Marxismo de derechas

Foro abierto a simpatizantes y militantes de IU para debatir y opinar sobre la actualidad política y los temas que nos interesan.
Kaneda
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3570
Registrado: 07 Abr 2007, 21:01
Ubicación: Asturias

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Kaneda » 09 Jul 2021, 19:51

¿Pero sostenéis que Iglesias es nada menos que nazi? ¿Ana Iris Simón queda homologada a Abascal pero Iglesias no queda homologado a Schmitt? ¿No es bidireccional esa teoría vuestra de la vinculación ideológica entre escritor y lector?

Giputxilandes
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5948
Registrado: 16 Abr 2007, 17:50

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Giputxilandes » 09 Jul 2021, 22:57

Abascal no ha leído un libro sin dibujos en su vida. Ni el de Simón.

De PIT podemos decir justo lo contrario. Quizá haya leído más de uno de más. Es más, no me extrañaría que se terminase leyendo el susodicho "Feria". Cada loco con su tema.

Pero, como dice Ence, no se va a poner a intentar explicarme la parte más turras de la izquierda lo superdelosnuestros que era ese nazi.
"La tarea de las juventudes comunistas se puede resumir en una palabra; aprender" V.I.U.

"Cuidado cuidado, os avisamos; ¡somos los mismos que cuando empezamos!" Iosu Expósito/Juanma Suárez

Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6385
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Ence » 10 Jul 2021, 09:34

Kaneda escribió:
09 Jul 2021, 19:51
¿Pero sostenéis que Iglesias es nada menos que nazi? ¿Ana Iris Simón queda homologada a Abascal pero Iglesias no queda homologado a Schmitt? ¿No es bidireccional esa teoría vuestra de la vinculación ideológica entre escritor y lector?
Vamos a ver si te lo explico bien: no hay ninguna teoría de vinculación ideológica entre escritor y lector; una persona de izquierdas puede leer a autores de derechas y viceversa. Ahora bien, yendo a lo concreto, he comentado que me parece muy lógico que a alguien como Abascal (un fachuzo más simple que el mecanismo de un chupete) le guste un libro como el de Iris ya que dice cosas muy fachunas y muy simples. Y a ese comentario he añadido que me sigue sorprendiendo que se sostenga que ese libro o esa autora represente a un pensamiento de izquierdas.

En el otro lado, también me parece bastante lógico y normal que alguien como PIT (un matriculín licenciado en ciencias políticas) lea libros escritos incluso por nazis (sin que eso suponga que se convierta en nazi). A ese comentario añado que por lo menos, hasta ahora y que yo sepa, todavía no se está defendiendo que ese autor o ese libro representen un pensamiento de izquierdas.
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Kaneda
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3570
Registrado: 07 Abr 2007, 21:01
Ubicación: Asturias

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Kaneda » 10 Jul 2021, 20:26

Abascal se deja fotografiar con el libro de Simón por la misma razón por la que Iglesias se deja fotografiar con el libro de Schmitt: porque encuentran en ese libro que aparecen sujetando una defensa de ciertas ideas que ellos también sostienen desde el otro lado del espectro ideológico.

Simón que es de izquierdas reivindica "la patria" y "la familia" y eso es lo que Abascal dice defender desde Vox (en la representación Abascal defiende esas cosas, aunque en el ejercicio se dedique a destruirlas).

Schmitt plantea una crítica a la llamada "libertad de prensa" que es coincidente con la de Iglesias (que solo se da esa supuesta "libertad" en tanto que no atente contra los intereses de los poderosos) pero lo hace desde el otro lado del espectro ideológico.

Por eso a Iglesias le interesa la foto con el libro de Schimitt (para poder decir algo así como "mirad, uno de ultraderecha que pone el dedo en la llaga") y a Abascal le interesa la foto con el libro de Simón (para poder decir "mirad, una de izquierdas que pone el dedo en la llaga").

Es marketing político en ambos casos: no sacarían el libro "de paseo" si lo que les interesase genuinamente fuese su contenido. Les interesa la foto.

Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6385
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Ence » 11 Jul 2021, 12:12

Una pregunta, sin acritud y sin segundas: ¿de dónde sale que esta mujer es de izquierdas?, ¿quién reparte esos carnets?

