Conflicto sirio

Foro abierto a simpatizantes y militantes de IU para debatir y opinar sobre la actualidad política y los temas que nos interesan.
Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 13:27

Me parecen patéticos algunos comentarios q leo por los periódicos de supuestos izquierdistas q apoyan al régimen sirio de Asad. Al final va a resultar q Asad es el bueno pq se opone al imperialismo yanki, menuda patraña. ¿Q hay extranjeros en el conflicto y q reciben apoyo del exterior? Pues claro, eso pasa en los dos bandos. La diferencia es q los rebeldes reciben la ayuda clandestinamente y no tienen armamento pesado para luchar contra el ejercito sirio. Es David contra Goliat. Supongo q los q califican de mercenarios a los rebeldes no se les ocurrirá decir lo mismo de las brigadas internacionales q lucharon con los republicanos en la guerra civil española. ¿Que os parece la intervención rusa en el conflicto? ¿A eso no se le llama imperialismo?

Siria, un pais 80% sunita q está gobernado por los alauitas, 15%, q controlan el ejercito y el gobierno. Asad no se sustentaría sin el apoyo de Rusia e Iran. Asad es un genocida q está masacrando a su propio pueblo.
Algunos pseudoizquierdistas son igual de obtusos q los peperos, ponerse de parte de Asad q está bombardeando con cazas y artillería pesada barrios enteros de gente q no son rebeldes sino personas normales q están siendo anhiquiladas sin comida, sin agua, sin luz, menuda desfachatez. No sé de q izquierda son esta gente, desde luego para mi los q apoyan a un genocida son unos fascistas. Dejad a los sirios arreglar su propio pais, la gran mayoría de ellos está contra Asad. Ojalá hubiesemos tenido ayuda aquí para librarnos de Franco y no aguantarlo 40 años.

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 14:21

Big Bang escribió:Me parecen patéticos algunos comentarios q leo por los periódicos de supuestos izquierdistas q apoyan al régimen sirio de Asad. Al final va a resultar q Asad es el bueno pq se opone al imperialismo yanki, menuda patraña. ¿Q hay extranjeros en el conflicto y q reciben apoyo del exterior? Pues claro, eso pasa en los dos bandos. La diferencia es q los rebeldes reciben la ayuda clandestinamente y no tienen armamento pesado para luchar contra el ejercito sirio. Es David contra Goliat.


Los "rebeldes" son mercenarios entrenados, armados y organizados desde EEUU y desde Arabia Saudí. Así que no tengo muy claro quien es David y quien es Goliat en este conflicto.

Big Bang escribió:Supongo q los q califican de mercenarios a los rebeldes no se les ocurrirá decir lo mismo de las brigadas internacionales q lucharon con los republicanos en la guerra civil española.


Las Brigadas Internacionales vinieron voluntariamente a luchar a favor del Gobierno legítimo de España, para defender la Democracia. Los terroristas sirios están pagados por EEUU y Arabia Saudí para luchar contra el gobierno de Siria para instaurar una dictadura islámica.

Big Bang escribió: ¿Que os parece la intervención rusa en el conflicto? ¿A eso no se le llama imperialismo?


Me parece que la implicaicón de Rusia en el conflicto es lo que, de momento, está evitando que Siria sea arrasada por los bombarderos de la Organización Terrorista Asesina de Niños, como ocurrió en Libia.

Big Bang escribió:Siria, un pais 80% sunita q está gobernado por los alauitas, 15%, q controlan el ejercito y el gobierno. Asad no se sustentaría sin el apoyo de Rusia e Iran. Asad es un genocida q está masacrando a su propio pueblo.


Todavía tenemos demasiado frescas las patrañas de Libia, como para que ese discurso demagógico Made In USA que solo sirve para engañar a deficientes mentales vuelva a colar.

Big Bang escribió: Algunos pseudoizquierdistas son igual de obtusos q los peperos, ponerse de parte de Asad q está bombardeando con cazas y artillería pesada barrios enteros de gente q no son rebeldes sino personas normales q están siendo anhiquiladas sin comida, sin agua, sin luz, menuda desfachatez.


Que cosas, porque a mi las noticias que me llegan, son que es la propia población de Alepo la que está tirando a los terroristas de la OTAN, que por donde pasan practican la limpieza étnica contra Cristianos, Chiitas y sunnitas no wahabitas.

Big Bang escribió: No sé de q izquierda son esta gente, desde luego para mi los q apoyan a un genocida son unos fascistas. Dejad a los sirios arreglar su propio pais, la gran mayoría de ellos está contra Asad. Ojalá hubiesemos tenido ayuda aquí para librarnos de Franco y no aguantarlo 40 años.


Al contrario, ojala NADIE hubiera intervenido en España en 1936, porque entonces NO hubiera habido Guerra Civil.

Estoy de acuerdo con dejar a los sirios arreglar sus asuntos. Los voceros de EEUU sois los primeros que os tendríais que aplicar el cuento, eso si.
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 14:59

Fíjate tú, yo tengo amigos precisamente de Alepo y no es eso lo q me cuentan. ¿Vocero de USA? jjjjj, menudo discurso más actual. Ya os conozco yo a vosotros, q estais más pasados las cintas de casstette.

Avatar de Usuario
Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5249
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ence » 13 Ago 2012, 15:06

Big Bang escribió:Ya os conozco yo a vosotros, q estais más pasados las cintas de casstette.

¿A quién te refieres con "vosotros"?
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 15:11

Me refiero a todos los q van de izquierdistas y no tienen ningún reparo en ponerse de parte de un genocida con pretexto del antiimperialismo yanki. Menudo progresismo ponerse de parte de un tio q está masacrando a su propio pueblo. Vivir para ver.

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 17:02

Si tan pasados estamos, no vengas a nuestro Foro a vocear la propaganda USA.

O, al menos, si lo haces, hazlo bien. Haz lo típico de poner enlaces a masacres de los terroristas que se atribuyen al gobierno (como se hacía en Libia), a sacar fotos de guerra descontextualizadas negando que el otro bando asesina y pega tiros, a decir que Al Assad bombardea manifestaciones pacíficas con aviación (eso si, recuerda primero usar el photoshop para eliminar los fusiles de asalto y el armamento pesado de las manos de los "rebeldes" y poder presentarlos como "manifestantes pacíficos"), di que los "rebeldes" han capturado a militares iraníes (aunque fueran jubilados que iban de peregrinación) y que han asesinado a un general ruso asesor del "régimen" (aunque dicho general esté en su casa de Moscú, tranquilamente), etc...

O, ya que vienes a reproducir el discurso totalitario ("el gobernante X no es lo suficientemente democrático" = "está justificado montar una guerra sangrienta que diezme a su pueblo para poder instaurar un régimen títere de Occidente aunque el resultado final sea menos libertad y peor calidad de vida para su pueblo"), al menos curratelo un poquito mas, que Hannah Arendt no se curró el manual básico del vocero USA para que luego no os lo leyáis y lo reproduzcáis tan cutremente.
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 17:35

jajajja, ¿no vengas a nuestro foro? Típico de los totalitarismos trasnochados. Seguro q el modelo q a ti te pone es el de Corea del Norte. Espero q la mayoría de IU no sea de tu opinión pq sino vamos apañados.

Pepito Grillo
Currando en trabajos basura
Mensajes: 264
Registrado: 22 Jun 2012, 20:47

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Pepito Grillo » 13 Ago 2012, 19:20

Big Bang escribió:Me parecen patéticos algunos comentarios q leo por los periódicos de supuestos izquierdistas q apoyan al régimen sirio de Asad. Al final va a resultar q Asad es el bueno pq se opone al imperialismo yanki, menuda patraña. ¿Q hay extranjeros en el conflicto y q reciben apoyo del exterior? Pues claro, eso pasa en los dos bandos. La diferencia es q los rebeldes reciben la ayuda clandestinamente y no tienen armamento pesado para luchar contra el ejercito sirio. Es David contra Goliat. Supongo q los q califican de mercenarios a los rebeldes no se les ocurrirá decir lo mismo de las brigadas internacionales q lucharon con los republicanos en la guerra civil española. ¿Que os parece la intervención rusa en el conflicto? ¿A eso no se le llama imperialismo?

Siria, un pais 80% sunita q está gobernado por los alauitas, 15%, q controlan el ejercito y el gobierno. Asad no se sustentaría sin el apoyo de Rusia e Iran. Asad es un genocida q está masacrando a su propio pueblo.
Algunos pseudoizquierdistas son igual de obtusos q los peperos, ponerse de parte de Asad q está bombardeando con cazas y artillería pesada barrios enteros de gente q no son rebeldes sino personas normales q están siendo anhiquiladas sin comida, sin agua, sin luz, menuda desfachatez. No sé de q izquierda son esta gente, desde luego para mi los q apoyan a un genocida son unos fascistas. Dejad a los sirios arreglar su propio pais, la gran mayoría de ellos está contra Asad. Ojalá hubiesemos tenido ayuda aquí para librarnos de Franco y no aguantarlo 40 años.

+1000
Por una izquierda laica, universal, pública y de calidad.

