Sobre la prostitución...

Foro abierto a simpatizantes y militantes de IU para debatir y opinar sobre la actualidad política y los temas que nos interesan.
Avatar de Usuario
Jon Juanma
Adolescente buscando su sitio
Mensajes: 189
Registrado: 08 Oct 2008, 23:41
Contactar:

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor Jon Juanma » 10 Mar 2009, 15:16

Por cierto decir de modo paternalista que la sociedad no está preparada, es como decir que no había que darles el derecho de voto a las mujeres porque no estaban preparadas e iban a votar a la derecha. Es patético. Aquí estamos por ideales y se hace lo justo no porque nos vaya a favorecer o no, sino porque es justo.

Además, la sociedad, mucha gente del pueblo, tiene más sentido común del que intuís.

Legalizando y dando derechos a l@s trabajadores/as del sexo, empoderándolos, sería el mejor remedio para dignificar su profesión y que nadie les hablara faltando el respeto. Eso suele pasar cuando l@s prostitut@s están en régimen de trata de blancas, no por voluntad propia y eso sería más fácil de perseguir con la legalización, mucho más.

Otra cosa, las hetairas en Grecia gozaban de un alto reconocimiento social, que pena que hayamos involucionado tanto en eso, a ver cuando salimos de la larga Edad Media respecto al sexo y lo vemos y vivimos como algo mucho más grande y libre.

Quien no quiera ir o trabajar de prostitut@ que no lo haga, pero que deje a los demás en paz. Menos paternalismo infecto. Hablar con ell@s y no por ell@s y os llevaréis más de una sorpresa.
Imagen

Escribid con vuestro nombre, apellidos y DNI (no se hará público) y ciudad o clectivo a: euorihuela@gmail.com

http://jonjuanma.blogspot.com/

Avatar de Usuario
ReVoluCioN!
Enterrado en el Kremlin
Mensajes: 2516
Registrado: 23 Mar 2005, 03:30

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor ReVoluCioN! » 23 Mar 2009, 00:26

Para enriquecer un poco el debate, os dejo el Blog de una prostituta pro-regulación. Sino me equivoco es la chica a la que suelen acudir la TV cuando hablan de estos temas.
El que es revolucionario puede vivir donde quiera.
Cuando yo caiga, que empuñe otro mi arma y mi coraje y que no se olvide de vengarme también
La esclavitud no fue abolida, sólo se puso en nómina.

justiciasocial
Adolescente buscando su sitio
Mensajes: 122
Registrado: 26 Abr 2008, 14:43

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor justiciasocial » 23 Mar 2009, 13:44

Para seguir enriqueciendo el debate, os pongo un articulo publicado hace un tiempecillo...a ver qué os parece...

¿Quieres saber qué es eso que llaman Tercer Mundo? No esperes a los telemaratones navideños. ¿Sabes que la esclavitud sigue existiendo en el siglo XXI? No hablo de Etiopía. ¿Conoces la barbarie? No hace falta que alquiles Mad Max. Sólo que te des una vuelta por la Casa de Campo de Madrid.
Ver a todas esas chicas semidesnudas, muchas de ellas menores de edad, te hiela la sangre. Y eso a las cinco de la tarde, por la noche el espectáculo es dantesco.

Aunque desde la televisión nos bombardean constantemente con monográficos sobre las prostitutas de lujo, la realidad de la prostitución es bien distinta. La trata de blancas existe. Las mafias controlan el negocio y la gran mayoría de las mujeres prostituídas están en sus manos. Un ejemplo: el 10% de la población femenina de Moldavia está atrapada en las redes de prostitución que operan en la Unión Europea (El País Semanal nº1365).

Sí, también existen mujeres que eligen libremente dedicarse a la prostitución. Pero esta elección no es tan libre como parece. No sólo los grupos mafiosos obligan a prostituirse; las condiciones sociales y vitales también. Cuando una niña de quince años tiene claro que su futuro está en la prostitución, es que algo ha pasado.

En ocasiones, desde los gobiernos se habla del tema y se apuntan soluciones. En el mejor de los casos no es más que propaganda y demagogia barata, pero normalmente supone más dificultades y opresión hacia estas mujeres, en un intento de esconder el problema. Nunca ningún gobierno luchará consecuentemente contra esta lacra social sin afectar las bases del sistema capitalista, ya que este negocio es tan lucrativo como repugnante; luchar contra él supone enfrentarse directamente a bancos, constructoras, inmobiliarias, etc., ya que mueve tal cantidad de millones que son cómplices necesarios para blanquear todo ese dinero.