Porque yo leo por ejemplo esta entrevista que le hacen en El País (en la que por cierto suelta la burrada de que los ricos tienen más hijos que los pobres cuando la realidad es justo la contraria), y lo que veo es que ni ella misma se define como de izquierdas:
¿Y usted cómo se define?

Antiliberal. El eje izquierda-derecha no tiene razón de ser ya desde el 15-M. Ahí decíamos “PSOE y PP la misma mierda es” y que de lo que había que hablar era de los de arriba y los de abajo. Estamos igual. Tenemos un bipartidismo de bloques hiperpolarizado. Y, en medio de una pandemia, solo hablamos de la dictadura social comunista o el auge del fascismo. Nos distraen con eso cuando lo que hay es mucha gente en paro, que no cobra los ERTE y no puede ni tener hijos.
Añado que yo mismo estoy de acuerdo con el planteamiento que ella hace en este caso: las etiquetas apriorísticas sobre "izquierda" y "derecha" lo que hacen es distraernos en los debates; hay que debatir sobre lo concreto y olvidarnos de las etiquetas simplificadoras. A mí me parece que esta, como cualquier otra, será una persona con sus ideas, y con algunas podré estar de acuerdo y con otras no. Que al final lo que resulte sea de izquierdas, de derechas, socialcomunista, rojipardo o nacionalpatriota será una conclusión, no siempre demasiado clara y con una gran subjetividad, pero nunca puede ser un apriorismo.

O dicho de otra manera, ¿qué diferencia hay entre defender A "siendo" de izquierdas y defender A "siendo" de derechas? :roll:
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Giputxilandes
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5948
Registrado: 16 Abr 2007, 17:50

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Giputxilandes » 11 Jul 2021, 12:22

Siendo "Antiliberal" la manera favorita de definirse de los falangistas desde la transición.

El ridículo histórico de cierta izquierda con estas cosas y otras, como las políticas trans, a los que el rodillo de la historia va a pasar por encima, es de aúpa.
"La tarea de las juventudes comunistas se puede resumir en una palabra; aprender" V.I.U.

"Cuidado cuidado, os avisamos; ¡somos los mismos que cuando empezamos!" Iosu Expósito/Juanma Suárez

Kaneda
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3570
Registrado: 07 Abr 2007, 21:01
Ubicación: Asturias

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Kaneda » 11 Jul 2021, 12:41

Ence, lo que planteas es problemático y complejo. Inicialmente entiendo que estaba claro quién era la derecha y la izquierda porque aludían a dónde se sentaban en una asamblea en Francia. Ahora son "los demás" los que sitúan a "uno" en la derecha o en la izquierda, y claro esos "demás" usamos criterios muy diferentes.

Con "conservador" y "progresista" pasa igual: ¿oponerse a determinado grado de destrucción de la naturaleza para generar industria sería "conservador" (conservar la naturaleza) o sería "conservador" estar a favor de esa industria (porque quiere uno conservar el empleo, por ejemplo)? Es muy relativo.

Giputxi: ¿a qué te refieres con ridículo histórico, a que se verán ridículas sus posiciones políticas en el futuro? Puede ser, no lo sé. Si te refieres a la llamada "autodeterminación de género" no sé yo hasta que punto ese modelo está llamado a imponerse históricamente (si me apuras casi que veo más probable en el futuro algo así como un "borrado del género" -en el sentido de que se eliminen las referencias genéricas- que la perpetuación de un modelo de "autodeterminación del género"; pero a saber por dónde irán los tiros en el futuro).

Si te refieres a la transfobia: sí, por supuesto, pero no hace falta esperar al futuro, ya es ridículo ahora.

Giputxilandes
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 5948
Registrado: 16 Abr 2007, 17:50

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Giputxilandes » 11 Jul 2021, 12:59

Me refiero a los discursos autodenominados (porque en realidad, no lo son) "anti-posmodernos", que no dejan de ser más que excusas de gente rancia para odiar. Porque la transfobia es lo rancio, pero el radfem la excusa. El obrerismo de cuello azul años veinte es lo rancio, pero el discurso de Simón la excusa.