Avatar de Usuario
Boromir
Pureta responsable
Mensajes: 1026
Registrado: 29 Abr 2010, 23:15
Contactar:

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Boromir » 13 Ago 2012, 20:16

Big Bang escribió:jajajja, ¿no vengas a nuestro foro? Típico de los totalitarismos trasnochados. Seguro q el modelo q a ti te pone es el de Corea del Norte. Espero q la mayoría de IU no sea de tu opinión pq sino vamos apañados.

Pues la mayoría de IU sí que son de su opinión. Yo no. De todos modos antes de abrir un nuevo tema te aconsejo que mires los posts, porque ya hay abierto uno sobre esto en el tema de las revoluciones en el mundo árabe.
Saludos.

Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 20:32

Boromir, acabo de leer el documento de cabecera de tu blog. Lo suscribo totalmente. Todos no tenemos por q ser de la misma opinión, faltaría más.

Lo q me saca de mis casillas es la gente q incluso niega las atrocidades de Asad, con eso si q no comulgo.

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 20:43

Desmembrar el mundo árabe
Makram Khoury-Machool
Deliberation info

Traducido del inglés para rebelión por J.M.
http://www.rebelion.org/noticia.php?id= ... o-%E1rabe-

El comportamiento del bloque de los aliados de la OTAN y anti-sirio es ahora lo bastante claro como para que podamos entender mejor lo que está sucediendo en Siria. Por un lado, nos encontramos con los operadores políticos como el grupo ad-hoc `Amigos de Siria’, y por otro, dos personalidades árabes, ambos ministros de dos emiratos del Golfo.

El primer grupo incluye a los jefes de los Estados que componen la OTAN, con un apenas disimulado plan maestro de Israel, concebido por dirigentes de la talla de Bernard-Henri Lévy. Se podría decir que en vez de ser amigos de Siria estas personalidades están trabajando para asegurar sus propios intereses financieros, en torno y a través de Siria. Los dos políticos árabes son los ministros de Exteriores de Arabia Saudita y Qatar. Estos han declarado que se debe armar y apoyar financieramente a las fuerzas que actúan violentamente contra el Estado sirio. En resumen, estos encuentros de los llamados ‘Amigos de Siria’ probablemente no son más que una versión ’moderna’ de las reuniones dirigidas por el virrey Lord Curzon, que en 1903 se dirigió a los 'jefes de la Costa Árabe’ en el [barco] HMS Argonaut en Sharjah (Emiratos Árabes Unidos).

Los qataríes y sauditas apoyan financieramente a los 'rebeldes' tanto para la compra de armas, los pagos a los combatientes y mercenarios, como para la supervisión logística de los ataques contra Siria. Todo ello además de su apoyo con los servicios de telecomunicaciones, las tácticas de combate y el asesoramiento estratégico militar. Como era de esperar, los asesores militares occidentales, que operan entre bastidores a favor los grupos armados, no aparecen en los medios de comunicación. Los Estados vecinos también proporcionan asistencia geográfica a los grupos armados, pues Jordania permite el paso de mercenarios procedentes de Libia y Turquía actúa como base militar del norte para las operaciones.

Turquía está implicada debido a su deseo de alinearse con la línea sunita-sunita respaldada por la OTAN y también por su temor a que una Siria desmembrada lleve a promover la autonomía kurda. A sus ojos, esto podría ocurrir por una unión de los kurdos [turcos] con los kurdos iraquíes y sirios, y llevar después a la guerra civil con Turquía, a la separación final del Kurdistán de Turquía y a la creación de un Estado kurdo.

Israel, por su parte, lleva décadas planeando, como parte de su estrategia para dominar el Medio Oriente y el Mediterráneo, debilitar a Siria a fin de seguir ocupando los Altos del Golán sirios y dominar las fuentes de agua. En esencia, Israel quiere ser la primera potencia económica y militar en la región y, en efecto, Israel podría resultar el principal ganador del debilitamiento de Siria, aunque sólo fuera en el corto plazo.

A través de sus campañas mediáticas orquestadas y transmitidas durante décadas a su propia audiencia Israel ha elaborado un concepto de Siria como la principal amenaza a su existencia en el mundo árabe. Podría decirse que el vacío gubernamental que se podría crear en Siria lo podría ocupar grupos tipo al-Qaeda que ofrecerían una justificación suficiente para las acciones de Israel (en contra de Siria y / o de Irán) y también promoverían la idea de un conflicto entre la Israel "civilizada y democrática" y los “salvajes” islamistas.

A pesar de las enormes diferencias entre Siria y Libia, el destino de Siria podría ser similar al de Libia en cuanto a la intervención extranjera directa, si no fuera porque Rusia y China se oponen firmemente a este tipo de acciones en las Naciones Unidas, donde ha habido una cooperación constante entre ambas naciones. Aunque los orígenes de las relaciones chino-soviéticas se remontan a los primeros días de la revolución comunista de 1917, parece que incluso dos décadas después del desmantelamiento del bloque del este la Federación Rusa y la República de China son más que nunca lo que Mao Tse-tung aconsejaba en su discurso "Ser un verdadero revolucionario” del 23 de junio de 1950. En él Tse-tung afirmaba que ‘en el ámbito internacional debemos unirnos sólidamente con la Unión Soviética’ (véase Obras Escogidas de Mao Tsetung, vol V, pág.39). Una ideología compartida, una visión del mundo, intereses económicos y objetivos en el campo de la energía han llevado a Rusia y a China a estar cada vez más cerca respecto al conflicto sirio.

La producción mundial de petróleo está encabezado por Arabia Saudita, con Rusia en segundo lugar, en tercero EE.UU., Irán en cuarto y en quinto China. En términos de reservas de petróleo, los diez Estados más productores son los siguientes: 1) Venezuela, 2) Arabia Saudita, 3) Canadá, 4) Irán, 5) Irak, 6) Kuwait, 7) Emiratos Árabes Unidos, 8 ) Rusia, 9) Kazajstán y 10) Libia. Rusia es el mayor productor de gas en el mundo y Europa depende de su abastecimiento. Si a causa de su distancia geográfica se excluye a los EE.UU. y Canadá en la producción mundial de gas, Irán ocupa el segundo lugar y Qatar el tercero. En términos de reservas de gas, Rusia es el número uno, con Irán y Qatar en el cuarto lugar y Arabia Saudita en el sexto. Con la vecina Arabia Saudí como uno de los diez principales productores de gas en el mundo está claro por qué los intereses de exportación de Qatar y Arabia Saudita son particularmente importantes y esta clasificación debe darnos una idea clara de las alianzas que se han formado a la luz del conflicto sirio.

Arabia Saudita y Qatar (que en circunstancias distintas podrían haber sido un solo Estado y todavía podrían experimentar una reorganización geográfica) son Estados árabes, musulmanes y sunitas, y ambos tienen intereses económicos. El codicioso interés de Qatar en los contratos de comercialización de gas libio y los suministros de petróleo explican su acuerdo con la OTAN para atacar Libia, su participación simbólica en los ataques aéreos y su apoyo a los rebeldes para establecer el potencial de los medios de comunicación.

El objetivo de Qatar es la exportación de su gas a Europa, competir con los rusos y obtener importantes márgenes de negociación política. Para que la exportación de gas de Qatar a Europa pueda ser viable y competitiva se debería construir un gaseoducto a través de Siria. Como aliada desde hace mucho tiempo con Rusia y con los precedentes de numerosos tratos comerciales conjuntos que se remontan a la época de la URSS es poco probable que Siria permita algo que amenace la desestabilización de los intereses de Rusia en su último bastión estratégico en el mundo árabe. Esta es la razón principal por la que Qatar y Arabia Saudita están apoyando la lucha de la oposición para derrocar al gobierno sirio.

Siria se está convirtiendo en una caja de Pandora de la que están resurgiendo todas las crisis históricas de los últimos 120 años. Empezaron con la guerra ruso-turca en 1877-8, la guerra ruso-japonesa en 1904, la Primera y la Segunda Guerras Mundiales y la Guerra Fría. Normalmente, una superpotencia tarda entre dos y tres decenios en surgir. A los EE.UU. les llevó casi 25 años emerger como una superpotencia desde 1890 hasta el final de la Primera Guerra Mundial. Después de la muerte de Lenin en 1924, la URSS era el enfermo de Europa. En 1945, después de la Segunda Guerra Mundial y bajo Stalin, se convirtió en una superpotencia. Después de Gorbachov Rusia dejó de ser una superpotencia y, simultáneamente, la Guerra Fría llegó a su fin. En poco más de dos décadas Putin puso fin al sistema unipolar y está surgiendo un nuevo mundo bipolar, como si la Guerra Fría no hubiera terminado.

Un examen minucioso del sistema político sirio revela que el presidente sirio Bashar al-Assad es, efectivamente, un reformista. Sin embargo, en Siria, como en cualquier otro Estado, las facciones se entrecruzan en luchas por el poder, y llevará un tiempo antes de que éstas y los necesarios procesos de socialización comiencen a ponerse en práctica. Aunque, según dijo Assad, solo se necesita un par de minutos para firmar una nueva ley, cuesta mucho más tiempo educar a la gente para que pueda asimilar y participar en la aplicación de los nuevos valores que esas leyes consagran. El retrato de estas leyes que hacen las esferas de poder occidentales como aparentemente crecidas en los árboles no deja de ser contraproducente y claramente inmoral.

