténtica democracia económica y social, es decir el socialismo. Pero un socialismo basado en la democracia y no en el burocratismo estalinista que supuso la degeneración del sistema en la URSS.
Nos encontramos en una crisis que es, en definitiva, la antesala de un nuevo cambio pero exige de nuestra participación consciente para que el cambio se oriente hacia el socialismo. (Entrevista de El Militante a Marcelino Camacho, julio de 2001)
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Negras tormentas
Pureta responsable
Mensajes: 1307
Registrado: 24 Oct 2005, 15:40

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Negras tormentas » 31 Oct 2010, 18:51

valerij escribió:Yo no estoy triste por su muerte, una muerte digna, después de una vida íntegra, dignísima, espléndida, plena.
Yo estoy triste porque no hay nadie como él hoy en día.
Lástima que su sucesor natural, Agustín Moreno, haya sido aplastado, primero por Antonio Gutiérrez y luego por Fidalgo.

Celebremos haberle tenido entre nosotros, entre la gente de Carabanchel, sin aprovecharse de ningún privilegio, de su sabiduría, de su acción, de su humanidad.
Y esperemos que su recuerdo nos aguijonée y nos haga intentar rememorar su lucha y su vida.


Debería escribirse la historia de la sucesión de Marcelino Camacho (aunque puede que ya esté escrita y yo no lo sepa).
¿Se equivocó en su sucesor? Podría ser porque no tenía demasiado buen ojo para esas cosas. Sin embargo es más probable que Agustín Moreno no quisiera sucederle. De hecho alguien, de quien Marcelino Camacho decía que era para él un hijo más, no ha salido estos días (que yo sepa) en ninguna foto.

Avatar de Usuario
Patrick Florent
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3514
Registrado: 08 Feb 2007, 20:29

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Patrick Florent » 31 Oct 2010, 19:37

Negras tormentas escribió:
valerij escribió:Yo no estoy triste por su muerte, una muerte digna, después de una vida íntegra, dignísima, espléndida, plena.
Yo estoy triste porque no hay nadie como él hoy en día.
Lástima que su sucesor natural, Agustín Moreno, haya sido aplastado, primero por Antonio Gutiérrez y luego por Fidalgo.

Celebremos haberle tenido entre nosotros, entre la gente de Carabanchel, sin aprovecharse de ningún privilegio, de su sabiduría, de su acción, de su humanidad.
Y esperemos que su recuerdo nos aguijonée y nos haga intentar rememorar su lucha y su vida.


Debería escribirse la historia de la sucesión de Marcelino Camacho (aunque puede que ya esté escrita y yo no lo sepa).
¿Se equivocó en su sucesor? Podría ser porque no tenía demasiado buen ojo para esas cosas. Sin embargo es más probable que Agustín Moreno no quisiera sucederle. De hecho alguien, de quien Marcelino Camacho decía que era para él un hijo más, no ha salido estos días (que yo sepa) en ninguna foto.


Pues tú, quizás, podrías dar algunos datos, o al menos tu opinión al respecto...
Yo tengo entendido, pero no se si es cierto, que Agustín Moreno debía de haber sido el succesor, pero rechazó el puesto, con lo que al final recayó en Gutiérrez, con las funestas consecuencias que se conocen.

Creo recordar que el actual diputado del PSOE fue preguntado por los medios, a su salida de la secretaría general de CCOO, sobre las ofertas hechas por el PSOE, y respondió entonces que no, que él no se planteba pasar al ámbito político, ni en el PSOE ni en otra parte, es lo que recuerdo de declaraciones suyas en la radio (como cito de memoria, tampoco garantizo ninguna precisión, fue hace una década) pero como para fiarse uno de este tipo de elementos...

Aunque como dijo el propio Marcelino, tampoco es solo cuestión de personas: "El cambio de dirección de CCOO no se puede atribuir a una persona, a Antonio Gutiérrez, o ahora a Fidalgo. Hay que situar los acontecimientos en un contexto de crisis del bloque del Este, de crisis del estalinismo y de la ofensiva ideológica del capital y esto influyó en mucha gente que aunque jugó un papel importante en otro momento, no era gente sólida ideológicamente, vacilaba y al final las presiones ideológicas pudieron más. Los principios políticos son fundamentales, especialmente para mantener la coherencia y la honestidad de los dirigentes obreros y hacer frente a la corrupción que reina en la sociedad capitalista.

Saludos comunistas
PV
Patrick V. Florent
“Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir.”

Negras tormentas
Pureta responsable
Mensajes: 1307
Registrado: 24 Oct 2005, 15:40

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Negras tormentas » 31 Oct 2010, 19:53

Por supuesto que el cambio no puede atribuirse a una persona. De hecho Antonio Gutiérrez estuvo a disgusto en el período hasta 1994 (pillado por la pinza entre futuros críticos y Nicolás redondo). Creo además que en 1987 ya debía haber diferencias. Sin embargo si Agustín Moreno hubiera sido SG habría sido más difícil el giro a la derecha en 1994: tendrían que haberle echado (aunque todo es posible, sólo hay que ver la defenestración de Fidalgo).

Pero yo no sé exactamente que pasó.

Avatar de Usuario
Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5245
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Ence » 31 Oct 2010, 20:05

Negras tormentas escribió: De hecho alguien, de quien Marcelino Camacho decía que era para él un hijo más, no ha salido estos días (que yo sepa) en ninguna foto.