Los diferentes discursos de "borrado" son iguales en su inmundicia intelectual. El "borrado de mujeres" que esconde su LGTBI-fobia, y el "borrado de la clase trabajadora" que esconde su peste a naftalina y solisombra. Solo hay que sumarle el "borrado del humor" sobre el que se parapetan los cuñados, y ya tienes medio twitter descrito.

Que, por cierto, la reflexión real debería ser esa. Que eso solo existe en twitter, porque son discursos más que de sobra superados en las organizaciones "realmente existentes" y cuyo único fin, voluntario o no, es servir de munición propagandística a la derecha en RRSS.
"La tarea de las juventudes comunistas se puede resumir en una palabra; aprender" V.I.U.

"Cuidado cuidado, os avisamos; ¡somos los mismos que cuando empezamos!" Iosu Expósito/Juanma Suárez

Kaneda
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3570
Registrado: 07 Abr 2007, 21:01
Ubicación: Asturias

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Kaneda » 11 Jul 2021, 14:51

"Lo posmoderno" es un cajón de sastre perfectamente equiparable a "lo facha", hasta el punto de que las acusaciones de "¡posmoderno!" se suelen replicar con "¡fascista!", y las de "¡facha!" con "pírate por ahí posmo!".

Lo anterior no quiere decir que no exista algo que podríamos llamar "posmodernidad" o que haya desaparecido todo rastro del "fascismo"; pero habrá que hilar fino (por ejemplo el camarada Paco Erice ha escrito críticamente sobre la influencia de la posmodernidad en la disciplina de la Historia).

Sobre el "borrado": el llamado "borrado de las mujeres" lo entiendo imposible de ejecutar (será posible a lo sumo algo así como un "borrado jurídico" de las referencias a la "mujer" en las leyes, no un borrado de la mujer en sí -a no ser que hablemos de un genocidio-). El llamado "borrado del género" sí sería más viable, si bien entiendo que no es lo que persigue el transactivismo mayoritario: al contrario, lo que defienden es que sea posible la clasificación legal a voluntad en determinado género (es decir la permanencia del "género").

Sobre si son pacíficos estos temas en las organizaciones realmente existentes: hay polémica en el PSOE (ha trascendido que Carmen Calvo se opone a determinados aspectos de la llamada "ley trans") y al menos en mi federación de IU me consta que ha habido debate el pasado día 6 de junio para marcar posición al respecto de la llamada "ley trans" (así lo ponía la convocatoria a la jornada: "sentar las bases para concretar una propuesta política propia", es decir que el posicionamiento está sujeto a debate).

Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6385
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Ence » 02 Sep 2021, 14:37

Esto de Disney Plus marcándose un Canal Historia haciendo cosas nazis no lo vi venir. Me ha recordado al debate que tuvimos por este hilo :lol:
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Ojeda
Venerable anciana recordando viejos tiempos
Mensajes: 1609
Registrado: 21 Oct 2010, 15:59
Ubicación: República Democrática de Sevilla Oriental

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Ojeda » 02 Sep 2021, 16:10

El National Geography, es del grupo Disney.
¿Ser virus ó terapia?, esa es la cuestión.
Fdo. erchapu

Kaneda
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3570
Registrado: 07 Abr 2007, 21:01
Ubicación: Asturias

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Kaneda » 03 Sep 2021, 11:34

Me cambié de compañía de teléfono hace poco y con la oferta en cuestión me "enjaretaron" un paquete de canales, entre ellos estaba el canal "National Geographic": pensé que iba a ser un canal de documentales de animales y...el otro día haciendo zapping acabé en ese canal y me acabé comiendo como, no sé, dos horas de "el ascenso de los nazis".

Tengo que decir que estaba bastante bien: habían restaurado y coloreado las grabaciones.

Beticomunista
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3862
Registrado: 11 May 2009, 16:33

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Beticomunista » 04 Sep 2021, 15:05

National Geographic es más de derechas que el canal de historia, que igual es hasta del mismo grupo.