Siria fue el último Estado árabe laico, socialmente cohesionado sobre la base de una ideología laica dirigida de arriba hacia abajo. A pesar de sus inestables vecinos geopolíticos (Líbano, Turquía, Israel, Jordania e Irak), los ciudadanos sirios vivían de forma segura bajo este laicismo árabe. Siria engloba un tipo particular de pluralismo y multiculturalismo, que integra la tolerancia religiosa y una existencia pluralista. Esto lo demuestran la tolerancia de una iglesia, una mezquita, un bar y la coexistencia igualitaria de las mujeres laicas y las que llevan velo. De hecho, el proceso de reforma iniciado en Siria es más avanzado que cualquier otro proceso similar en cualquier otro Estado árabe. Incluye la eliminación de las leyes de emergencia, la aplicación de las leyes de partidos, leyes electorales, una significativa ley de medios y la aprobación de una nueva Constitución en la que se incluye la eliminación del artículo sobre el liderazgo único del partido Ba'ath. Estas reformas forman parte de un verdadero proceso político que llevará su tiempo. Sin embargo, este proceso de reforma ha sido total y deliberadamente minado por fuerzas violentas, incluidos los gobiernos occidentales que actúan contra el Estado sirio. En las últimas décadas, y especialmente desde el 11 de septiembre, Occidente no ha dejado de propagar la idea de que los terroristas islamistas amenazan la forma de vida laica. Sin embargo, los sunitas, técnicamente la mayoría religiosa en Siria, contienen grandes sectores y no son menos laicos que cualquier sociedad occidental.

Así pues, a pesar de que Siria tiene el derecho de defender su estilo de vida laico, el objetivo de Occidente es desmantelar el Estado sirio, alterar la estructura de poder y crear nuevas entidades demo-geográficas, como una confederación de los sirios y los kurdos iraquíes, que en la actualidad es la pesadilla de Turquía. También puede que se despoblen áreas específicas, que entonces se podrían utilizar, como se ha hecho con los drusos, para repoblarlas con cristianos sirios y tal vez con cristianos del Líbano. Otros cristianos dejarían el Levante por completo. Entonces los alauitas tendrían otro Estado, quizá vinculado a Irán.

El plan es destruir el moderno Estado Árabe de Siria, que surgió después de la Primera Guerra Mundial y en la década de 1940, y, si es posible, establecer nuevos Estados religiosos (similar al Estado judío de Israel). De esta manera desaparecerían el poder árabe y, junto con él, la ideología panárabe de Michel Aflaq y Antun Sa'ade (ambos cristianos árabes), y de Nasser de Egipto. Este proceso se inició cuando en 1978-9 el Egipto de Sadat firmó el tratado de paz con Israel, a lo que siguió la destrucción de Líbano en 1982, la segunda Intifada en 1987 y la toma del poder económica de Irak en 2003. Luego le siguió Libia con la incautación de su petróleo y gas en 2011. Por lo tanto, con el fin de mantener la hegemonía “USRAEL” (Estados Unidos-Israel) Occidente necesita alinear los Estados con las vertientes sectarias (sunitas y chiítas) en lugar de con el panarabismo. De hecho, este proceso se ha visto impulsado tras la ocupación de Irak y el derrocamiento del partido Ba'ath.

En la práctica, lo que está ocurriendo en el mundo árabe es una 'corrección' del acuerdo Sykes-Picot de 1916 según el cual las principales potencias coloniales, Gran Bretaña y Francia, esculpieron los límites de los actuales Estados árabes e instalaron sus propios representantes árabes. Estos planes neo-coloniales en curso incluyen la previsión de que otros dos o tres partidos árabes cualesquiera que luchen contra el régimen sirio y mantenerlos luchando hasta que cada Estado quede desmembrado y fracturado en dos o tres Estados según las actuales líneas sectarias. A continuación, las elites coloniales pueden continuar diezmando la riqueza, ya que, después de todo, la mentalidad imperial apenas ha cambiado.

Dado que las potencias occidentales no pueden lograr esto por sí mismas, necesitan agentes como Qatar en Libia y Arabia Saudita, Qatar y otros en Siria. Estos agentes, preferentemente serviles, monarquías árabes sunitas no democráticas, utilizará el Islam sunita para promover el fanatismo contra otros árabes, tanto musulmanes como no musulmanes (por ejemplo, cristianos, árabes, chiítas y drusos). Aquellos árabes con acceso a la élite (económica) global (por ejemplo, la familia real saudita y los qataríes con los norteamericanos y otras elites europeas) son, en general, las élites gobernantes en el Golfo Pérsico o sus protegidos. Son ellos los que están abriendo una brecha entre las diversas sectas, y aumentando y explotando la carta sunita con la Turquía no árabe musulmana sunita contra Siria. No sería sorprendente que estuvieran en connivencia con las potencias occidentales que están al servicio de Israel. De lo contrario, seguiría siendo bastante difícil de explicar por qué el régimen más autoritario en la tierra, Arabia Saudita, está actuando en contra de Siria y tratando de dar lecciones de democracia, algo que la misma Arabia Saudita no está muy interesada en conocer.

Las negativas y orientalistas campañas de propaganda llevadas a cabo contra Siria en el año pasado con el apoyo financiero de algunos países del Golfo ocultaron deliberadamente aspectos de Siria, como el laicismo, con el que las sociedades occidentales se identificarían naturalmente. Por lo tanto, se ha mantenido oculta la importancia de la ideología mayoritariamente laica del partido Ba'ath de Siria, que garantiza por lo menos las libertades privadas. Esto, por ejemplo, además del hecho de que Daoud Rajhah, el asesinado Ministro de Defensa sirio, era cristiano, como fue el Dr. Nabil Zughaib, el recientemente asesinado (junto con su familia) cabeza del programa de misiles de Siria.

Los anteriores ejemplos de la eliminación deliberada de hechos se deben, posiblemente, a la alianza de Siria con Rusia, que es el lado ‘equivocado’. Esta estrecha relación entre Siria y Rusia se ha prolongado durante más de cinco décadas. Además, Siria es el punto débil (alauita / chiíta laico) entre el Irán refusnik de la OTAN (chiíta) y el chiíta Hizbolá en el Líbano. Mientras que a los ojos a corto plazo de Israel, Irán es el principal opositor a su dominio (lo mismo que Hizbolá, Siria y anteriormente Hamas), Siria ahora es, por consiguiente, un objetivo. Como tal, Siria está recibiendo su castigo, de manera que todo el cuerpo metafórico será finalmente desmembrado.

Pero ¿qué importancia tiene aquí Hamas? Hasta que ganó las elecciones democráticamente en 2006 (casi dos años después del asesinato de Yasser Arafat) y luego un año más tarde llevó a cabo un golpe de estado en la Franja de Gaza contra Fatah, Hamas es un movimiento de resistencia apoyado por Irán, Damasco e HizboAllah. Si Irán es metafóricamente hablando la "cabeza" e Hizbola y Hamas las dos piernas, Siria ha sido el 'vientre' o el 'corazón' y 'pulmones' de este 'cuerpo' de la resistencia. Pero desde que Hamás gobierna la Franja de Gaza ha dejado de ser un movimiento de resistencia y se ha institucionalizado. En este caso, Israel (y Sharon en particular) obtuvieron una victoria táctica. Sin casi ningún costo, Israel se retiró de la Franja de Gaza, aunque la mantiene en estado de sitio, la ataca a voluntad y entrega las llaves a los prisioneros (Hamas) para que dirijan por él la mayor prisión a cielo abierto en la tierra. Y todo esto se hizo sin que siquiera Hamás se diera cuenta de lo que estaba pasando. Tal vez alguien pensó que el nombre se podía embellecer y, en vez de cárcel, se podría convertir en un Emirison [Emirato y cárcel en inglés, N. de la t.].

En el primer semestre de 2012 los líderes de Hamas abandonaron Damasco, donde estaban sus oficinas centrales, y ahora se están manteniendo públicamente en calma y se abstienen de apoyar al gobierno de Siria, un gobierno que lleva más de dos décadas apoyándolos. Con la victoria de los Hermanos Musulmanes en Túnez y Egipto, y su ascenso en Libia, Hamas parece ahora tener nuevos y poderosos patronos, y en países desde los que puede operar desde una postura mucho más poderosa. El recién elegido presidente de Egipto ha invitado a los dirigentes de Hamas (tanto en la diáspora como en la Franja de Gaza) a unirse a los Hermanos Musulmes (su organización madre) en un pie de igualdad. Lo que hasta ayer parecía ser un movimiento de resistencia (aunque se podría argumentar que nunca fueron revolucionarios, a diferencia de otras facciones palestinas de izquierda, como el FPLP, FDLP, etc), se está entretejiendo ahora con una alianza entre sunitas y musulmanes que ha empezado a actuar bajo el ala de la OTAN.

A los orientalistas occidentales les gusta imaginar lo que debe suceder para que sus intereses se vean servidos. Comienzan por etiquetar el mundo árabe como "Medio Oriente", como si esto fuera simplemente un lugar marcado geográficamente solo en relación al lugar donde está ellos mismos son. A fin de garantizar su robo planificado, inventan términos para confundir y justificar sus acciones militares encubiertas o manifiestas. Sin embargo, su servicios de seguridad y/o inteligencia fracasan siempre a la hora de predecir acontecimientos en el mundo árabe, como la Intifada de 1987 y el golpe de Hamas en 2007. Aún así, sus superficiales e ignorantes élites de poder nunca dejan de fabricar nuevos nombres y procesos, el último de los cuales es la denominación de lo que sea lo que se inició en Túnez como "Primavera árabe".