No sé si lo he entendido bien, ¿te refieres a Agustín Moreno o a otra persona?. En caso de que sea lo segundo, ni se te ocurra dejarnos con la intriga :wink:
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Avatar de Usuario
enemicus
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6358
Registrado: 10 Mar 2005, 01:47
Ubicación: Aúpa

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor enemicus » 31 Oct 2010, 20:28

Marcelino Camacho, la persona

AGUSTÍN MORENO 29/10/2010 PUBLICO

La figura de Marcelino Camacho como líder sindical de CCOO y como dirigente comunista es más conocida y está siendo glosada tras su fallecimiento: es uno de los grandes protagonistas de la Historia de España del último medio siglo, fue una pieza clave en el resurgir del movimiento sindical tras la gran derrota de la Guerra Civil. También es conocida la parte biográfica y la familiar, por ser una persona absolutamente transparente tanto en sus ideas como en su forma de vida.

Querría apuntar algunos rasgos del rico prisma de su personalidad. Personifica la mejor tradición obrera; históricamente fueron los más honestos, austeros, cualificados, sobrios, autodidactas y con mayor conciencia de clase son los que organizan los sindicatos. Marcelino reunía estas cualidades.

De una honestidad a prueba de bombas, vivió casi toda su vida en un pequeño pisito sin ascensor en el barrio obrero de Carabanchel, manteniendo una relación muy cordial con sus vecinos. Él nunca buscó el enriquecimiento o el medro personal. Por eso y por su solidez ideológica fue impermeable a los halagos del poder, esos cantos de sirena que encandilan y echan a perder a más de un dirigente.

Era muy austero, vestía con modestia y son conocidos aquellos jerséis de cuello vuelto y cremallera que Josefina le tejía para la cárcel; comía de forma frugal, nunca fumó y lo más fuerte que bebía era zumo de limón como recuerdo de las enfermedades que pasó en Argelia. Físicamente siempre se cuidó, porque sabía que para hacer la revolución hay que estar en forma y hay que durar, que la cosa iba para largo, andaba y no perdonaba su tabla de gimnasia al amanecer. Desde que tuvo que abandonar la presidencia del sindicato en 1996, se movía por Madrid en el metro y los autobuses o gracias a algunos compañeros que le acercábamos a las reuniones o manifestaciones.

Buen trabajador, aplicaba aquella máxima de "primero cumplir y luego reclamar". Fresador y ayudante de ingeniero, bien valorado por sus compañeros y jefes en la fábrica, estaba orgullo de su competencia profesional. Era una persona inteligente y muy lúcida. Formado por su cuenta y en la cárcel, siempre leyendo, subrayando, páginas, interesado por los temas de la actualidad. Nunca perdió el norte, supo orientarse ante los cambios y siempre tuvo claro que hay que apostar por los trabajadores, por la clase obrera como sujeto histórico del cambio, ya que el mundo no está hecho a la medida de los más débiles.

Su gran fuerza es la de sus ideas y sus convicciones. Maestro de obreros, tenía mucha fuerza cuando explicaba las cosas, y éstos siempre le escuchaban con gran atención sus análisis globales y concretos, de didáctica insistente y apasionada para intentar convencer. Nunca persiguió a ningún discrepante, porque no los consideraba ninguna amenaza y porque siempre estuvo muy sobrado de autoridad moral, tanto ante los amigos como ante los enemigos. De ahí su talento para sumar y no para restar.

Como era una figura tan conocida e identificable por su aspecto y buena mata de pelo blanco muchas personas le saludaban y él se paraba a darles la mano a todos (antes al conserje que al ministro) y a conversar con ellos; era un espectáculo verle, armado de paciencia, intentando convencer a su interlocutor por alejado que estuviera de sus ideas, porque siempre confió en la fuerza del diálogo.

Tuvo una gran capacidad de sacrificio ante los costes de su lucha (la cárcel, el despido, la marginación). Por ello es mítico su coraje y voluntad de hierro para no rendirse ni tirar la toalla nunca y seguir combatiendo el desorden del sistema. En las últimas semanas, desde la cama del hospital, seguía diciendo a sus nietos: "siempre adelante, hay que seguir luchando, si uno se cae hay que levantarse".

Marcelino superó todas las pruebas ante las decisiones difíciles, al defender la independencia de CCOO en momentos claves como la tramitación del Estatuto de los Trabajadores, la tarde-noche del 23 de febrero de 1981 que compartimos en un comité de enlace con la UGT, ante la concertación social y en muchas otras ocasiones.

Tenía un pensamiento avanzado y arriesgó en muchos campos. Recuerdo, por ejemplo, al ver la foto de la primera Ejecutiva Confederal, su apuesta valiente por la juventud y la renovación de la dirección del sindicato. Era increíble que, a finales de los años 70, chavales de veintitantos años compartiéramos responsabilidades y trabajásemos codo con codo con alguien que para nosotros era ya un auténtico mito y que sería nuestro maestro y un padre sindical y político.

Coherente hacia fuera y hacia dentro, fue fiel a su clase y a sí mismo. Exigió la democracia en el país en plena dictadura y defendió la democracia interna en las organizaciones donde ha militado, con posiciones libres aunque se quedase en minoría y ello tuviera consecuencias. De entre la multitud de homenajes y premios que ha recibido, uno de los que más le enorgullecían era el premio a la Coherencia de Guardo. Premio que, como de coherencia se trata, compartía con su querida compañera Josefina Samper.