Diversos colectivos plantean que la solución es la legalización de la prostitución para garantizar derechos laborales y sociales a las prostitutas y, así, sacarlas de la marginalidad. Pero esta solución no es válida. Incluso su planteamiento es deplorable ya que se trata, ni más ni menos, que de legalizar la compra-venta de personas. Las prostitutas seguirían siendo las mismas y sus explotadores los mismos, sólo que pasarán de ser delincuentes a ser respetables hombres de negocios, evitándose así que a algún juez o fiscal le de un repentino ataque de honradez y humanidad y les creen algún problema a estos malnacidos.

El ejemplo de Holanda

Los colectivos que plantean la legalización como solución suelen poner como ejemplo a Holanda, un país supuestamente avanzado en las cuestiones sociales y morales. Pero no todo es tan bonito como lo pintan. La legalización no ha supuesto un control de la prostitución sino su expansión. Desde que se produjo la despenalización de los prostíbulos y el proxenetismo, en el año 2000, el negocio ha crecido un 25%, suponiendo actualmente la “industria del sexo” el 5% de la economía holandesa. Pero eso que llaman “industria del sexo” no es más que el tráfico legal de seres humanos, algo que se ve gráficamente al ver a todas horas del día a mujeres expuestas en los escaparates de los prostíbulos, como si fueran una mercancía más. Por supuesto, la mayoría de estas mujeres son extranjeras. Y en el colmo de esta aberración, los mafiosos —ahora legalizados— se han organizado en la llamada Asociación de Empresarios de los Negocios de Relajación Hombre-Mujer, que se reúne periódicamente con el gobierno para aconsejarle sobre las cuestiones sociales, y cuyo fin declarado es “conseguir que la prostitución y su uso sean más aceptados y abiertamente discutidos’’. Pero ni tan siquiera con esta legalización se ha conseguido erradicar la prostitución ilegal. Según la organización por los derechos de la infancia Child Right, al menos 5.000 niñas de entre 13 y 14 años son prostituídas en Holanda, y esta cifra va en aumento.

Por otra parte, el gobierno holandés solicitó y obtuvo una sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (UE), el 20 de noviembre de 2001, en la que se reconocía que la prostitución era una “actividad económica”. Esta sentencia permite que las mujeres obtengan un permiso de trabajo como ‘’trabajadoras sexuales’’ en la industria del sexo de Holanda, si prueban que se dedican al auto-empleo. Las ONG de los Países Bajos han declarado que los traficantes están sacando provecho de esta ley y la utilizan para introducir mujeres en la industria de la prostitución. Así es como la UE defiende a las mujeres y lucha contra las mafias. Pero el tema legal da mucho más de sí, demostrando para quien están hechas las leyes. Varios municipios holandeses han intentado volver a prohibir la prostitución, pero se han topado con el Ministerio de Justicia, que alega que prohibir la prostitución es contrario al derecho a la libre elección del trabajo que recoge la Constitución Federal para proteger los derechos de los trabajadores. Tanto cinismo me deja sin palabras. Como también me deja sin palabras que el gobierno holandés fijara una cuota legal de trabajadoras del sexo extranjeras ya que “el mercado de la prostitución demanda variedad de cuerpos”; he aquí el espíritu del libre mercado y sus “leyes naturales”.

Se extiende la legalización de la prostitución

Otros países se están sumando a la legalización, como Alemania en el año 2002. Allí, nueve de cada diez prostitutas legales provienen de la Europa del Este. Poco a poco van normalizando una idea: la mejor salida para las mujeres extranjeras y pobres es legalizar sus papeles mediante la prostitución. Alguno argumentará que la prostitución es el trabajo más antiguo del mundo. Indignante. Como indignante es lo que está sucediendo en Australia, particularmente en el turístico estado de Victoria, donde también han legalizado la prostitución y donde el gobierno subvenciona indirectamente los prostíbulos: financia a los casinos para atraer turistas y las fichas de los casinos sirven para pagar los servicios recibidos en los prostíbulos. Por cierto, en Victoria hay 400 prostíbulos ilegales frente a cien legales y la prostitución infantil se ha disparado desde la legalización, orientándose a las prácticas sadomasoquistas, ya que según las autoridades sanitarias, ¡con los materiales de tortura higienizados y recomendados corren menor riesgo de contraer VIH!