Lo que está ocurriendo en algunos Estados árabes y en el mundo árabe no es 'Primavera', es un proceso reaccionario que se levantará, como experimentaron los EE.UU. en Afganistán, donde crearon y apoyaron a los mismo jihadistas contra los que lucharon después. Así pues, los Estados Unidos e Israel han estado tratando de cortar los acuerdos con los islamistas en el poder para que puedan controlar a las masas. De hecho, esta no es la primera vez que los estrategas políticos han tratado de utilizar la religión para evitar el caos y defender sus intereses económicos. Es similar a lo que Maquiavelo describió (basándose en el relato del historiador romano Tito Livio (Livy) Patavino 59 aC-17 dC, quien escribió los Libros de la fundación de la ciudad) y a los que hace referencia en los Discursos sobre Tito Livio, cuando subtituló un capítulo: "Cómo hicieron los romanos para que la religión sirviera para reordenar la ciudad y llevar a cabo su empresa para detener los tumultos”.

Por lo tanto, las campañas de propaganda occidentales contra Siria se orientan a tratar de convencer a la opinión pública (la "plebe") de que teman la religión en lugar de obedecer a sus actuales líderes árabes. Por esta razón, a pesar de las protestas censuradas en los tres reinos árabes (Arabia Saudita, Marruecos y Jordania), el mundo apenas ha visto (debido a la censura, al cierre de fronteras y a la falta de atención de la prensa occidental) alguna protesta sustancial en comparación con las de otras repúblicas árabes. Una de las razones es que no había casi nadie dispuesto a promover campañas mediáticas ni a pagar la enormes suma de dinero necesaria (quizás con la excepción de Bahrein y la posible influencia de Irán). Sin embargo, no hay garantías de que una campaña contra-hegemónica pueda tener éxito en estas monarquías árabes.

Después de derrotar al clan rival de al-Rashid en 1921 la familia al-Saud gobierna en la actualidad en la mayor parte de la Península Arábiga histórica. Su importancia en la región también se debe tanto al control de los lugares santos de La Meca y Medina, a su alianza con el wahabismo y al uso de esta, como a sus recursos petroleros y de minerales. Estos recursos subsidian la industria cultural (los medios) afín. Sin embargo, los factores religiosos y económicos son evidentemente complejos, interconectan e involucran a una amplia red social. Esta combinación se puede expresar en lo que yo llamo 'La ética de Arabia Saudita, el dólar espiritual "- algo similar a la tesis de Weber sobre “La ética protestante" que estaba detrás de la acumulación de riqueza en Europa del norte.

A través de la acumulación de capital en los Estados del Golfo en la década de 1970 (controlada y protegida por tratados de protección angloamericanos que llevaron a gran cantidad de árabes a ser económicamente dependientes del empleo en el Golfo, o espiritualmente dependientes a través del control de los medios árabes), el auge del petróleo creó una nueva estratificación social en el mundo árabe. A consecuencia de ello, algunas sociedades árabes sido dependientes de la autoridad de la familia real saudí y sus clanes, y lo han aceptado. Estas elites forman parte de las elites económicas dominantes que poseen algunos de los proyectos energéticos más valiosos, activos monetarios y propiedades valiosas en Occidente, incluyendo Harrods, equipos de fútbol, propiedades en los Campos Elíseos y asociaciones con Rupert Murdoch, por mencionar sólo algunos.

El reciente descubrimiento de que los árabes quieren su libertad lo promueven algunas instituciones mediáticas árabes y occidentales que son ellas mismas son una extensión de los responsables políticos que tienen sus propios objetivos económicos, estrategias y tácticas. El único objetivo de las campañas mediáticas que están llevando a cabo el capitalismo neoconservador, sionistas como Bernard-Henri Lévy (el cual sirve agresivamente a Israel y tiene una fuerte afinidad con el judaísmo fundamentalista) es quitar a los árabes sus riquezas y recursos, al tiempo que los engañan.

Esto se hace a través de la doble estrategia de elaborar narrativas diferentes para dos segmentos diferentes de la población. Para los religiosos, la corrupción se asocia con la falta de fe, mientras que para toda la nación árabe venden el muy atractivo sueño de la autonomía, la justicia y la libertad. Naturalmente, cada uno va a interpretar esto de acuerdo con su propia educación, socialización, politización, normas y valores. Así, mientras que todos puedan reunirse en la "plaza", los islamistas creerán que las escrituras islámicas son la solución, los liberales recordarán a Jean-Jacques Rousseau, la "separación de poderes" de Montesquieu y la Revolución Francesa; los marxistas pensarán en la Revolución Bolchevique de 1917 y la lucha de clases, y los maoístas pensarán en la Revolución Cultural de Mao Tse-Tung o en el nasserismo (después de todo, cuando un grupo de oficiales del ejército egipcio llevó a cabo un golpe de Estado y una revolución en 1952, Mao Tse-Tung declaró que "la lucha contra la corrupción y el despilfarro es un problema fundamental que afecta a todo el partido", 30 de noviembre de 1951, y por lo tanto, encaja a la perfección en la lucha contra los regímenes árabes corruptos). Mientras tanto, aquellos que sueñan con Castro y el Che Guevara correrán a las “barricadas” en las plazas luchando contra las fuerzas de seguridad del Estado.

De hecho, todos estos valores sólo sirven para obstaculizar una salida en el mundo árabe y los sionistas-liberales lo saben. La realidad es que, debido al control social y a la manera en que las sociedades árabes se han socializado en el último siglo (incluyendo el impacto de la herencia colonial) y debido a que el rico Islam wahabí (y los salafistas modernos) han disfrutado de los ingresos del petróleo, a excepción de la facción islámica, las otras ideologías progresarán muy poco, y, simplemente, asegurarán la victoria de los movimientos religiosos.

Aunque sólo sea ligeramente, el mundo árabe ha sido heterogéneo. La religión ha prevalecido, incluso en Estados como Jordania donde durante décadas los islamistas controlaron la mayoría de los programas escolares. Por lo tanto, en todos los Estados árabes en los que han habido disturbios, y en particular en Egipto, hay una feroz lucha por el poder sobre la Constitución. Los Hermanos Musulmanes y los salafistas ganaron la mayoría de los escaños en las elecciones parlamentarias y el primer presidente elegido democráticamente, Muhammad Mursi (elegido sólo por la cuarta parte de los ciudadanos) es miembro de los Hermanos Musulmanes. Los poderes mayoritarios están trabajando para promulgar una constitución basada en una interpretación pertinente de las leyes de la sharia. En su Morfología del Estado Aristóteles sugería que hay que “considerar no sólo cuál es la mejor Constitución, sino también cuál es practicable y está más al alcance” (p. 103). A ojos de los fundamentalistas religiosos pueden ser las leyes de la sharia, aunque esté vigente una solución para las elites gobernantes occidentales.

Como han asegurado sus intereses económicos a través de las instituciones mediáticas controladas por la elite religiosas, se beneficiarán a su vez de sus propios centros de poder sociales, económicos y políticos, y un nuevo nicho de negocios surgirá de los círculos y clases de las élites religiosas. Los grupos religiosos también aumentarán su participación económica junto con la participación política. Dado que beneficiará a su jihad política, algunos lo considerarán halal, ya sea dentro o fuera del marco de la banca islámica. Sin embargo, la división social permanecerá o ampliará, y la única diferencia es que los nombres han cambiado. Será cualquier otro en lugar de un “Mubarak” (pero esta vez, alguien con barba) y estos aparentes "cambios" simplemente mantendrán el control político.

Las poblaciones afectadas son las que se definen como “minorías”, principalmente los árabes cristianos (unos 30 millones en el mundo árabe), musulmanes laicos (sunitas y chiíes) y otros. En Egipto, Mohammad Zawahiri (el hermano del líder de al-Qaeda, Ayman Zawahiri) ya ha declarado que los cristianos egipcios pagarán un impuesto por ser dhimmi (infieles), o abandonarán Egipto. Y si se niegan, ha sugerido que hay que enfrentarse a ellos y obligarles.

Un ejemplo de movilización de la población a través de la religión en los medios de comunicación lo hizo el propio monarca saudita. Durante el Ramadán de 2012 Abdalá de Arabia Saudí y su heredero pusieron en marcha una campaña de recaudación de fondos, supuestamente para ayudar al pueblo sirio, o al menos eso era lo que decía el lema de la campaña. Esta campaña se basaba en las normas de moral y el sentido de comunidad islámicos, especialmente en los que se destacan durante el mes sagrado del Ramadán. Mientras venden a su pueblo mensajes de comunidad y compasión, estas campañas se utilizan con fines políticos, tanto locales como regionales. Es inimaginable una campaña similar lanzada por Siria en favor de la liberación de mujeres sauditas y la necesidad de que se les permita conducir.

