Magnífico artículo sobre el Ché de Javier López CCOO-Madrid

Foro abierto a simpatizantes y militantes de IU para debatir y opinar sobre la actualidad política y los temas que nos interesan.
Barrabás
Currando en trabajos basura
Mensajes: 360
Registrado: 26 Jun 2006, 19:13

Magnífico artículo sobre el Ché de Javier López CCOO-Madrid

Mensajepor Barrabás » 18 Oct 2007, 18:03

Me ha llegado un artículo del compañero Javier López, brillante como todo lo que suele escribir, siempre tan contundente y tan medido al mismo tiempo.

De tu querida presencia

Por Javier López, secretario general de CCOO de Madrid



Ernesto Guevara, al que todos llamaban Ché, anda recibiendo estos días homenajes, recuerdos, reconocimientos y hasta críticas y varapalos de muchas gentes en muchos lugares y de muchos medios de comunicación. Hasta algunos, en estos días, eluden recordar al guerrillero muerto a balazos el La Higuera (Bolivia),hace ahora 40 años, mientras que otros recuerdan tan sólo la imagen de quien, según ellos, se ha terminado convirtiendo en un icono mediático del capitalismo que combatió.

Vivimos tiempos en los que desterrar la violencia se ha convertido en un valor esencial para la humanidad, aunque en nombre de la erradicación de la violencia se cometan los más atroces actos de violencia, ya sea en Irak, en Guantánamo, en Chechenia o en Colombia. Tal vez por eso algunos prefieren obviar la imagen del guerrillero, cargada de sentimientos encontrados en nuestros días.

Días en los que hay quienes se niegan a hablar de eso que se ha venido en denominar memoria histórica y que no es otra cosa que reconocernos en un pasado en el que no queremos volver a conocernos. Días en los que los violentos sucesos del 2 de Mayo de hace 200 años, tras los cuales se desencadenó unas nueva espiral de violencia y contraviolencia del que los Desastres de la Guerra de Goya son pálido reflejo, quieren ser presentados como el momento fundacional de la “nación española”. Días en los que la inminencia de la sentencia sobre el Juicio del 11-M nos traen a la memoria negros recuerdos recientes. Días en los que, de nuevo, el terrorismo vuelve a sembrar de inquietud y dolor las calles de nuestras ciudades.

Los seres humanos somos el producto de nuestro tiempo y de una decisión de vivir nuestro tiempo. Cargamos todo el dolor y las alegrías del tiempo que nos toca vivir. Somos carne viva de las contradicciones a las que nos aboca nuestra historia. A la luz de nuestros días, el Ché ha envejecido bien. No es su fusil, ni su pistola al cinto, los que han pervivido en las camisetas de los jóvenes, ni en el recuerdo de las gentes. Esa imagen de Alberto Korda, tomada con su vieja cámara Leica, a pocos metros de distancia, durante una tarde invernal en la que los cubanos despedían a las víctimas del sabotaje perpetrado por la CIA al barco francés La Coubre, dinamitado en el puerto de La Habana, es el icono que ha pervivido en nuestras memorias para siempre. Esa imagen y la foto del Ché, muerto, con los ojos abiertos, rodeado de militares, en la escuela de La Higuera.

Atrae del Ché su temprana muerte que hace que algunos tengamos hoy más años que él en el momento de su muerte. Atrae la idea de un jóven que quiso conocer América Latina a lomos de una motocicleta y que se rebeló contra lo que vió. Argentina, Guatemala, Méjico, Cuba, el Congo o Bolivia, son sólo etapas de la misma rebelión personal contra un imperialismo que consideraba América Latina como el patio trasero donde actuar impunemente esquilmando riquezas y esclavizando vidas. Atrae un hombre, como todos y cada uno de nosotros, pero fiel a sí mismo, incluidas sus contradicciones, hasta el final. Atrae que sobre los incentivos materiales se empeñase en hacer prevalecer los incentivos morales, el bien común y la solidaridad. Atrae esa voluntad que se impone sobre las limitaciones físicas de su asma crónica, para fumarse un puro y afrontar los retos de cada día en Sierra Maestra, cortando caña de azucar o al frente del Ministerio de Industria. Atraen sus fracasos congoleño y boliviano en el intento de hacer nacer un Vietnam, dos Vietnam, tres Vietnam contra el imperialismo.

Atrae su vocación de vivir y morir con el pueblo, con su pueblo, con todos los pueblos que sufren, como si el mundo se dividiera en dos patrias: los que sufren son mi patria, los que explotan mis extranjeros. Esa vocación y convicción que le lleva a espetar a uno de sus colaboradores, Oltuski: “¡Qué comemierdas eres! ¿Así que tú crees que podemos hacer una revolución a espaldas de los americanos? Las revoluciones verdaderas hay que hacerlas desde el primer momento y que todo el mundo sepa cómo son, porque hay que ganarnos al pueblo. Una revolución de verdad no se puede disfrazar”.

En Cuba escucharás hablar bien y mal de Fidel, de la Revolución, del trabajo, de la vida, de los funcionarios. burócratas Nadie te hablará mal del Ché. Cuarenta años después de su caída en La Higuera, su memoria sigue siendo tan joven, atractiva e incómoda como siempre. Tan políticamente incorrecta. El año que viene cumpliría 80 años, pero murió antes de los 40. Aquí se queda la clara/ la entrañable transparencia/ de tu querida presencia… Hasta siempre, comandante.

Volver a “Foro General”

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: No hay usuarios registrados visitando el Foro y 12 invitados