Tampoco creo que descubra nada.

stratokaster
Presidente del Soviet Supremo
Mensajes: 3549
Registrado: 19 Oct 2007, 12:53

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por stratokaster » 04 Sep 2021, 16:34

¿El prólogo de Yolanda al Manifiesto Comunista es marxismo de derechas?
"Tal vez solo haya una revolución. Desde siempre. La de los buenos contra los malos... "

Ence
Dictó el Capital a Marx y Engels
Mensajes: 6385
Registrado: 08 Dic 2008, 23:40

Re: Marxismo de derechas

Mensaje por Ence » 04 Sep 2021, 19:29

Aquí el texto completo para no tener que registrarse en El País:
Yolanda Díaz escribió:El pensamiento de Karl Marx parece escrito, con tinta indeleble, sobre el viento de la Historia. Reaparece siempre, en los contextos de crisis económica y social, con toda su lucidez y su capacidad de estimular la reflexión. Su mirada sobre los mecanismos de la producción capitalista sigue arrojando comprensión y luz sobre los principales problemas de nuestro mundo y de nuestro tiempo.

Hay muchos marxismos en Marx, muchas refutaciones y rescates. Ópticas poscolonialistas u ortodoxas, visiones que condenan su sesgo patriarcal o que celebran su relación con la naturaleza y el medio ambiente. En cualquier caso, como teórico social, Marx desbarató los esquemas ideológicos de la clase burguesa, del capitalismo, reventando las costuras y trampas de su lenguaje y, a la vez, de su capacidad de dominar.

En Galicia utilizamos el sintagma “mover os marcos” para referirnos a una práctica severamente condenada, que consiste en alterar, con nocturnidad y alevosía, las lindes y marcas físicas que rodean un terreno o una parcela agrícola. A veces esos marcos no existen físicamente: ha desaparecido la piedra, el árbol, o se ha secado el pequeño arroyo que delimitaba la propiedad. Pero esa sabiduría ancestral de la frontera pervive en la memoria oral, casi en el inconsciente colectivo.

Marx y Engels, en El manifiesto comunista, movieron los marcos invisibles del pensamiento occidental. A la vista de todo el mundo, a plena luz del día. Ambos abrieron una nueva conversación. Con un espíritu tan esperanzado como revolucionario, trastocando convenciones y denunciando injusticias atávicas.

Marx ha sido caricaturizado y simplificado en innúmeras ocasiones. El mismo lenguaje que él contribuyó a desmantelar le ha jugado malas pasadas. Las traducciones, por ejemplo, realizadas a lo largo de los años sobre el original alemán, han instituido sintagmas y lugares comunes, como el de “dictadura del proletariado”, que no se corresponden con el sustrato exacto de sus tesis.

También sus metáforas han opacado, en ocasiones, las categorías a las que aluden.

El manifiesto comunista es un texto de propaganda, político, convendría no olvidarlo. Y, sin embargo, sorprende en él su alma literaria, su estilo límpido, asertivo, en el que se transparentan las cuatro manos de dos amigos, entrelazando sus juicios y sus anhelos. Es un texto fraternal, no sólo por su factura compartida, sino también por su carácter de carta abierta a la humanidad y a las clases trabajadoras.

Marx, conocedor y hablante de varios idiomas, leía habitualmente a Homero, a Shakespeare y a Cervantes. También a Dante. Declamaba pasajes enteros de La divina comedia, una devoción compartida con Engels, que homenajeó al poeta en el prólogo a la edición italiana de El manifiesto comunista, en febrero de 1893: “¿Nos brindará Italia a un nuevo Dante que anuncie el nacimiento de la edad proletaria?”, se pregunta Engels. Y a Balzac, cómo no. Marx admiraba su capacidad de prospectar en lo más profundo del alma humana y de las transformaciones sociales de su tiempo.

El yerno de Marx, Paul Lafargue, autor de aquel visionario ensayo, El derecho a la pereza, citó en determinada ocasión la predilección del viejo Karl por una obra del escritor francés, La obra maestra desconocida, en la que el filósofo de Tréveris se veía milagrosamente reflejado. Decía Lafargue: “En esta obra un pintor genial se atormenta de tal forma por el deseo de reproducir las cosas tan exactamente como se reflejan en su mente, que pule y retoca su cuadro una y otra vez hasta que al fin resulta que no ha creado sino una masa informe de colores, la cual sin embargo representa a sus ojos velados la más perfecta reproducción de la realidad”.