Pero, sobre todo, Marcelino era bueno. Resaltaba muy especialmente su calidad humana, que se expresa en la bonhomía y en un carácter cariñoso. Sin doblez y sin rencor hacia nadie, ni siquiera hacia los pocos que no le trataron bien. Tenía una grandeza personal que impresionaba y que él tapaba con su sencillez. Era capaz de preocuparse por los demás, por su situación personal, sus sentimientos o problemas. Ese Marcelino que en plena negociación del Acuerdo Nacional de Empleo llamaba a altas horas de la noche para preocuparse por la otitis de mi hija y asesoraba sobre la aplicación de calor seco con una bombilla y un cucurucho o daba consejos a una embarazada sobre las más recientes técnicas del parto sin dolor. Fíjense en las fotos: casi siempre nos sonríe y la mirada franca es una puerta abierta. Amable y afable, no tenía un mal gesto y sí palabras de ánimo, de felicitación y de condolencia en toda suerte de bodas, bautizos y funerales en los que siempre aparecía. Castellano viejo era parco en la expresión de sentimientos, pero en los últimos años era más piel que cabeza y desarrolló una gran capacidad de afectividad.

Hace unos años llevé a Marcelino al instituto a Fuenlabrada y antes les dije a los chicos: buscadle en Internet, en el Larousse y cuando venga aquí, si veis a un abuelo apacible, no hagáis caso de las apariencias. Marcelino Camacho es importante, muy importante, aunque no es rico, vive modestamente y hoy no tiene poder sindical ni político directo. Pero es un personaje histórico y una persona indomable, que no se ha plegado nunca ante nadie. Sólido y próximo, concreto y con la línea del horizonte en su mirada, no les defraudó. Aquellos pocos alumnos saben quien es Marcelino, pero si hoy les preguntamos a muchos otros no sabrían quien era, aunque quizá conozcan al Che Guevara a Mandela y seguro que a las alineaciones de los equipos de fútbol.

En estos momentos tristes hay que preguntarse ¿qué estamos enseñando? ¿qué país es aquel que no reconoce a sus mejores hombres? Marcelino siempre educó en valores y lo hizo con su testimonio. A nosotros nos queda su ejemplo en estos tiempos difíciles, donde además de referentes políticos necesitamos, sobre todo, referentes morales. Quizá por eso hoy (personalidades aparte) quienes han venido a despedirle son trabajadores y trabajadoras, jubilados, parados, también jóvenes, gentes del pueblo llano que quiere darle las gracias.

*Agustín Moreno (Secretario de Acción Sindical de CCOO de 1978 a 1996)
Tercera Información
¿Dónde milito? ¡¡ En el MFLA ¡¡

Negras tormentas
Pureta responsable
Mensajes: 1307
Registrado: 24 Oct 2005, 15:40

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Negras tormentas » 31 Oct 2010, 20:29

Ence escribió:
Negras tormentas escribió: De hecho alguien, de quien Marcelino Camacho decía que era para él un hijo más, no ha salido estos días (que yo sepa) en ninguna foto.

No sé si lo he entendido bien, ¿te refieres a Agustín Moreno o a otra persona?. En caso de que sea lo segundo, ni se te ocurra dejarnos con la intriga :wink:

Me refería a Agustín Moreno

Avatar de Usuario
Boromir
Pureta responsable
Mensajes: 1026
Registrado: 29 Abr 2010, 23:15
Contactar:

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Boromir » 01 Nov 2010, 00:26

Una pena que no le sucediese Agustín Moreno. Habría sido todo muy distinto. Pero bueno, hay tantas cosas que podrían haber sido mejor...

Por cierto Patrick, muy buena la cita de Lenin. Es lo que se hace con todo el mundo que ha sido combativo...

Y la reflexión de Marcelino también muy buena. Si luchamos en el franquismo, ¿por qué no vamos a poder luchar ahora? Está claro que desde 1989 surgió una ola neoliberal que dejó todo bastante descompuesto. Ahora con la crisis nos estamos recuperando. Hay que seguir adelante.

Avatar de Usuario
marxingher-z
Pureta responsable
Mensajes: 1048
Registrado: 16 Jun 2008, 17:28

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor marxingher-z » 01 Nov 2010, 01:56

Yo hace unos meses, había perdido toda gana de luchar y de seguir militando (aunque fuere desde IA o IZAN)...pero ahora con esas ultimas palabras de Josefina EN EL HOMENAJE A SU GRAN Y EJEMPLAR MARIDO (diciendo que uno puede caerse, pero rapidamente hay que levantarse, y seguir hacia adelaaaante...como dijo ayer en el homenaje a su marido Marcelino), y despues de ver tanto vídeo en homenaje a Marcelino, con esa canción de Victor Manuel tan conmovedora y tan razonable, y tan animosa...que me he ánimado tanto por la propia lucha de Marcelino en vida, como por la mia propia, y por la social en general (si, por mi propia vida que no es muy alagueña...para nada, y si muy dificil y contradictoria a más no poder), que aunque (en mi pueblo) desde la extrema-derecha me engañaron muy habilmente, inventandose falsas personalidades a través de la red, para pillarme enla trampa (No he tenido novia en mis 39 años de vida que tengo hasta el momento...ni rollos con chicas en mi juventud, ni nada)...cuento esto, porque es que fue con esta estrategia, con la que me engañaron a través de la red (desde falsas personalidades inventadas,(una supuesta chica que me hacia creér que yo le gustaba) yo creo que desde el PP local, o incluso más a la derecha), juntandose en ello, la falta de experiencia y picardia personal...todo ello a través de mis inicios en un programa de radio para el PCE-C-Villaba, que yo mismo solicité a la emisora, y hoy continua.