Liberales similares a Goebbels que están junto a los jefes de los emiratos han tratando de engañar hasta el momento a parte de la opinión pública árabe y de fabricar un consenso en contra del gobierno sirio, y con ello han desviado de sí mismos el calentamiento en sus propias “calles”. Mientras que ellos mismos se adhieren a las normas y creencias más arcaicas relativas a la libertad y la democracia, instigan el engaño de las masas en contra de Siria, lo que en términos de sus normas sociales es, como las libertades de las mujeres, los derechos de las minorías religiosas, igualdad de oportunidades y las libertades personales, etc, mucho más cercano a los países occidentales liberales. De la misma manera que a los regímenes árabes les gustaría movilizar a la opinión pública nacional en apoyo de los palestinos, los regímenes del Golfo están utilizando el falso argumento de que están en contra de la opresión a la que somete a los sirios su propio gobierno para movilizar a sus “calles” en contra de Siria. Y esto a pesar del hecho de que en términos de libertad y democracia ellos mismos están a años luz por detrás de Siria.

Los gobiernos occidentales no son amigos de la democracia liberal del Tercer Mundo. Inevitablemente tratan con estos gobiernos que tienen los peores historiales de los derechos humanos y sólo cuando supone un beneficio económico para ellos. Al igual que en julio de 2008, cuando Nicolas Sarkozy y el actual archienemigo de Siria, el Emir de Qatar, formaron, junto con los dirigentes sirios, la 'Unión por el Mediterráneo', algunos gobiernos europeos creen que ellos también podrían beneficiarse económicamente de la crisis en el mundo árabe. Esto es particularmente cierto cuando tienen el apoyo de los ricos Estados del Golfo y creen que de alguna forma podrán reducir las crisis económicas a las que se enfrentan.

En algunas partes de Siria ha desaparecido la seguridad personal desde marzo de 2011 y el gobierno central no siempre se ha destacado por su conducta moral. Sin embargo, como parte de una campaña política estratégica, los medios de comunicación están mintiendo intencionalmente sobre la situación en Siria. Infunden temor en la población de Siria y simulan una exagerada preocupación por las víctimas y las pérdidas humanas. De este modo, construyen un relato que facilita y justifica una mayor ayuda a los grupos armados, separatistas, terroristas y mercenarios. Los mismos medios de comunicación retratan al gobierno sirio como el único responsable de la violencia cuando, en realidad, los verdaderos responsables son quienes contratan, pagan y suministran armas a individuos fácilmente maleables, desempleados y hambrientos de dinero en efectivo.

Hay dos principales culpables del aumento de víctimas: la mentira y el silenciamiento de toda voz opositora. Junto con sus aliados árabes la OTAN apagó la señal de conexión por satélite del canal sirio al-Dunia. Se podría decir que otros actos de "terrorismo" vía satélite incluyen el secuestro por parte de la CIA de la cuenta de Twitter de al-Dunia a fin de difundir desinformación sobre la falsa retirada del ejército sirio. Los antiguos emiratos del Golfo árabe están utilizando en contra de Siria el mismo satélite árabe que Siria ayudó a fundar después de la pérdida de la segunda parte de Palestina en 1967.

Este mismo satélite se está utilizado en el conflicto en Siria, pero en su contra, e incluye desinformación principalmente por parte de canales que son propiedad del Golfo, los cuales promueven el miedo y el pánico debido a la inestabilidad económica en Siria. La oposición siria están utilizando y manipulando los medios de comunicación como una cobertura de la incitación a la acción terrorista, y también para reunir ayuda económica. Estos mismos medios presentan entonces los aseptizados y “heroicos” logros de los “rebeldes” y, cuando es necesario, presentan las víctimas que encuentran como “masacres”.

En general, a los principales medios de comunicación árabes y occidentales solo les queda una opción: tragarse la desinformación de organismos poco fiables y que luego bombean a la opinión pública. Con fines de propaganda, se difunden relatos de masacres perpetradas por el gobierno sirio para justificar la intervención extranjera y la imagen que prevalece es la de los nobles occidentales que vienen a salvar a una nación incapaz y oprimida del Tercer Mundo de la tiranía de un chovinista opresor machista. Esto es exactamente lo que ocurrió en Libia. Sin embargo, una minoría de los medios de comunicación árabes se opone al plan maestro y otra minoría observa desde la barrera. Los medios de comunicación árabes están en su mayoría, ya sea directa o indirectamente, en manos de los Estados del Golfo, mientras que cualquier otro periodista o bien trabaja discretamente en la nómina de esas fuerzas o está completamente engañado y le resulta imposible comprender las consecuencias trágicas de lo que está ocurriendo en el mundo árabe. Los valores contra la guerra de la Madre Coraje de Bertolt Brecht muy probablemente tienen un lugar muy poco destacado en la agenda de algunos Estados ricos en petróleo, ya que podría dejar aún más al descubierto la dicotomía entre religión y economía de guerra.

Dr. Makram Khoury-Machool es un erudito palestino, residente en Cambridge, Reino Unido
Última edición por Ivan el Rojo el 13 Ago 2012, 20:56, editado 1 vez en total.
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 20:48

La crisis siria divide a las izquierdas árabes

Nicolas Dot-Pouillard
Viento Sur
http://www.rebelion.org/noticia.php?id= ... -%E1rabes-

Al contrario de lo ocurrido con los levantamientos en Egipto y en Túnez, la insurrección iniciada en marzo de 2011 en Siria no genera consenso en las izquierdas árabes. Mientras un sector apoya las reivindicaciones democráticas de los manifestantes, otros temen injerencias políticas y militares de las potencias extranjeras.


En agosto de 2011, el diario libanés de izquierda nacionalista Al-Akhbar tuvo la primera crisis desde su creación, en el verano de 2006 /1. Su jefe de redacción adjunto, Khaled Saghieh, abandonó el diario que había ayudado a fundar. El motivo: el enfoque dado a la crisis siria. Saghieh denunció la falta de apoyo del periódico al levantamiento popular de marzo de 2011 /2. Al-Akhbar nunca negó su cercanía política respecto del Hezbollah libanés, uno de los principales aliados regionales de Bashar Al-Assad. Tampoco ocultó que era más favorable a una lógica de diálogo entre el gobierno de Damasco y una parte de la oposición que a la caída pura y simple del régimen. Al mismo tiempo, el diario abrió sus páginas a varios opositores sirios, entre ellos Salamah Kaileh, un intelectual marxista sirio-palestino, detenido a fines de abril de 2012 por los servicios de seguridad.

El pasado mes de junio, las disensiones aparecen en la versión inglesa del periódico (en línea), como consecuencia de un artículo de Amal Saad-Ghorayeb /3. Situándose explícitamente en una línea de apoyo a Damasco, la cronista libanesa ataca a los partidarios de la “tercera vía”, quienes denuncian al régimen autoritario sirio a la vez que ponen en guardia contra una intervención extranjera, a fortiori militar y occidental, siguiendo el modelo libio. En consecuencia, el mismo mes, otro colaborador de Al-Akhbar English, Max Blumenthal, anuncia su partida, en un artículo que critica a los “apologistas de Al-Assad” en el seno de la redacción /4.

Las divisiones en Al-Akhbar son sintomáticas de los debates que dividen, tanto estratégica como ideológicamente, a las izquierdas en el mundo árabe. Algunas continúan apoyando al régimen sirio, en nombre de la lucha contra Israel y de la “resistencia al imperialismo”. Otras se sitúan resueltamente al lado de la insurrección, en nombre de una lógica “revolucionaria” y de defensa de los “derechos democráticos”. Las últimas, en fin, se pronuncian por una línea intermedia: entre solidaridad distante con la demanda de libertad de los manifestantes y el rechazo de las “injerencias extranjeras”, planteando una forma de “reconciliación nacional”. Formadas por sensibilidades muy diferentes -algunas son de origen propiamente comunista o marxistizante, otras están en la órbita de una cierta izquierda nacionalista, unas radicales, las otras moderadas-, las izquierdas árabes, en relación al asunto sirio, se parecen a un mosaico roto.

Diversidad de análisis antiimperialistas

Ciertamente, los apoyos sin reservas al clan Al-Assad no son legión, y son raras las voces que llaman a un mantenimiento del régimen tal cual. Pero los partidarios incondicionales de la revuelta popular no parecen mayoritarios. A menudo situados en el extremo izquierdo del espectro político, son a veces de filiación trotskista (el Foro Socialista en Líbano, los Socialistas Revolucionarios en Egipto) o maoísta (Vía Democrática en Marruecos). Mantienen relaciones con ciertas fracciones de la oposición al régimen como la Izquierda Revolucionaria de Gayath Naisse en Siria. Y han participado, desde la primavera de 2011, en movilizaciones puntuales ante las embajadas y los consulados sirios de sus países respectivos.

Ciertos intelectuales de izquierda independientes apoyan igualmente la lógica insurreccional, como el historiador libanés Fawaz Trabulsi /5. Piden la caída del régimen: esta sensibilidad de las izquierdas árabes excluye todo diálogo. Incluso si defiende la necesidad de una protesta popular pacífica, no niega a los rebeldes el derecho a recurrir a la fuerza de las armas. En la extrema izquierda, los partidarios de la revolución se desmarcan sin embargo del Consejo Nacional Sirio (CNS) /6, una de las principales coaliciones de la oposición: denuncian que su alianza con estados como Qatar, Turquía o la Arabia Saudita.puede comprometer la independencia del movimiento popular en Siria.