En el Estado español empieza a introducirse este debate. La Generalitat de Catalunya está preparando una ley para regular la prostitución. Su objetivo sacarla de la calle (que afea la ciudad) y reordenar el funcionamiento de lo que eufemísticamente se viene a llamar locales de alterne. No es ninguna casualidad que sea la Asociación Nacional de Empresarios de Locales de Alterne (ANELA*) la que de forma más entusiasta felicitara a la Generalitat “por su valentía” (El País, 28/09/05). Y es que los empresarios no son tontos, legalizar y hacer respetable socialmente un negocio que mueve al año 12.020 millones de euros sólo en el Estado español, no es moco de pavo.

De todo esto se deducen, al menos, tres cosas. Por un lado, que la degradación social es el caldo de cultivo para la prostitución y para que las mafias y los “respetables” empresarios puedan hacer negocio explotando a millones de mujeres en el mundo. Por otra parte, que la legalización de la prostitución sólo sirve para expandir el negocio de la explotación sexual, no soluciona el problema de la marginación ya que las víctimas “legales” siguen siendo las mismas que antes, y gracias a la legalización también se extiende el gran drama de la prostitución infantil, ya que es mucho más fácil enmascararla dentro de un contexto de legalización y aceptación de la explotación sexual.

Y por último, que el vergonzoso fenómeno del turismo sexual ya no es exclusivo del Caribe o del Sudeste Asiático, sino que se ha extendido a países tan avanzados como Holanda o Australia.

Y mientras, prensa y televisión callan, las organizaciones de la izquierda nos hablan de lo progre que es la legalización y la libre elección de profesión sin trabas morales carcas, mientras berrean sobre el turismo sexual y el drama de las jineteras en Cuba.

Por eso, la única alternativa real y progresista es luchar contra las verdaderas causas de la prostitución y castigar no a la víctima (la prostituta) sino a los que la explotan. Son necesarios verdaderos planes de integración social, ofreciendo empleos estables a estas mujeres, eliminando la condición de “ilegales” de las extranjeras, programas de formación, acceso a una vivienda, etc, y un cambio en el sistema educativo, dejándolo libre de prejuicios y discriminaciones (por ejemplo, prohibiendo la separación de niños y niñas en clases diferentes, etc).

Pero, sobre todo, tenemos que eliminar el caldo de cultivo de la prostitución, eliminando la pobreza y la marginalidad. Hay que tomar muchas medidas sociales, pero ningún gobierno las realizará, salvo que le obliguemos. El origen último de esta lacra social, que es necesario abolir, como el de las demás lacras sociales (drogadicción, desempleo, etc) está en el propio tipo de sociedad que tenemos, un sistema —el capitalista— en el que el negocio privado está por encima de los derechos de las personas. Sólo acabaremos con estos dramas si acabamos con el sistema.

La patronal del alterne existe desde 2001. Su secretario general técnico y jefe de los servicios jurídicos de la entidad, José Luis Roberto, preside el partido ultraderechista España 2000 y la empresa de seguridad privada Levantina de Seguridad.

Avatar de Usuario
Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5462
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor Ence » 22 Jun 2013, 08:56

Prostitución y violencia de género

Considerar que las prostitutas son personas cuyo destino es ser víctimas de la violencia masculina es lo que el machismo ha venido defendiendo desde siempre para mantenerlas en su estatus de opresión.

Hace unas semanas dos prostitutas fueron asesinadas en Bilbao. Nadie dudaría que estas dos mujeres han sido víctimas de un asesinato machista y, sin embargo, no se las contabilizará como víctimas de violencia de género, no se las considerará como tales y por tanto al asesino tampoco se le considerará autor de un delito castigado con una pena agravada. A partir de la aprobación de la ley integral contra la violencia de género se ha producido la perversión de considerar que sólo es violencia de género la que se produce en el ámbito familiar, y no toda. La realidad es que, según los datos de www.feminicidio.net, única organización que contabiliza como feminicidio los asesinatos de prostitutas, entre 2010 y 2012 fueron asesinadas 19 mujeres que se dedicaban a la prostitución, aunque podrían ser más dada la invisibilización que sufren estas personas.