Resumo, estos meses de verano pasados y demás (he estado muy vacio de moral y de ganas de luchar), reflexionando, terminé aburrido de política, y he pensado en dejar la política y claramente pasar de todo..pero estos días pasados, habiendo conocido además (hace unos cuantos años ya, mediante un acto con el PCE Villaba donde milité) pude conocer en persona a Marcelino y a Josefina (Ccomida y viaje para llevarles a su casaq incluido)... y habiendo escuchado tanto, esa Bonita canción de Victor Manuel (no me sé el titulo...es la que suena tanto estos días, en los vídeos en memoria a Marcelino Camacho, una que es de Victor Manuel creo), tantas veces, y siendo tal canción tan tocante en lo espiritual, que me da igual lo que pasase en tiempos pasados ¡¡quiero volver a la luchar!! e ir a las reuniones de grupo de base...y aunque poquita cosa pudiese hacer, desde mi dificil lugar personal y laboral, voy a volver con todas mis ganas, para hacer lo que buenamente pueda, por cambiar esta jodida y putisima sociedad...aunque no pueda desde otro lado que desde el partido de IA O IZAN...ya que a nivel de asamblea de IU local, ya no me quieren desde (para ellos) ya que hace un tiempo, metí el cazo, y cometí una antigua traición, que aIU Local les parecío que les hice (realmente lo fue, pero lo fue conmigo engañado en lo personal)...a pesar de que sería un serio varapalo, para el PP de mi pueblo, (El que me recuperasen de nuevo...pues el tiro les habría salido por la culata...si despuees de tanto montaje para desacerse de mi, Iu local de Alpedrete, decidiera recuperarme otra vez para militar de nuevo ahí), pues es lo que persiguió con ello, el sacarme de la asamblea de IU Local (A base de engaños falsos y tocantes en lo psicologico y humano, en lo referente a poder tener amor por una mujer, en alguna ocasión de mi vida...ocasión que resultó ser falsa) de Alpedrete, en aquel tiempo...y yo, muy tonto de mi, creia que estaba haciendo lo que una falsa mujer (en lo identitario) que decia que yo le gustaba que hiciera, y queria que fuese su (su deseado novio) que me fuese de IU, y crease otro partido aparte, porque me decia (Falsamente) que yo valia mucho para ello....e ingenuo de mi, caí en esa trampa...y resultó ser todo mentira, todo fue una falsa identidad por internet (de un facha PPepero local), en la que caí como un verdadero gilipoyas...sabía que yo, no habia tenido novioa en mi, puta vida, y aprovechó lesa consecuencia a mala ostia, para engañarme y engatusarme...y toda mi asamblea de IU cayó el la trampa de lo que superficialmente pareció ser, y no fue.

SEGUIRÉ DESDE IA O IZAN, LUCHANDO POR LO QUE ME SEA POSIBLE, Y HACIENDO LO QUE BUENAMENTE PUEDA.

SALU2...VUELVO A LA LUCHA CAMARADAS!!! :wink
Última edición por marxingher-z el 01 Nov 2010, 03:07, editado 3 veces en total.

Avatar de Usuario
marxingher-z
Pureta responsable
Mensajes: 1048
Registrado: 16 Jun 2008, 17:28

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor marxingher-z » 01 Nov 2010, 02:49

Como decia Baruch Spinoza, no hay ni que reir ni que llorar, sino comprender. :wink:

Avatar de Usuario
reincidente
Pureta responsable
Mensajes: 1162
Registrado: 26 Ene 2008, 18:58
Ubicación: Donde crecen los manzanos

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor reincidente » 01 Nov 2010, 03:10

marxingher-z escribió:Yo hace unos meses, había perdido toda gana de luchar y de seguir militando (aunque fuere desde IA o IZAN)...pero ahora con esas ultimas palabras de Josefina EN EL HOMENAJE A SU GRAN Y EJEMPLAR MARIDO (diciendo que uno puede caerse, pero rapidamente hay que levantarse, y seguir hacia adelaaaante...como dijo ayer en el homenaje a su marido Marcelino), y despues de ver tanto vídeo en homenaje a Marcelino, con esa canción de Victor Manuel tan conmovedora y tan razonable, y tan animosa...que me he ánimado tanto por la propia lucha de Marcelino en vida, como por la mia propia, y por la social en general (si, por mi propia vida que no es muy alagueña...para nada, y si muy dificil y contradictoria a más no poder), que aunque (en mi pueblo) desde la extrema-derecha me engañaron muy habilmente, inventandose falsas personalidades a través de la red, para pillarme enla trampa (No he tenido novia en mis 39 años de vida que tengo hasta el momento...ni rollos con chicas en mi juventud, ni nada)...cuento esto, porque es que fue con esta estrategia, con la que me engañaron a través de la red (desde falsas personalidades inventadas,(una supuesta chica que me hacia creér que yo le gustaba) yo creo que desde el PP local, o incluso más a la derecha), juntandose en ello, la falta de experiencia y picardia personal...todo ello a través de mis inicios en un programa de radio para el PCE-C-Villaba, que yo mismo solicité a la emisora, y hoy continua.