Denunciando el régimen, llamando a su derrocamiento, una parte de las izquierdas radicales es circunspecta sobre el apoyo concedido por las monarquías del Golfo a los revolucionarios sirios, igual que no se atreve a sumarse completamente al discurso anti-Assad de una parte de la “comunidad internacional”, con los Estados Unidos a la cabeza. Sin embargo, este reflejo antiimperialista no impide el apoyo a la insurrección. Se da prioridad a la situación interna en Siria: lo que cuenta ante todo es la lógica del levantamiento de un pueblo contra el régimen, como en los procesos precedentes de Túnez o Egipto.

Sin embargo la mayoría de las fuerzas que se sitúan a la izquierda del espectro político en el mundo árabe guardan una distancia prudente hacia la revuelta. Denuncian primero la militarización de la insurrección, que no beneficiaría más que a los grupos islamistas radicales y a los combatientes extranjeros que afluyen a Siria. Subrayan luego la confesionalización del conflicto, que opondría progresivamente a las minorías alauita y cristiana a una mayoría sunita radicalizada por la represión, viendo ahí la amenaza de una guerra civil interminable. En fin, se inquietan por las correlaciones de fuerzas regionales y mundiales. Irán y Siria contra las monarquías del Golfo; Rusia y China contra Estados Unidos: en el gran juego guerrero regional e internacional que hace de Siria un frente de batalla entre varios actores estatales e internacionales, en la izquierda se hace a menudo la opción a favor de los primeros contra los segundos (las monarquía del Golfo y los Estados Unidos).

Así, cuando el 4 de abril de 2012, la Unión de los Partidos Nacionalistas y de Izquierda jordanos, una coalición que reúne a seis formaciones políticas, desde los comunistas a los nacionalistas árabes, organizó un mitin en Amman por el noveno aniversario de la invasión americana de Irak, la crisis siria ocupó el primer plano por delante del recuerdo de la caída de Saddam Hussein: “la intervención extranjera” en Siria fue firmemente denunciada, algunos oradores trazaron un paralelo entre la operación militar de marzo de 2003 contra Irak y el apoyo de las principales potencias occidentales al CNS y a la oposición armada /7. En Túnez, en un comunicado del 17 de mayo de 2012, la poderosa central sindical Unión General Tunecina del Trabajo (UGTT) -una parte de cuyo comité ejecutivo ha salido de la extrema izquierda-, a la vez que reiteraba su apoyo a las demandas democráticas del pueblo sirio, ponía en guardia contra un “complot” fomentado por los estados “coloniales y árabes reaccionarios”. Dos meses antes, el Partido Obrero Comunista de Túnez (POCT) llamaba, al lado de formaciones nacionalistas árabes, a una manifestación para denunciar la celebración, en Túnez, de la conferencia de los Amigos de Siria, que reunía alrededor del CNS cerca de sesenta delegaciones internacionales. El Partido Comunista libanés, por su parte, se ha caracterizado por un posicionamiento particularmente prudente. Aunque ha publicando en sus órganos de prensa artículos de opositores sirios, como Michel Kilo (que no pertenece al CNS), se ha abstenido sin embargo de participar en las pocas manifestaciones que se han celebrado, desde hace un año, ante la embajada siria en Beirut. Y a veces recibe las críticas de la extrema izquierda libanesa, porque una parte de su dirección es cercana al Partido de la Voluntad Popular Siria de Qadri Jamil: miembro de la oposición “legal”, que ha formado parte del nuevo gobierno de Riyad Hijab, nombrado por Al-Assad en el mes de junio de 2012, como vice primer ministro para asuntos económicos.

La lógica reformista es la preferida por una parte de las izquierdas árabes: la solución al conflicto sirio debe ser política y no militar. El comunicado final de la Conferencia Nacionalista Árabe/8, que ha reunido el pasado mes de junio en Hammamet, Túnez, a unos doscientos congresistas miembros de formaciones árabes, nacionalistas de izquierdas y, en una menor medida, islamistas, refleja esta posición. El documento ha buscado el máximo consenso posible. A la vez que reconoce el derecho del pueblo sirio “a la libertad, a la democracia y a la alternancia pacífica en el poder”, condena la “violencia venga de donde venga”, equiparando el régimen y la oposición armada, llamándoles a ambos a inscribirse en una lógica de diálogo fundada en el plan de retorno a la paz propuesto en marzo de 2012 por el emisario de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Kofi Annan.

Si, para una parte de la izquierda radical árabe, la perspectiva revolucionaria debe claramente estar al orden del día en Siria, otra fracción, sustancialmente más importante, se ha despedido de ella: no desea una caída brutal del régimen. Para ella, el corazón de la contradicción reside en una guerra fría que no es reconocida como tal. El miedo al vacío y a una Siria post-Assad reconciliada con los Estados Unidos y aliada a los estados del Golfo es bastante más fuerte que el de ver prolongada la vida del régimen.

Siria sigue siendo una especie de dios Jano a ojos de los militantes de izquierda árabes. Raros son los que niegan su carácter autoritario y represivo; pero, aún hoy, el discurso defensivo del régimen, combinado con las sanciones internacionales de las que es objeto, despierta uno de los basamentos ideológicos más profundos de las izquierdas árabes: el paradigma tercermundista y antiimperialista. Para unos, ese sentimiento está atemperado por la adhesión al carácter popular de la revuelta; en cambio para otros, está acrecentado por la internacionalización creciente del conflicto.

Además, la dinámica islamista nacida de las primaveras árabes, que se traduce por la llegada a las puertas del poder, en Marruecos, Túnez y Egipto, de fuerzas salidas de los Hermanos Musulmanes, ha provocado en una parte de las izquierdas, una reacción de rechazo: las revueltas árabes son también temidas poque podrían desembocar en una hegemonía islamista.

Igual que los Hermanos Musulmanes en Egipto y en Jordania, el movimiento Ennahda en Túnez aparece como un ferviente apoyo de la oposición siria. La posición de una gran parte de las izquierdas árabes sobre el tema sirio refleja así su propia confrontación con las fuerzas del islam político. De ahí proviene, para partidos que se reclaman a menudo de la “revolución” y del “progresismo”, incluso algunos del marxismo, una preferencia paradójica por una solución negociada y gradual de transición en Siria, por miedo a un futuro decepcionante.


Publicado en Le Monde Diplomatique de Agosto 2012
Traducido de: http://www.latribune-online.com/supleme ... 71001.html
Traducción: Faustino Eguberri para VIENTO SUR

Notas
1/ Este periódico publicó durante un año Le Monde Diplomatique en árabe como suplemento.
2/ Ibrahim Al-Amin, “ ¿Porqué Khaled Saghieh ha abandonado Al-Akhbar ?” (En arabe), Al-Akhbar, Beyrouth, 21 agosto 2011.
3/ “Syrian crisis : There’s a crowd”, Al-Akhbar English, 12 de junio de 2012, http ://english.al-akhbar.com
4/ “The right to resist is universal: A farewell to Al Akhbar and Assad’s apologists”, Al-Akhbar English, 20 de junio de 2012.
5/ Antiguo miembro dirigente de la Organización de Acción Comunista en Líbano (OACL), Fawaz Trabulsi enseña historia en la Lebanese American University (LAU) de Beirut.
6/ Fundado en el verano de 2011, el Consejo Nacional Sirio tiene su sede en Estambul, Turquía. Reagrupa a importantes partidos de la oposición siria, entre ellos los Hermanos Musulmanes.
7/ “Los partidos nacionalistas y de izquierda afirman su rechazo a la injerencia extranjera en los asuntos árabes (en árabe), Nida Al-Watan, Amman, abril 2012.
8/ Además de las formaciones baasistas o naserianas, la Conferencia Nacionalista Árabe agrupa partidos políticos de izquierda como el Partido Socialista Unificado (PSU) marroquí, el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP) o el Partido Socialista Yemení (PSY).
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 20:55

Siria, entre la revolución y la contrarrevolución

Sungur Savran
Socialist Project
http://www.rebelion.org/noticia.php?id= ... oluci%F3n-

La aparición de un Kurdistán occidental que es potencialmente anti-imperialista en su orientación señala un enorme cambio en la correlación de fuerzas de Oriente Próximo.

La lucha entre el régimen Baaz de Bashar al-Assad y las masas populares de la ciudad y del campo sirios iniciada el 15 de marzo de 2011 parece haber consumido a ambas partes en su ferocidad. Promete la victoria inminente a una tercera fuerza que ha sido cuidadosamente diseñada, apoyada y armada por las fuerzas internacionales de la contrarrevolución. Esta tercera fuerza es una coalición burguesa integrada por diferentes tendencias políticas que incluye a oportunistas políticos burgueses pro-imperialistas que viven en el exilio a la espera de que llegue su día, a movimientos suníes musulmanes de diversas tendencias, especialmente los Hermanos Musulmanes, a representantes directos de varios sectores de la burguesía siria y a desertores del ejército sirio. Las fuerzas de la contrarrevolución internacional, integradas principalmente por el imperialismo, en primer lugar, de Estados Unidos, por supuesto, por árabes suníes reaccionarios dirigidos por Arabia Saudí y Qatar, y por Turquía (Israel ha mantenido un perfil muy bajo) parecen estar a punto de conseguir su gran objetivo de convertir el levantamiento de las masas populares, una parte auténtica de la revolución árabe, en un movimiento “responsable” y pro-imperialista que pueda ocupar el lugar de Assad sin que se produzca una ruptura radical con el Estado burgués existente.