Una prostituta es una mujer socialmente invisible. Su muerte no va a ser objeto de la atención de los medios de comunicación a no ser que se pueda explotar el amarillismo y el morbo. Es posible que su desaparición pase inadvertida por un tiempo (o siempre) por que nadie la denuncie (como ha ocurrido en este caso con Jenni). Si su desaparición se denuncia, es entonces posible que la policía no sienta la misma presión para encontrar al asesino; es también posible que los jueces no sientan la misma presión para imponer una pena ejemplar. Lo más probable es que nadie proteste públicamente por su asesinato, que ningún político salga a concentrarse o a guardar un minuto de silencio por esas víctimas; en todo caso las instituciones guardarán silencio.

Si el caso del asesino de Bilbao ha suscitado una importante atención mediática se ha debido a su proyección pública, a que ha sido convertido en un personaje por los medios y por él mismo, así como a la posibilidad de que se tratara de un asesino en serie. Los medios han explotado esa faceta del personaje, pero en pocas informaciones hemos podido leer que se trataba de un asesino machista. Es decir, las víctimas han sido asesinadas porque eran mujeres dentro de un determinado sistema de dominación (y, además, en este caso eran inmigrantes. Recordemos en este sentido que antes de matar a Ada y a Jenni el asesino tuvo relación con prostitutas españolas a las que no mató. Es decir, el asesino era consciente de que las prostitutas inmigrantes eran víctimas más desasistidas).

Los asesinatos machistas contra prostitutas suelen producirse con un ensañamiento y una crueldad extraordinaria porque este tipo de violencia es el epítome del machismo, porque los asesinos vuelcan en estos crímenes toda su fantasía de dominio y porque, además, las víctimas son mujeres especialmente vulnerables debido a su previa estigmatización social. Es frecuente que sean torturadas, descuartizadas, quemadas… y aun así estos crímenes suelen dar lugar a condenas relativamente livianas para los culpables (12 años de media) al no aplicarse ningún tipo de pena agravada sino, por el contrario, aplicar a veces atenuantes ilegítimos que tienden a quitar importancia a este tipo de violencia.

El hecho de que las prostitutas no sean consideradas víctimas de la violencia de género tiene consecuencias importantes además de las obvias de la invisibilización. Impide que puedan acceder a la protección que se brinda a estas víctimas, impide que puedan utilizar los recursos materiales que el Estado pone a su disposición, impide también que los agresores sufran el agravamiento de las penas por sus crímenes. Si no parece caber ninguna duda acerca de que se trata de violencia machista, ¿por qué no son consideradas como tal? Hay varias razones que interactúan ellas de manera compleja. Una parte del feminismo considera que la prostitución es siempre, y en todo caso y en todas las circunstancias, violencia; toda la prostitución, todos sus aspectos, en todo momento, y que por tanto no se puede parcelar esta violencia en más o menos, en una más legítima o aceptable y otra menos. Para este sector del feminismo cualquier acercamiento a la prostitución que no sea desde la condena en bloque y sin matices es lo mismo que legitimarla. La prostitución es esclavitud, y dentro de ésta no hay distintos niveles de violencia.

Hay otro sector del abolicionismo que opina que la prostitución es siempre una institución de desigualdad, que su función no es otra que legitimar y reforzar esta desigualdad y que es por tanto una institución siempre inaceptable. Este sector considera, no obstante, que la prostitución no es necesariamente siempre más violenta que otras instituciones patriarcales o capitalistas; y que en todo caso hay diferentes niveles de violencia. Considerar que la prostitución siempre es violencia puede llegar a impedir que se produzca ningún tipo de protección efectiva contra la violencia extrema que en muchas ocasiones sufren estas mujeres. Creo que esta posición puede alejar del abolicionismo a personas que consideran que en nombre de un fin legítimo, la abolición de la prostitución, se escatiman los medios para hacer más vivibles las vidas de estas mujeres, para protegerlas, para apoyarlas en lo posible, para reivindicar sus derechos, sus vidas y su memoria, así como para castigar a sus maltratadores o asesinos. Hay mucha violencia dentro de la prostitución, desde luego, pero si todo es violencia entonces nada lo es.