Resumo, estos meses de verano pasados y demás (he estado muy vacio de moral y de ganas de luchar), reflexionando, terminé aburrido de política, y he pensado en dejar la política y claramente pasar de todo..pero estos días pasados, habiendo conocido además (hace unos cuantos años ya, mediante un acto con el PCE Villaba donde milité) pude conocer en persona a Marcelino y a Josefina (Ccomida y viaje para llevarles a su casaq incluido)... y habiendo escuchado tanto, esa Bonita canción de Victor Manuel (no me sé el titulo...es la que suena tanto estos días, en los vídeos en memoria a Marcelino Camacho, una que es de Victor Manuel creo), tantas veces, y siendo tal canción tan tocante en lo espiritual, que me da igual lo que pasase en tiempos pasados ¡¡quiero volver a la luchar!! e ir a las reuniones de grupo de base...y aunque poquita cosa pudiese hacer, desde mi dificil lugar personal y laboral, voy a volver con todas mis ganas, para hacer lo que buenamente pueda, por cambiar esta jodida y putisima sociedad...aunque no pueda desde otro lado que desde el partido de IA O IZAN...ya que a nivel de asamblea de IU local, ya no me quieren desde (para ellos) ya que hace un tiempo, metí el cazo, y cometí una antigua traición, que aIU Local les parecío que les hice (realmente lo fue, pero lo fue conmigo engañado en lo personal)...a pesar de que sería un serio varapalo, para el PP de mi pueblo, (El que me recuperasen de nuevo...pues el tiro les habría salido por la culata...si despuees de tanto montaje para desacerse de mi, Iu local de Alpedrete, decidiera recuperarme otra vez para militar de nuevo ahí), pues es lo que persiguió con ello, el sacarme de la asamblea de IU Local (A base de engaños falsos y tocantes en lo psicologico y humano, en lo referente a poder tener amor por una mujer, en alguna ocasión de mi vida...ocasión que resultó ser falsa) de Alpedrete, en aquel tiempo...y yo, muy tonto de mi, creia que estaba haciendo lo que una falsa mujer (en lo identitario) que decia que yo le gustaba que hiciera, y queria que fuese su (su deseado novio) que me fuese de IU, y crease otro partido aparte, porque me decia (Falsamente) que yo valia mucho para ello....e ingenuo de mi, caí en esa trampa...y resultó ser todo mentira, todo fue una falsa identidad por internet (de un facha PPepero local), en la que caí como un verdadero gilipoyas...sabía que yo, no habia tenido novioa en mi, puta vida, y aprovechó lesa consecuencia a mala ostia, para engañarme y engatusarme...y toda mi asamblea de IU cayó el la trampa de lo que superficialmente pareció ser, y no fue.

SEGUIRÉ DESDE IA O IZAN, LUCHANDO POR LO QUE ME SEA POSIBLE, Y HACIENDO LO QUE BUENAMENTE PUEDA.

SALU2...VUELVO A LA LUCHA CAMARADAS!!! :wink


Sin conocerte de nada y todas estas cosas pero habiendote leido en el foro y eso desde hace un tiempo te recomendaría que solucionaras primero esos temas personales (en especial lo de las mujeres) y luego si eso ya planteaté lo de la política y tal.
Prefiero morir de pies, que vivir de rodillas.

Avatar de Usuario
marxingher-z
Pureta responsable
Mensajes: 1048
Registrado: 16 Jun 2008, 17:28

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor marxingher-z » 01 Nov 2010, 16:16

Te agradezco tu consejo compañero Reincidente, aunque quizás no lo comparta en toda su totalidad...de todas formas en eso que escribí ayer noche, (Aparte de que fue un rarillo y mal escrito desahogo de una emoción interna que sufría, y que quise sacar de la cabeza dejar de sufrirla) lo que quise dar a conocer de mi final en IU, en resumidas cuentas, es que me alguien de derechas de mi localidad, que me conoce y sabe de alguno de mis puntos flacos, utilizó uno de ellos, para dejarme KO técnico-político, y lo consiguió...y yo caí y me dejé engañar a lo tonto y a lo bobo. Pero ten bien en cuenta, que de ese error he aprendido, y que ya no me pillarán más (más me vale) en otra igual.

Al mismo tiempo, decir, que hace unos meses atrás, me pase y me sobré 3 pueblos escribiendo en este foro (No debí hacer algo así) sobre el partido con el que hasta el momento he militado sin carnet, me pilló en momentos de bajón moral, y se me fue la pelota XD...Y si, creo que todo lo que sienta personal y políticamente sobre muchas cosas, he aprendido que lo que debo de hacer es hablarlas personal y/o políticamente, con quien proceda, y en privado, y no escribirlas en ningún lugar público de la red.En eso si que te voy a acojer como bueno tu consejo, para ponerlo en práctica de ahora en adelante.

Me he caido en un agujero algo profundo, pero voy a levantarme y a escalarlo para salir de él, y para seguir adelante en la lucha...como dijó Josefina el Sabado pasado :wink:

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10452
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Ivan el Rojo » 01 Nov 2010, 17:40

Muchos ánimos, compañero Marxingher-z. :amigos:

Y que el espíritu de Don Marcelino sea contigo. (Aunque no creo que le gustara que le trataran de Don)
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Avatar de Usuario
santaella
Venerable anciana recordando viejos tiempos
Mensajes: 2026
Registrado: 13 Feb 2008, 20:45
Ubicación: Caliente Sur

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor santaella » 01 Nov 2010, 17:49

Podéis marchar orgullosos.
Sois la historia, sois la leyenda...