Quizás a través de ese mismo prisma, el de una obra en perpetuo crecimiento y transformación, sea más apropiado abordar, hoy día, la lectura de El manifiesto comunista de Marx y Engels. No como un dogma estático, imperturbable, monocolor, anclado en su propia razón, sino como una clave interpretativa, tan borrosa como exacta, que nos permite pulir y retocar, una y otra vez, nuestra visión del mundo y de las cosas.

En este sentido, El manifiesto comunista es uno de esos libros mágicos e inagotables, nacidos para perdurar, que consiguen retratar la realidad y, al mismo tiempo, transfigurarla. Creo que Marx y Engels fueron, ellos mismos, conscientes de la condición procesual de su obra, o por lo menos de la impredecible variabilidad de una ecuación, que, en nombre del comunismo y de un ideal revolucionario, se resuelve con la derogación de las verdades eternas y la conquista de una democracia genuina. Así se ha ido reflejando en los diferentes prólogos a las ediciones internacionales del libro: un juego de muñecas rusas que esconde, en su interior, los subtextos y paratextos que lo conforman.

Aproximarse, con este prefacio, a esa genealogía interpretativa es, además de una responsabilidad, un orgullo, encarnado en un profundo respeto y admiración por las voces y las aportaciones de Marta Sanz, Wendy Lynne Lee, José Saramago, Santiago Alba Rico, Iván de la Nuez y José Ovejero, al cargo de la edición y de la traducción.

José Mesa y Leompart, al frente de La Emancipación de Madrid —semanario en el que también participó el ferrolano Pablo Iglesias— fue, en 1872, el autor de la primera versión de El manifiesto comunista publicada en España. Ese texto no procede directamente del original alemán sino que atravesó, previamente, el francés y el inglés para llegar a nuestro idioma.

La redacción de El Socialista, en la calle Hernán Cortés, número 8, de Madrid, vio nacer, en 1886, otra de las primeras ediciones de El manifiesto comunista en España. El edificio no existe ya y nada, en esa estrecha vía, perpendicular a la calle Fuencarral, sitúa en aquel lugar el origen de la proclama solidaria de Marx y Engels. Reivindicar tal memoria es una tarea política, al parecer impensable en una capital amnésica, cuyos gobernantes no han dudado en retirar del espacio público las placas y honores al socialista Francisco Largo Caballero.

Conmueve pensar en aquellos primeros ejemplares, hojas de papel, volando de mano en mano, guardadas, como oro en paño, bajo el uniforme de trabajo o en los pliegues de una falda. Palabras grabadas para siempre en las pupilas y en los corazones de aquellas mujeres y aquellos hombres cuya esperanza nos debe aún hoy interpelar, pues su esperanza es, al fin y al cabo, la misma que la nuestra.

El “tiempo del ahora”, afirmaba Walter Benjamin, es ese momento concreto en el que el pasado colisiona con el presente y resurge en él. Quizás como esa gran ola que se gesta lejos de la orilla, donde no alcanza la vista, en el medio del mar, y que acaba por romper en la roca bajo nuestros pies. Ahora.

Esta nueva entrega del Manifiesto es, en ese sentido, un acto de memoria y de redención, que se suma, felizmente, a la conmemoración este año del centenario del Partido Comunista de España. Un PCE, fundado en 1921, que sufriría, a lo largo de su convulsa vida, guerras, represión, exilio y clandestinidad.

En todo ese tiempo, El manifiesto comunista ha continuado desarrollando su carácter programático, al compás del siglo, de las crisis económicas globales y de las grandes revoluciones. Enfrente ha estado siempre el capitalismo, en cualquiera de sus diversas y voraces mutaciones, dispuesto a fagocitar, corromper y desintegrar la misma realidad que lo constituye, pero sin poder escapar nunca a las teorías de Marx y al poder transformador de este texto. Un libro que nos habla de utopías, encriptadas en nuestro presente, y en el que late, hoy como ayer, una tan vital como apasionada defensa de la democracia y la libertad.
Quitando la chorrada final y alguna pedantería, me parece un texto correcto. Los problemas con esta mujer no tienen nada que ver con su capacidad literaria.
"En Zamora, la encrucijada del Mundo, encontrarás lo que buscas. Sí"

Que no, que no, que no nos representan.

Responder