Considerar que las prostitutas son personas cuyo destino es ser víctimas de la violencia masculina es lo que el machismo ha venido defendiendo desde siempre para mantenerlas en su estatus de opresión. Si cualquier acto de prostitución es una violación, ¿una prostituta no puede ser violada? Si la prostitución es siempre violencia, ¿una prostituta no pude denunciar maltrato y esperar recibir la misma consideración, apoyo y ayuda por parte de las instituciones que recibe cualquier otra mujer? ¿Es lo mismo un cliente que te pegue una paliza que otro que no? ¿Se merecen ellas lo que les pase por ponerse en esa situación? Recordemos que, tradicionalmente, una prostituta no podía denunciar una violación o una paliza porque la policía, los jueces y la sociedad consideraban que eso era parte de su “trabajo”. Aun ahora hay sentencias judiciales que parecen seguir considerando que, efectivamente, una prostituta no puede esperar otra cosa que recibir violencia.

Otra de las razones para no incluir a las prostitutas dentro de las medidas específicas contra la violencia de género es que, efectivamente, considerar la violencia que hay en la prostitución como violencia machista supondría para las instituciones asumir la obligación de entablar un combate real y sin cuartel contra las mafias y los proxenetas, contra toda la prostitución forzada. Un combate real, y no el simulacro de combate que ahora se está llevando a cabo. Lo cierto es que el Estado -y por supuesto la sociedad- convive con normalidad con la existencia de prostitución forzada, con situaciones de esclavitud y, por supuesto, con la existencia de grandes dosis de violencia contra estas mujeres. Sigue habiendo un “nosotras” y un “ellas” en cuanto a la violencia que toleramos o condenamos. No sólo la prostitución forzada o en condiciones de extrema explotación está a la vista de todo el mundo y casi normalizada, no sólo convivimos con ella con toda naturalidad, sino que, en ocasiones, esta violencia es ejercida por las propias instituciones, como por ejemplo la policía. ¿Cómo van las instituciones a condenar la violencia que sufren las prostitutas si en muchas ocasiones es la misma policía la que la ejerce? No son pocas las ciudades en las que la policía persigue o acosa a las prostitutas para echarlas de la calle utilizando medios violentos como persecuciones desde los coches patrullas, detenciones indiscriminadas e injustificadas, uso de sprays, etc... El objetivo de estas acciones es echar a las mujeres de la calle, no el de detener a los proxenetas ni molestar a los clientes. Barcelona es un ejemplo de esta violencia institucional contra las mujeres que ejercen la prostitución. El otro problema es el origen de muchas de estas mujeres. La mayoría son inmigrantes sin papeles y en este caso el objetivo del Estado es expulsarlas, no protegerlas. ¿Cómo podríamos denunciar la violencia que sufren las inmigrantes sin papeles en prostitución sin cuestionar la violencia institucional que el estado ejerce contra la inmigración ilegal?

Estoy convencida de que la lucha feminista contra la institución de la prostitución pasa por conseguir un cambio social, sexual, cultural, pero que tiene que pasar por la solidaridad activa y el respeto absoluto hacia las mujeres que la ejercen, por ofrecer la mayor protección posible a las que lo necesiten y lo demanden, por considerarlas sujetos de derechos y dueñas de sus vidas. La deshumanización de estas mujeres es parte del funcionamiento de la institución prostitucional, es parte también de una determinada construcción de la sexualidad, es parte del estigma social que sufren y es parte de la violencia extrema que también sufren a veces. Romper la dicotomía entre ellas y nosotras es una manera no sólo de luchar contra el machismo, sino también de luchar contra la prostitución misma basada en la dicotomía entre mujeres buenas y malas y en la cosificación de estas últimas. Hacer efectiva la calificación de violencia de género para la violencia que sufren las prostitutas es una herramienta imprescindible en la lucha por la igualdad de todas.

:plas: :plas: :plas: :plas: :plas:
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

RafaCasanova
Currando en trabajos basura
Mensajes: 352
Registrado: 22 Feb 2014, 03:38

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor RafaCasanova » 16 Oct 2014, 21:58

Un compañero en un grupo de debate en el Facebook enlazó al siguiente artículo, http://www.eldiario.es/zonacritica/hacer-prostitucion_6_312228831.html, lo que me llevó a hacer una amplia respuesta, si bien puede que no la más conexa al ser una serie de mensajes en una red social, aparte de que todavía debo mejorar mi gramática y mi estilo al escribir.