Negras tormentas
Pureta responsable
Mensajes: 1307
Registrado: 24 Oct 2005, 15:40

Re: Muere Marcelino Camacho

Mensajepor Negras tormentas » 01 Nov 2010, 21:08

Interesante pero muy parcial artículo de Manolo Garí.
A mi no me gustan las explicaciones "ad hominem" pero es tan extraña la elipse que utiliza Manolo Garí para obviar el período de las huelgas generales (1985-1988-1992-1994), que la extrañeza invita a buscar explicaciones en la biografía militante del autor.
Para hacerlo hay que recordar dos datos: el primero que en el giro a la derecha de CCOO en el Congreso de 1996, los dirigentes de Izquierda Sindical (en especial Joaquín Nieto y Ramón Górriz ) se posicionaron con Antonio Gutiérrrez, argumentando que la fractura en el sindicato era una pelea interna del PCE (hecho que aunque cierto, era secundario en el poliedro causal de dicha crisis). En ese mismo proceso una parte de lo que había sido la LCR (especialmente Jesus Albarracín y Pedro Montes, pero también buena parte de los militantes de a pie) lo hicieron, junto con Marcelino Camacho en el Sector Crítico, soportando una dureza represiva, desconocida hasta entonces en CCOO, que incluyó la destitución de Marcelino Camacho como presidente del sindicato.
El segundo dato es que siendo Secretario General José María Fidalgo, Joaquín Nieto era Secretario Confederal de Medio Ambiente y Salud Laboral de CCOO, y Manuel Garí el director del Área de Medio Ambiente del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud (ISTAS) fundación de CCOO.



Camacho
Enviado por anticapi el Dom, 31/10/2010 - 17:59 análisis | sindical
Manolo Garí* | Izquierda Anticapitalista


Hoy hemos enterrado al compañero Marcelino Camacho. Su papel en la reorganización –refundación- del movimiento obrero en el Estado español en (y tras) la larga noche franquista fue, como todo el mundo reconoce en los momentos presentes, clave. Como lo fue en la lucha por las libertades. Sus más cercanos compañeros nos han recordado en estas intensas horas de conversaciones su optimismo ante la adversidad, su empeño para que el movimiento avanzara, y también su bonhomía, su preocupación por los problemas de quienes le rodeaban, su sencillez en el trato. Muy probablemente ambas facetas macro y micro forman parte de una misma manera de entender la vida y la militancia. O ambas, militancia y vida, fueron entendidas por Camacho como la misma cosa. La síntesis y resultado configuran un tipo de actividad política y sindical cercana a las gentes, pegada al terreno.


En la memoria colectiva del movimiento obrero, Camacho, simboliza y simbolizará la lucha por la conquista de las libertades sindicales, la mejora de las condiciones laborales y los derechos sociales de la clase obrera española de finales del siglo XX. En el seno de los movimientos sociales puede recordarse que rara vez escatimó su apoyo a sus causas y que acudió a intervenir con la misma puntualidad y pasión en actos con grandes y pequeñas audiencias. En la percepción popular generalizada Camacho fue un sindicalista (y político) honesto que no medró ni se instaló, que mantuvo un modo de vida austero, que mantuvo sus raíces en su fábrica y en su sector, que siempre habló directo y agitó en las calles megáfono en mano. En el recuerdo de muchos de los cuadros de CC OO está presente el valor que Camacho concedía a la acción colectiva y la fuerza de voluntad, dignidad y empeño que animaron su actividad. Este conjunto de cuestiones forman un cuadro radicalmente opuesto a los valores hegemónicos y prácticas actuales.


El escenario compartido


No deja de ser paradójico que, en el momento álgido de la ofensiva conservadora neoliberal contra el sindicalismo y del peor y más frontal ataque gubernamental contra los derechos de las clases trabajadoras habido desde el restablecimiento de las libertades democráticas, el fallecimiento de Marcelino Camacho haya suscitado tan elogiosos comentarios sobre su inestimable labor en defensa de las y los trabajadores en boca de personas como Cospedal, Aguirre o del mismo Zapatero y de varios de los miembros de su gabinete. El hecho tiene varias lecturas posibles. Unas culturales, otras políticas.


En España existe una inveterada costumbre, especialmente grave en el ámbito político, que es la de elogiar sin medida alguna a quienes mueren. En vida han podido ser maltratados, perseguidos, ridiculizados o ninguneados por los mismos hagiógrafos que se aprestan a enterrarlos entre loas. Ello es una manifestación más del fariseísmo social y particularmente del que anida en las relaciones institucionales. Y no constituye, como se afirma habitualmente, una muestra de educación y respeto hacia la persona que murió, sino una manera de olvidar lo que realmente representó. De pronto el rito incapacita la reflexión. La realidad se sustituye por la recreación. La vida que fue, se deshumaniza. El elogio se convierte en conjuro para enterrar también junto al cadáver lo que esa persona significó.