Sin embargo, mientras la revolución de Siria se prepara para abandonar el escenario a favor de un nuevo gobierno burgués se ha engendrado hace muy poco un producto secundario que es capaz de trastocar el status quo no sólo en Siria sino en toda la región en forma de una región autónoma que toma forma en las provincias del norte de Siria. Un nuevo Kurdistán autónomo está emergiendo ante nuestros ojos y en esta ocasión, a diferencia del Gobierno Regional del Kurdistán en el norte de Iraq, no ha sido diseñado por Estados Unidos.

De cómo el imperialismo, los árabes reaccionarios y Turquía han suplantado a la Revolución Siria

A pesar de persistentes e infundados rumores en sentido contrario, la revolución árabe que se inició en Túnez a finales de 2010 y que se extendió como un reguero de pólvora a muchos otros países árabes (Egipto, Bahréin y Yemen, por citar sólo los ejemplos más destacados) pilló al imperialismo por sorpresa y causó un grave perjuicio a su posición en el mundo árabe. Aparte de la dinámica de la revolución permanente que se puso en marcha especialmente en Egipto, donde la lucha proletaria fue decisiva incluso en esta primera fase de la revolución, y de la perspectiva alternativa de la llegada al poder de tal o cual sector del Islam político —la oposición mejor organizada en estos países desde hace décadas— también se produjo una amenaza para Israel y para el status quo de tres décadas de un Oriente Próximo basado en Camp David. Enfrentado a la formidable arremetida de las masas más gráficamente simbolizadas por Tahrir, el imperialismo, después de una cierta improvisación, diseñó una estrategia. Se denominó “transición ordenada” y se basa en salvar lo que se pueda de las instituciones mientras se sacrifica a los actores más destacados del antiguo régimen. La salida de Ben Ali (Túnez), Hosni Mubarak (Egipto), y Ali Abdullah Saleh (Yemen) era esencial para contener la fiebre de las masas. Además, una coalición imperialista liderada por Estados Unidos y Francia, saltó sobre la guerra civil regional y tribal en Libia para apoyar a la oposición a Muamar Gaddafi militarmente a fin de crear una base segura para la intervención imperialista en Egipto y Túnez en caso de que estas dos revoluciones, las más avanzadas hasta el momento, se fueran de las manos.

Siria tiene sus especificidades. Es, más importante aún, vecino inmediato de Israel. Aunque la entidad sionista considera al régimen baasista como un enemigo tradicional, no hay que olvidar que a través de la intermediación de Recep Erdogan, primer ministro turco, Israel y Siria estuvieron a punto de crear su propia versión de Camp David hasta que el ataque sionista a Gaza a finales de 2008 destruyó toda la empresa. Ante el temor de que una alternativa islamista suní al gobierno Alawi de al-Assad, que podríamos llamar laico, constituyera una amenaza mayor aún para Israel, para Estados Unidos y para el establishment sionista, cuando vieron de frente la revolución siria de marzo de 2011, optaron en un primer momento por la reforma del régimen vigente con el fin de absorber las reivindicaciones del movimiento popular. Esta fue también la línea seguida por el gobierno islamista moderado de Erdogan en Turquía, pues había invertido mucho en sus relaciones con el gobierno de al-Assad en los años anteriores.

Pero el gobierno de al-Assad y la gran burguesía suní, cristiana y alawi estrechamente ligada a la oficialidad del partido Baaz en su existencia socio-económica no estaban dispuestos a ceder en ningún terreno de las reivindicaciones populares. Sólo cuando se dio cuenta de esta incapacidad o renuencia, la coalición contrarrevolucionaria internacional dio la espalda a al-Assad. Aproximadamente seis meses después de que la revolución comenzara, a finales del verano de 2011, el gobierno turco creó para personalizar el orden una oposición bajo el paraguas del denominado Consejo Nacional Sirio (en adelante CNS) a imagen del Consejo Nacional de Transición de Libia, con el fin de para formar una “respetable” oposición burguesa en el exilio que reuniera a todas las tendencias leales al orden imperialista. Esto se complementó unos meses más tarde con la creación del Ejército Sirio Libre (ELS), al que descaradamente da refugio y entrena Turquía, arma el dinero saudí y qatarí, y proporciona servicios de inteligencia Estados Unidos. La oposición burguesa representada por el binomio del CNS y el ESL es una criatura del imperialismo, de los árabes reaccionarios y de Turquía para desviar la revolución siria hacia un sendero aceptable para ellos.

'Amigos de Siria'

De nuevo, la estrategia aquí es la de la “transición ordenada”. De las tres conferencias organizadas por los llamados “Amigos de Siria”, que reúne a los países imperialistas, a miembros de la Liga Árabe, a Turquía y a otros parásitos del imperialismo, la más relevante ha sido la de Estambul, celebrada a principios de abril de este año. La resolución allí adoptada destacó por su claridad de propósitos: “una transición pacífica, ordenada y estable” (“pacífica”, resulta, obviamente, pura hipocresía), y la insistencia en preservar y reformar las instituciones sirias. Este segundo punto está dirigido de nuevo a la estrategia de salvar lo máximo posible de los regímenes existentes a fin de descartar la soberanía popular o un régimen islamista.

Sin embargo, a diferencia de la experiencia del Consejo Nacional de Transición de Libia, el CNS no ha sido capaz, en su año de existencia, de hegemonizar la oposición siria. Hay varios factores en juego. En primer lugar, muchas fuerzas de la revolución popular, comenzando por movimientos de izquierda, se han posicionado firmemente contra la intervención extranjera y han expuesto al CNS como un títere del imperialismo y de los [regímenes] árabes reaccionarios. En segundo lugar, los movimientos que representan a los kurdos, una nacionalidad oprimida que predominantemente vive en el norte del país, no vieron ni ven un atisbo de esperanza en la orientación política de la oposición. En tercer lugar, el CNS ni siquiera puede crear una relación armoniosa entre las diferentes tendencias burguesas. Existe un temor creciente en el campo de la contrarrevolución internacional de que el CNS y la lucha armada en el interior del país estén siendo cada vez más dominados por los Hermanos Musulmanes, un movimiento panárabe moderado que es la fuerza que está en auge en Egipto, así como por movimientos salafistas más próximos a Arabia Saudí e incluso a al-Qaida.

Esta última tendencia de la creciente influencia islámica en el movimiento de oposición está estrechamente relacionada con un aspecto explosivo de la lucha por Siria. Este último país se ha convertido ahora en el escenario de vanguardia de la lucha entre el campo islamista suní edificado por Arabia Saudí contra el frente chií-alawi liderado por Irán. Siria no es sino un eslabón de la cadena de fuerzas en alianza ahora con Irán: el nuevo Iraq dominado por la chi’a, y Hizbolá, que es el poder más fuerte en el actual gobierno de Líbano, además de la Siria dominada por los alawíes, (los alawíes están próximos a los chiíes en ciertos aspectos, aunque son muy diferente en otros; la verdadera fuerza que les une es su común oposición a la dominación suní). Hamas en Palestina, que fuera un importante aliado de Irán, ha dado señales de volver al redil suní como consecuencia del impacto del ascenso de los Hermanos Musulmanes en la estela de la revolución egipcia. Así que la lucha por Siria forma parte asimismo de una rivalidad sectaria más amplia entre suníes y chiíes que amenaza con una conflagración a gran escala en Oriente Próximo que, de desatarse, amenaza con llegar a dimensiones de barbarie.

A pesar de todas estas contradicciones dentro del campo de la oposición burguesa pro-imperialista, la lucha dentro de Siria, que comenzó como operaciones relámpago en localidades restringidas, se ha convertido en una guerra civil a gran escala en la que según se informa, la oposición controla ya muchas áreas. Se ha producido una serie de deserciones en el ejército y en la burocracia civil (las más llamativas entre algunos embajadores). Lo más importante es la reciente deserción de Manaf Tlas, general de la Guardia Republicana, el ejército pretoriano de la familia al-Assad. La familia Tlas, suní, es la segunda en importancia después de la de al-Assad en el régimen baasista y una de las familias capitalistas más poderosos del país. Manaf está siendo considerado como probable candidato para dirigir un gobierno de transición. Ello garantizaría la supervivencia del poder capitalista en el país. Tlas tiene la ventaja adicional de recibir el posible respaldo de Rusia, el oponente más activo de la coalición imperialista en la cuestión siria, junto con China e Irán.

Parece que los días de al-Assad están contados. Si Tlas o alguien similar liderase el gobierno de transición, el objetivo estratégico del imperialismo se habría cumplido, con las instituciones del Estado o incluso las del régimen mantenidas parcialmente y una Siria capitalista subordinada al imperialismo garantizada. Este escenario más probable, significaría la muerte dulce de la revolución popular siria. El dinero de Arabia Saudí y Qatar, el santuario y el entrenamiento ofrecido a la oposición burguesa por parte de Turquía y la abrumadora influencia diplomática del imperialismo han jugado a favor de la oposición burguesa contra el movimiento popular. Está por estudiar la responsabilidad política de la izquierda siria una que vez que el enigma en que se ha convertido la revolución en este momento revele sus secretos en el futuro. Sin embargo, aún no podemos declarar la consumación de la muerte de la revolución. El período post-Assad puede que dé más de una sorpresa al mundo.