En mi modo de ver las cosas, que sé que es un pelín polémico, habría que:
1º) Aprobar la Renta Básica y repartir el trabajo sin bajar el poder adquisitivo (reducir la jornada laboral y bajar la edad de jubilación). Aumentar los servicios sociales. Que nadie pase necesidad en el Estado.
2º) Regularizar la prostitución (ahora mismo alegal) y reforzar la penalización del proxenetismo (ahora mismo ilegal pero circunvalado mediante el pago al proxeneta en base a otros conceptos, o por la propia prostituta), facilitando espacios y protección para que l@s trabajador@s sexuales se puedan organizar en cooperativas o individualmente, pero en condiciones de seguridad y nunca permitiendo el lucro de una tercera persona. Revisión también de las leyes de trata de personas, para poder combatirla más eficazmente.
3º) Con los cambios legales en la mano, endurecer MUCHO las investigaciones y las redadas contra el proxenetismo y la trata de blancas.
4º) Cambiar la cultura para extinguir la prostitución acabando con las causas de la misma: cuestionar el modelo de familia nuclear, el machismo y el patriarcado, permitir la poligamia en base al poliamorismo, custionar los cánones de belleza clásicos, acabar con el "slut shaming", desacralizar y destabuizar el sexo (sin olvidar los diferentes enfoques al mismo según la biología), estudiar modelos de tutoría y tutela comunitaria, volver a hablar del amor libre, prestar asistencia psicológica gratuita y frecuente, reforzar la cultura, reforzar la igualdad, acabar con la economía de mercado... Sin acabar con el modelo social patriarcal, herencia de las sociedades de la Edad de los Metales, para sustituirlo por uno igualitario, comunitario y solidario no podremos acabar con la prostitución o con los problemas que surgirían al ilegalizarla, aparte de los que ya existen en nuestro modelo social.

----------
Las dos caras de la moneda:
La cara: http://justicewomen.com/cj_sweden_sp.html

La cruz:
http://fra.europa.eu/sites/default/files/fra-2014-vaw-survey-main-results_en.pdf

Hay que decir que la definición de violación es más amplia en Suecia (incluye lo que en otros países se denomina asalto) y se amplió en 2005, la tendencia a aumentar empieza en el mismo año en que en el artículo anterior dice que se empiezan a aplicar medidas policiales efectivas contra la prostitución.

Imagen
Por supuesto, antes de llegar a conclusiones con la imagen, al ser en cifras totales (el estudio en pdf si va en porcentajes), hay que compararla con la evolución demográfica. http://en.wikipedia.org/wiki/Demographics_of_Sweden. Ojo con el cambio legislativo que amplía la definición, pero se ve que si existe un repunte entre 2001 y 2003, aunque un estudio sobre el total de la población joven y adulta podría clarificar más la cosa (dado que hay un "babyboom" entre el 85 y el 95, cuyo crecimiento también podría tener que ver). Hay experiencias en otros paises que indican que existe una correlación inversa, aunque habría que tener ojo con esas informaciones porque puede haber intereses económicos detras http://www.washingtonpost.com/blogs/wonkblog/wp/2014/07/17/when-rhode-island-accidentally-legalized-prostitution-rape-and-stis-decreased-sharply/

----------

También hay que tener en cuenta que existe el debate de cuántas prostitutas son violadas y lo denuncian, por lo que el número de violaciones, aunque disminuya el número de denuncias, no tendría porque disminuir. Se podría argumentar que en vez de facilitar violaciones legales (por eso en mis medidas hablo de proporcionar lugares y seguridad desde las instituciones, e ir a muerte contra la trata de mujeres) y permitir que la violencia se concentre en un grupo reducido de personas, hay que conseguir que los hombres no violen. Bajo condiciones del mercado laboral actual, tampoco se podría decir que una persona es libre para decidir libremente su oficio...
Por eso ligo mi apoyo a la regularización al establecimiento de una renta básica suficiente, a un mayor reparto del trabajo, a servicios sociales mejorados, a una mayor acción policial contra el proxenetismo, las agresiones y la trata, a combatir las cuestiones de fondo que hacen que exista la prostitución...

En este debate tampoco hay que olvidar al colectivo transexual. Con un 80% de paro, muchas personas transexuales acaban recurriendo a prostituirse para sobrevivir.