El sistema político español actual nace, se configura y funciona con dos objetivos: la desmemoria sobre el franquismo y la estabilidad del régimen capitalista. Para ello es necesario crear un marco común, un recinto que nadie se atreva a abandonar. Un lugar dónde el conflicto se oculte, enmascare y manipule. Por ello los príncipes van al entierro de los republicanos; fascistas reciclados como Martín Villa elogian el papel en la transición democrática de quienes días antes estaban encarcelados; o Rato y la CEOE rinden homenaje público a quienes como Camacho en su última entrevista, afirman que “la lucha de clases sigue vigente”. 1


Han tenido que acudir al pésame, ello pone de relieve la proyección pública del personaje público pero con su presencia intentan desactivar su carga ética, su impacto político. Han tenido que retomar por unos instantes como valor positivo la defensa de los trabajadores, pero con ello pretenden banalizar las consecuencias ideológicas y políticas. Su presencia no pretendía otra cosa que evitar la apropiación del símbolo por la parte, la clase obrera, y potenciar la apropiación institucional para desactivar la polarización social. El objetivo de sus elogios es diluir la memoria colectiva, mistificarla, reconducirla. Haciendo la ficción de un duelo colectivo, se intentaba generar un sentimiento de fraternidad entre opresores y oprimidos, explotadores y explotados. Pero ello no ocurre por casualidad forma parte del guión del sistema político actual.


Pero junto a lo anterior hay que destacar que allí también estuvieron decenas y decenas de miles de las gentes de abajo. Los que de verdad lo sentían, quienes vivían como propia la pérdida. Gentes que se reconocían en Camacho porque también sienten que “los patronos tienen intereses distintos a los de los trabajadores (…) que han avanzado poco en igualdad (…) que el sistema capitalista explota a los trabajadores.” 2


Comprender esta doble y contradictoria presencia en el mismo espacio significa comprender la naturaleza de las posiciones mantenidas por el sindicalismo dirigido por Marcelino Camacho junto a otros.


Un homenaje diferente


No resulta exagerado afirmar, como lo hace la Declaración de la Comisión Ejecutiva de CC OO de ayer 29 de octubre, que Camacho tuvo “toda una vida dedicada a la causa de los más débiles, a la conquista de una sociedad más justa y solidaria”. Pero lo hizo desde posiciones políticas determinadas. Precisamente por ello, el reconocimiento a su colosal labor también está sujeto al debate sobre las ideas, estrategias y proyectos que inspiraron su quehacer militante.


Su orientación estuvo condicionada por su adscripción al Partido Comunista de España (PCE). Y también sus relaciones con el resto de fuerzas políticas presentes. En concreto, la izquierda alternativa, la izquierda revolucionaria, la izquierda a la izquierda se llamase como se llamase (Frente de Liberación Popular (FLP), Liga Comunista Revolucionaria (LCR) u otras siglas) en cada momento de la historia de la lucha por las libertades y la revolución socialista bajo el franquismo y en la transición tuvo numerosos encuentros y desencuentros con Camacho. En el campo estrictamente sindical ello se plasmó tanto en la implicación activa de la izquierda anticapitalista en la creación de las Comisiones Obreras como en la necesidad de crear espacios de vertebración en su interior en forma de corriente (la unitaria en el momento de la legalización de CC OO, la Izquierda Sindical años más tarde) o la disputa por la hegemonía en diversos organismos de dirección del sindicato.


Reflexionar, dialogar y discrepar sobre las ideas de un luchador es la manera de considerar su valor y reconocer su importancia. Es una manera de extraer lecciones vivas desacralizadas. Es una forma de avanzar en la reflexión en el seno de nuestra maltrecha izquierda. El debate sobre el legado de Camacho forma parte de esa tarea de esclarecimiento. Ello es lo opuesto al panegírico, pero también es algo muy diferente balance político concluyente sobre su quehacer. Hoy, desde la inmediatez y la tristeza por su pérdida, solo se puede seleccionar algunas líneas sobre las que discurrir alrededor de algunas de las coincidencias y contradicciones de las posiciones de Marcelino Camacho, en tanto que dirigente durante años de la mayoría de la dirección de CC OO, respecto a las mantenidas por la izquierda anticapitalista.


El modelo sindical


El germen del modelo de CC OO se gestó en documentos como “Ante el futuro del sindicalismo” de mediados de los sesenta redactado al calor de las luchas en las empresas, de la formación de las primeras comisiones, y de reuniones en parroquias y locales como el Círculo Social Manuel Mateo. Modelo que no solo prendió en las cabezas de los trabajadores sino también entre los estudiantes como se mostró en el acto de CC. Físicas de la UCM en 1967 y en tantos otros. Lo que atraía del modelo eran cinco características: su vocación asamblearia, unitaria, pluralista, autónoma (respecto al Estado, la patronal los partidos políticos) y socio-política.


La dimensión asamblearia llevaba ineludiblemente a una concepción de movimiento representativo de toda la clase obrera, lo que exigía una organización unitaria que abarcara todas las corrientes existentes en el seno, expresión de la pluralidad, por lo que la autonomía sindical respecto a las organizaciones e instituciones políticas era un requisito sine qua non.


La orientación favorable a un movimiento sindical unitario hasta bien entrada la transición, encontró un eco favorable en una parte de la izquierda radical, que formuló la consigna Central Única de Trabajadores a construir a partir de las CC OO. El llamamiento unitario convocó la adhesión de muchos jóvenes trabajadores, incluidos amplios sectores a la izquierda del PCE, como en el caso de las Comisiones Obreras Juveniles de Cataluña.


Además de la rápida reorganización de la UGT, operó en contra del modelo la dificultad de construir una organización duradera en el momento en que las asambleas experimentaban reflujos. Pero los problemas también estaban en el interior de la organización de CC OO que había conseguido un funcionamiento muy democrático y pluralista pero que algunos sectores del PCE solo aceptaban si se aseguraba su hegemonía y por tanto la gestión del conjunto de decisiones relevantes. Si bien Camacho tuvo una postura personal abierta respecto a, por ejemplo, la corriente unitaria o posteriormente la Izquierda Sindical, o aceptó la existencia de direcciones alternativas por su izquierda en Euskadi, no paralizó –y en su mano estaba- operaciones de marginación o disciplinarias contra los sectores de izquierda a manos de militantes del PCE con cargos de responsabilidad en CC OO.