La moribunda revolución siria engendra una criatura: un Kurdistán occidental autónomo

Los recientes acontecimientos que están teniendo lugar en el norte de Siria aportan nuevos factores a la ecuación. Desde el 20 de julio, las ciudades del norte de Siria, incluyendo la más extensa de Qamishlo, han sido tomadas por el pueblo kurdo una tras otra de manos de los representantes del gobierno baasista. Los habitantes de esas ciudades y pueblos han formado consejos para administrar los asuntos locales y milicias para defender la nueva configuración política. Banderas kurdas ondean por todas partes.

Para entender lo que está sucediendo es necesario tener información completa sobre la situación de los kurdos en Oriente Próximo. La historia de los kurdos, uno de los pueblos autóctonos de la región, y del Kurdistán es larga y complicada. Baste decir que, desde la Primera Guerra Mundial el Kurdistán se dividió en cuatro partes colonizada cada una por un Estado de Oriente Próximo: Turquía, Irán, Iraq y Siria. Así que en términos del estatus quo del Derecho Internacional, el norte de Siria es, de hecho, el Kurdistán occidental. Durante largas décadas las cuatro partes del Kurdistán fueron esclavizadas con diferentes grados de opresión nacional en diferentes momentos y lugares por esos cuatro Estados. Por lo tanto, la lucha del pueblo kurdo por el derecho a la autodeterminación y la unificación nacional es una causa de lo más justa. Hubieron, por supuesto, revueltas y guerras de liberación nacional en todo el siglo XX que dieron efímeras victorias a veces. Pero sólo en este inicio del siglo XXI emerge lentamente la silueta de un Kurdistán.

Dos factores de origen muy diferente están en juego. Uno de ellos es la creación de un Kurdistán autónomo en el norte de Iraq, con el patrocinio de los estadounidenses en el proceso del asalto imperialista contra Iraq desde la Primera Guerra del Golfo de 1991. El líder de este Gobierno Regional del Kurdistán, una entidad federal [sic] dentro de Iraq, es Barzani. El otro es la lucha emprendida por el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) desde que iniciara una guerra de guerrillas en el interior de Turquía en 1984. Aunque el líder del PKK, Abdullah Ocalan, fue capturado por la CIA y entregado a Turquía en 1999, y a pesar de que Ocalan ha estado en confinamiento solitario en una prisión de una isla durante los últimos doce años, el PKK cuenta con una masa de seguidores que es también la base electoral de un partido legal representado en un grupo parlamentario conjunto. El partido es también una fuerza política muy importante entre los kurdos de Irán y Siria a través de partidos locales que están más o menos afiliados a él.

Es importante entender que debido a estas circunstancias, Barzani y el PKK se disputan las fuerzas que compiten entre sí por la hegemonía sobre la totalidad del Kurdistán. En esta competencia, Estados Unidos y Turquía son aliados de Barzani. Turquía en los últimos años ha llevado a cabo negociaciones secretas sin éxito con Ocalan en la cárcel y con la dirección del PKK por separado, pero el Estado turco y el PKK son todavía fuerzas hostiles. En cuanto a Estados Unidos, el PKK no ha sido un aliado atractivo ya que es un enemigo del preciado aliado estadounidense y miembro de la OTAN, Turquía, y un rival a la dirección de Barzani.

En el contexto de esta información, la situación actual en el Kurdistán Occidental, (norte de Siria) presenta algunas características muy interesantes. En primer lugar, cabe señalar que las fuerzas que han sacado de las ciudades kurdas a las instituciones del gobierno son una coalición de partidarios del PKK y simpatizantes de Barzani. Teniendo en cuenta lo dicho anteriormente respecto a la relación a cuatro bandas entre Estados Unidos, Turquía, Barzani y el PKK, esta es una situación de lo más inesperada. Ello puede explicarse por el hecho de que, perturbado por la clara hegemonía del PKK sobre el Kurdistán occidental, Barzani intentó, justo antes de la conquista de las ciudades kurdas, que todas las fuerzas políticas kurdas sirias se unieran en un frente con el fin de ser capaz de mantener al PKK bajo control. El hecho es que los partidarios del PKK son visiblemente hegemónicos a pesar de este tipo de intento de control.

En segundo lugar, después de décadas de esclavitud kurda, esta es la segunda entidad kurda que emerge en el espacio de una década. Esto, por supuesto, levanta ampollas en los cuatro países opresores, incluido Iraq, donde existe un creciente temor de que se produzca una eventual declaración de independencia por parte de Barzani. Más recientemente, el ejército federal de Iraq ha comenzado a amenazar a los peshmerga [milicias kudas de Barzani] con un ataque.

En tercer lugar, esta entidad promete ser, si es capaz de sobrevivir, muy diferente de la de Iraq. El feudo de Barzani es congénitamente pro-estadounidense y recientemente se convirtió en pro-turco, mientras que el PKK es actualmente y al menos en un futuro previsible, independiente del imperialismo de Estados Unidos y una amenaza para Turquía. La situación es ciertamente extraña. Abdullah Ocalan, el líder del PKK está condenado a cadena perpetua en Turquía pero se ha levantado in absentia al poder en el Kurdistán sirio!

En cuarto lugar, el gobierno turco ha entrado en estado de pánico como consecuencia de la emergencia eventual de este del Kurdistán occidental. Ha amenazado con una intervención militar afirmando que la presencia del PKK en el poder en su flanco sur es simplemente inaceptable para la “seguridad nacional”.

En quinto lugar, la facilidad con que las fuerzas kurdas han sido capaces de capturar las ciudades del norte de Siria crea la sospecha de que el régimen de Assad pueda estar, cuando menos, haciendo la vista gorda ante este acontecimiento. Esto no disminuye el valor de la nueva administración en la región. Sin embargo, supone una gran diferencia en cuanto a si los líderes kurdos de Siria están actuando en un espíritu revolucionario o simplemente aprovechando el tirón de la guerra entre el imperialismo y un déspota regional. También supone una gran diferencia en cuanto a la motivación que hay detrás de la conducta del gobierno de Assad. En efecto, Assad puede estar tratando de involucrar a Turquía militarmente en el campo de batalla de Siria con el fin de ser capaz de crear un ambiente patriótico entre los sirios, tal vez su última oportunidad para mantenerse en el poder.

La aparición de un Kurdistán occidental que es potencialmente anti-imperialista en la orientación señala un enorme cambio en la correlación de fuerzas de Oriente Próximo. Ya el gobierno turco ha amenazado con la guerra y la invasión de este nuevo potencial Kurdistan. Los internacionalistas del mundo tienen el deber de defender a este pueblo oprimido contra sus opresores, los Estados regionales reaccionarios, así como contra el imperialismo. Hay que decir, sin embargo, que el Kurdistán occidental, incluso con el poder consolidado en manos de sus nuevos amos, es una empresa sumamente frágil. Sólo con una estrategia de revolución permanente que tenga como objetivo la liberación de las cuatro partes del Kurdistán puede esta nueva entidad sobrevivir y florecer.

En términos más generales, la revolución árabe puede seguir adelante y tirar las cadenas tanto del despotismo pro-imperialista del antiguo régimen como del islamismo reaccionario si se inclina cada vez más en un proceso de revolución permanente hacia la clase trabajadora, los pobres y los jóvenes desempleados. Una vez más, es deber de la izquierda internacional luchar contra las estúpidas teorías de “la reconfiguración estadounidense de Oriente Próximo” como la explicación de la revolución árabe y echar una mano a la izquierda y a las masas populares que han hecho de sus cuerpos un escudo contra las balas de los nuevos faraones, los Ben Alis, los Mubarak, los Salehs y los Assad.
Sungur Savran es editor del periódico Isci Mucadelesi (Lucha Obrera) en Estambul, Turquía.

Fuente: http://www.socialistproject.ca/bullet/676.php?continue
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Avatar de Usuario
Ivan el Rojo
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 10462
Registrado: 19 Ago 2007, 04:38

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Ivan el Rojo » 13 Ago 2012, 20:57

Unos cuantos análisis medianamente serios sobre la situación en Siria. Y no patochadas de niño de quince años que como no tiene ni puta idea de nada recurre a absurdas alusiones a la Guerra Civil Española que no tienen nada que ver con el asunto. O repeticiones del discurso del Pensamiento Único con rechazo inquisitorial del que plantee dudas, propios de una mentalidad de totalitario.
La violencia no es la respuesta; es la pregunta. La respuesta es SI.
Siempre, detrás de un extremista, se esconde un oportunista. (V.I. Lenin)
¡Cuantos errores cometió la URSS, pero cuanto la echo de menos! (Eric Hobsbawm)

Big Bang
Niña inquieta
Mensajes: 30
Registrado: 09 Jun 2009, 21:01

Re: Conflicto sirio

Mensajepor Big Bang » 13 Ago 2012, 21:16

Anda Ivan, ve y cuéntales a los sirios q están siendo bombardeados por tierra y aire q eso lo están haciendo por su bien para librarles del jodido imperialismo yanki, a ver q te dicen.


Volver a “Foro General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 1 invitado

cron