-----------

Por cierto, una reflexión:
Los oficios más antiguos del mundo son los de la caza, la recolecta y el cuidado, no la prostitución. Denominar a la prostitución como el oficio más antiguo lo único que hace es reforzar la visión de la mujer como alguien que no quiere/puede producir y que ofrece su cuerpo al hombre a cambio de prevendas.

------------

Entonces, si digo todo esto, ¿por qué digo de legalizarla y buscar su extinción?

Una reflexión posiblemente no políticamente correcta.

Una de las maneras en las que el patriarcado controla al hombre (pobre) es intentando limitar su acceso al sexo, dándole a las mujeres el rol de atesorarlo y cederlo a los hombres cuando siguen el rol que el patriarcado les asigna: acumuladores y guerreros.
Por eso existe la familia nuclear, por eso se mistifica al sexo, por eso se condena a la soltería recalcitrante, por eso se condena la promiscuidad (sobre toda la femenina), por eso se condena la homosexualidad, etc.

La prostitución no deja de ser una vía de escape, asimilada dentro del sistema (si bien formalmente rechazada para manterla como tabú y mantener la psicosis con respecto al sexo), para este uso "Pavloviano" y en gran parte antinatural del coito. Evidentemente, limitada por la capacidad adquisitiva, la empatía y la capacidad de saltarse las normas sociales (siempre se ha intentando más imponer la moral en l@s dominad@s que en los dominantes).

La sexualidad forma parte de una manera muy profunda del ser humano, animal a fin de cuentas y como tal programado para tener impulsos reproductivos. Una de las maneras en las que el patriarcado se ha instalado más fuertemente es mediante el control de la sexualidad (control, por otra parte, hasta cierto punto necesario ya que las químicas detrás del sexo pueden llegar a ser tan adictivas como la droga) para imponer mediante esta el modelo de familia patriarcal. En el corto plazo, una de las estrategias en la lucha contra el patriarcado, aparte de seguir defendiendo la igualdad o la equivalencia entre sexos, es la de desmontar el papel del sexo en el mantenimiento del mismo, y una de las maneras de hacerlo es haciendo que el sexo pierda el alto valor que tiene en la sociedad actual, y por eso creo que una de las medidas puede ser la regularización de la prostitución bajo las condiciones que puse anteriormente. Como ya dije antes, la prostitución es "disidencia controlada", y un arma de doble filo. El problema está en que acabar con la prostitución sin acabar con las causas de la misma puede ser tan nocivo como los intentos de ciertas ramas del neomachismo* de legalizarla, de hecho reforzando las formas más peligrosas de este.

*Las posturas del neomachismo sobre la prostitución y el sexo son la de corte fascista** de integrarla en un modelo de pacto intrasexo e interclasista patriarcal, dónde se facilite el acceso al sexo al hombre pero se mantenga la dominación sobre la mujer; o neoconservador de mercado, dónde el objetivo para el hombre no es acabar con estas relaciones de dominación y con este "mercado del sexo" sino competir y dominar a otros hombres y a las mujeres para situarse en la cima del acceso al sexo, o el reaccionario puritano, que sigue considerando el sexo como algo a limitar a las relaciones de la familia nuclear e intenta mantener el patriarcado tal como lo conocemos.

**Recordemos que el fascismo es el intento del liberalismo burgués de salvarse a si mismo cuando las personas dominadas toman conciencia de su dominación. El fascimo surge ante eso adoptando una máscara revolucionaria pero afianzando las relaciones de dominación existentes, ya sea mediante consesiones a las clases bajas que alivien presión, ya sea mediante el inculcar el "interclasismo por un bien superior" a las clases medias, ya sea mediante la represión y supresión de la disidencia.

--------

Un apunte: L@s anarquistas, como personas que buscan acabar con todas las relaciones de dominación, en su día fueron muy clar@s con esto, por eso insistían ya desde al menos principios del siglo pasado de la necesidad de una revolución social que instaurase el amor libre como necesaria para terminar con todos los mecanismos que operan a "bajo nivel" para mantener el patriarcado (y con el patriarcado la dominación del hombre y la mujer por un grupo selecto de hombres). Podemos estar más o menos de acuerdo con las prisas revolucinarias anarquistas, pero otra vez veo como, al margen de las estrategias más o menos equivocadas que puedan adoptar, destacan en el análisis.

Un aviso: ciertas ramas del feminismo moderno corren el riesgo de caer en el reformismo pequeñoburgués, ya sea por cortitud de miras (paliar los síntomas pero no ir a la raíz del problema) o por motivos interesados (reformar hasta que la mujer sea la que se encuentre en una situación de dominación). Por supuesto, si no se acaba con la enfermedad sino con los síntomas se corre el riesgo (es más, afirmo que mas que riesgo, certeza) de perder lo conseguido, puesto que la enfermedad puede expandirse mientras nadie se preocupa por ella. Es casi inevitable encontrar una analogía en el plano económico, donde la socialdemocracia dentro del capitalismo juega el papel de el feminismo corto de miras y el capitalismo de estado el del interesado.

Avatar de Usuario
Menchevique
Pureta responsable
Mensajes: 1329
Registrado: 04 Oct 2014, 21:06

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor Menchevique » 20 Jun 2018, 17:19

El putero de izquierdas que da la cara por las prostitutas

https://www.lavozdeasturias.es/noticia/ ... 722181.htm


Que quede claro: RT is not endorsement. No estoy de acuerdo, pero me ha parecido "curioso".

PD: Fue rival de Alberto Garzón en las primarias de Unidad Popular.
Marxista-Kautskyista

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10822
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Sobre la prostitución...

Mensajepor Ivan el Rojo » 20 Jun 2018, 18:02

Bueno, hay una realidad creciente, al menos en Madrid, y es la cantidad de chicas españolas universitarias que están de buen ver y se ofrecen en las webs de contactos a cien euros la hora. Y a las que todo el marco clandestino en que está sumido el sector aboca a una situación de peligro que ellas muchas veces ignoran y otras asumen porque los beneficios son lucrativos. Igual que lo asumen muchas mas mujeres inmigrantes que prefieren ganar dinero así que limpiando váteres.

El problema del discurso regulacionista es que está en parte respaldado por "empresarios de clubs de alterne" que lo que buscan es dignificar la figura del proxeneta. Y la cosa no puede ir por ahí, mafiosos y explotadores deben ser erradicados. Dignificar y proteger a la prostituta nunca debe implicar legalizar y normalizar a quienes explotan a las mujeres.

El problema del discurso abolicionista es que ignora la realidad que he expuesto en el primer párrafo.

Luego hay un tema de mentalidad del cliente. El chico de la entrevista enlazada por Menchevique me parece um tipo que recurre al sexo de pago sin que por ello deje de respetar como persona a la proveedora de servicios sexuales que contrata. Pero todos conocemos a los puteros tipicos cuyo planteamiento es que pagar a una chica por sexo les da derecho a violarla. Quiza no habría que renunciar a dar la batalla en cambiar la actitud de los clientes y mentalizar en que pagar por servicios sexuales no te da derecho a no respetar a quien te los provee. Los puteros nunca van a dejar de serlo, decirles que no vayan de putas no funciona. Pero decirles que las traten como a personas, si podria funcionar.

El tema es mucho mas complejo que Si o No. ¿Es la misma situación la de una universitaria que libremente elige cuando y en qué condiciones ejerce, que una inmigrante esclavizada por una mafia en un club de alterne que cuando tiene la regla se tiene que meter una esponja por la vagina y seguir para cumplir con la cuota, y en ocasiones es obligada por el proxeneta a instancias del cliente a prestar servicios sin preservativo, o que una Ama profesional que cobra 200€/h por retorcer sus tacones en los huevos de sus Sumisos? ¿Es lo mismo el putero clásico que acude en cuadrilla borracho un viernes noche a un club de alterne a que le hagan el paseillo y follarse un pedazo de carne que no le importa y que incluso siente excitación por saber que pagando la está obligando, que un tipo que en horario laboral va a que le hagan un masaje con paja (esquema en el que la masajista controla la situación, los tiempos y lo que se hace), o que el que busca recibir una hora de "trato de novia" de una jovencita (esquema en el que la empatía cuenta mas que el sexo en si), o el que tiene parafilias raras y busca una profesional experta que le penetre el culo con un arnés y le mee en la cara?

Hay actitudes y situaciones que simplemente hay que erradicar. Y otras que no.
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)


Volver a “Foro General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Ojeda y 1 invitado