El principal golpe a la autonomía sindical fue precisamente la presentación de Marcelino Camacho a las elecciones constituyentes de 1977 y 1979 en las listas de su partido. La doble condición de portavoz del partido (en tanto que diputado) y de portavoz de CC OO (en tanto que secretario general) no aceptando la propuesta de incompatibilidades que se hacía desde la izquierda revolucionaria mermó la imagen de la autonomía sindical; imagen que solo años después y de forma muy tensa recuperó CC OO.


El impulso en CC OO de un modelo socio-político confederal que rompía la vieja división de tareas socialdemócrata entre el partido y el sindicato, facilitó que las Comisiones se pronunciaran y actuaran en múltiples conflictos distantes de los directamente vinculados a la relación capital/trabajo en la empresa. Asimismo está en el origen de la facilidad relativa (sobre todo si se le compara con el resto de sindicatos en Europa e internacionalmente) con la que CC OO asumió las temáticas de los nuevos movimientos sociales: el pacifismo, el ecologismo y el feminismo. En el caso particular de Marcelino Camacho cabe resaltar su activa participación en las marchas contra las bases norteamericanas, por el No en el referéndum sobre la entrada a la OTAN, y también que realizó varias autoinculpaciones, a partir del caso de Manolo García, en los juicios contra los jóvenes insumisos al servicio militar y que prestó su apoyo y prestigio en el Tribunal Contra la Guerra del Golfo.


Esa politización de la actividad sindical sirvió de imán para amplios sectores de la juventud obrera y estudiantil, pero a su vez el PCE la usó para lograr un eco más amplio de sus más negativas posiciones políticas.


La losa de la transición


Los Pactos de la Moncloa, que implicaban importantes sacrificios para la clase obrera y marcaron el inicio de su desmovilización y desencanto, fueron apoyados por CC OO por imposición externa de Santiago Carrillo desde el PCE. Marcelino Camacho inicialmente se opuso, pero finalmente volcó su autoridad política y moral para que el movimiento obrero los aceptara.


La dirección de CC OO hizo suya una Constitución en 1979 que impedía la realización de las principales reivindicaciones del propio sindicato. Este hecho ha marcado la conciencia y la orientación de miles de sindicalistas que, de forma acrítica, atribuyen al texto virtualidades inexistentes. La siguiente vuelta de tuerca del PCE en materia laboral a raíz de la aprobación del Estatuto de los Trabajadores en las Cortes, provocó la dimisión de Camacho como diputado. Hay procesos que solo tienen una dirección: a peor.


Progresivamente se afianzó una orientación sindical desde los primeros ochenta en la que el clima de pactismo político se tradujo en una táctica de permanente institucionalización del conflicto social, y de primacía del diálogo social como elemento rector de canalización de las reivindicaciones. Ello no ha ahorrado a las organizaciones sindicales la necesidad de convocar las huelgas generales, de las que se han extraído más y mejores resultados que hasta ese momento. Por ello no comparto la idea de algunos compañeros del sindicato que, de forma maniquea, sitúan los “males” del mismo a partir de una elección a la secretaría general, teniendo en cuenta que los procesos se habían iniciado antes y, por cierto, tal como vemos pueden ser reversibles.


Los problemas de fondo vienen de lejos y exceden al estricto campo sindical. Las ideas que han debilitado políticamente a la izquierda se incubaron en los momentos clave de la transición. El resultado de la transición postfranquista, de la política de Reconciliación Nacional y de la gestión de los gobiernos socialistas ha sido la desnaturalización del proceso democrático, la pérdida de iniciativa del movimiento social, la desmovilización de la izquierda, el envalentonamiento de la derecha y, lo que es más grave, la pérdida de identidad, orientación y perspectivas de sus organizaciones.


La realidad es que muchas de las iniciativas (y autolimitaciones) las propuso el PCE (aludiendo a su análisis de la correlación de fuerzas), las gestionó el centrismo postfranquista, las garantizó y dio continuidad y profundidad el PSOE pero finalmente fueron interpretadas por la derecha que ha logrado revertir a su favor los silencios, límites auto impuestos y beneficios de la situación. La izquierda revolucionaria planteó sus temores y propuestas en el seno de CC OO con escasa audiencia.


Actualmente son crecientes las opiniones que ponen en cuestión la bondad del proceso y comienzan a ver las secuelas negativas. Y, sobre todo, comienzan a caer dos mitos: el de la inevitabilidad de los hechos y el de la imposibilidad de haber jugado mejor las bazas para mejorar la correlación de fuerzas. Y un tercero apunta crisis, el de la ejemplaridad del modelo de transición política democrática.


Y final


En la intensa vida militante de un dirigente sindical como Marcelino Camacho hay multitud de motivos para situar su figura en la categoría de los imprescindibles, en palabras de Brecht. El reconocimiento a la trayectoria no evita la necesidad de una opinión sobre las posiciones políticas, sobre las compartidas y las diferentes, sobre todas. A su vez las diferencias políticas no nos pueden ocultar la amplitud del camino recorrido en común. Hasta siempre, Marcelino.

*(miembro de la redacción de Viento Sur y militante de Izquierda Anticapitalista)


Volver a “Historia Política”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado